Domingo de Ramos: Procesión del Triunfo

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Artículo del poeta Enrique Fernández Morales

Revista Conservadora No. 114

La liturgia de este día conmemora la entrada triunfal de Nuestro Señor en Jerusalén. Antes de la misa mayor se verifica la bendición de las palmas una de las más solmenes de la liturgia, y que llevadas durante la procesión, son luego devotamente colocadas en las casas en forma de cruz, sobre camas, puertas y ventanas, para librar a sus moradores de daños espirituales y temporales.

Las granadinas con vieja y merecida tradición de elegancia lucen hoy sus primeros estrenos, y las iglesias se apretujan de gente.

Era de rigor en anteriores años, que los muchachos que hasta muy entrada la adolescencia usaban pantalones chingos, (cortos, a la rodilla) se pusieran este día sus primeros pantalones largos.

La venerable imagen de Jesús del Triunfo, una de las más antiguas de la ciudad, es llevada con capa y nuégano (sombrero de teja) de color morado, para la primera misa de la madrugada y sentada en un sitial en el presbiterio. Después de la misa de 8 de la mañana la burriquita, domesticada y preparada para su sagrada tarea, y lujosamente enjaezada con arneses de plata, es conducida hasta el presbiterio donde montan en ella la sagrada imagen y se organiza la procesión.

Adelante los acólitos con la cruz alta, luego doce niños con túnicas y nuéganos simbolizando los doce apóstoles, después va la imagen de Jesús montada en la burriquita, rodeada por los turiferarios, y llevada de la brida por algunas personas de relieve de la ciudad; cierran la marcha el preste y sus ministros, y la banda de música que va tocando marchas durante el trayecto.

El recorrido es todo en la calle Real saliendo de Xalteva y entrando a la Catedral. (continúa mañana).

Procesión del Triunfo…

Antiguamente esta procesión tenía tal importancia que había legislación especial sobre ella. Asistían los dos municipios en cuerpo. El alcalde de Xalteva llevaba la brida al salir del templo y la entregaba al alcalde de Granada, que con todas las autoridades la esperaba en una enramada que para el efecto construían frente a la casa que fue de la señorita Matilde Jarquín.

Muy comentado fue el rechazo que de este honor hizo un alcalde de Granada, don Roberto Lacayo el año de 1880, según refiere don Enrique Guzmán en su Diario Íntimo.

En la Catedral la puerta mayor estará cerrada y después de golpear tres veces con la cruz alta y entonar el himno GLORIA LAUS, se abrirá la puerta de par en par y entrará la procesión hasta el presbiterio donde la imagen de Jesús es apeada y sentada en un sitial para dar comienzo a la Misa Pontifical.

La venerable imagen de Jesús del Triunfo, de inmemorial historia, fue librada del incendio de Walker por doña Mercedes O´Connor, esposa de don Pascual Bailón Mayorga, a cuya familia conocían por este motivo como los bailones, y en personas de esa parentela ha venido sucediéndose su tenencia y mayordomía hasta llegar doña Brenilda Lejarza de Mejía, que sucedió a su padre don José Jesús Lejarza.

Por desavenencias y malos entendimientos entre esta dama y el Obispo Monseñor García y Suárez, la venerable imagen se ha visto privada de su culto tradicional durante varios años, habiendo la Curia importado una nueva imagen de cartón piedra, que reemplaza a la antigua en la procesión, pero no en la devoción de los granadinos.

Procesión de San Benito

Durante la noche del Domingo de Ramos se verificaba antiguamente la procesión de San Benito de Palermo, santo que probablemente logre introducirse en la Semana Santa por su filiación franciscana, ya que fueron los franciscano los que instituyeron los usos y costumbres de nuestra cristiandad.

Igual costumbre perdura en León, este mismo día, saliendo de la iglesia de San Francisco. Fue mayordoma de esta procesión durante muchísimos años, la señora Salvadora Fuentes, hermana o prima de Jacinto Fuentes; mayordomo del Señor Resucitado. En nuestra ciudad ha sido suprimida por la moderna legislación diocesana.

La imagen de San Benito de Palermo, que permanece siempre en Guadalupe, iglesia de origen franciscano, muestra al Taumaturgo NEGRITO de rodillas, con un crucifijo en una mano y unas disciplinas en la otra, símbolo de su austera penitencia.

Como casi todas las imágenes franciscanas antiguas, viste hábito de color azul, en devota señal de la inquebrantable devoción de la orden Ceráfica al Ministerio de la Inmaculada Concepción de María.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies