3 agosto 2021

Vigilante Municipal habla del tremendo susto que pasó al colapsar techo del San Juan de Dios

Rigoberto Garcia, vigilante municipal


Granada, Nicaragua
Sábado 05 Octubre 2013
Augusto Cermeño
 
Rigoberto Garcia, vigilante municipalEl vigilante Municipal Rigoberto García, nos narró los momentos de horror que vivió cuando se desplomó el techo de la entrada principal, interior, del viejo edificio de lo que fue el Hospital San Juan de Dios.
 
Rigoberto dijo que estaba en la puerta de salida aludida invitando a salir a un par de sujetos que se proponían sustraer piezas de madera fina que están acumulados en un pasillo del edificio, muy cerca de la salida.
 
En ese momento, sintió que se le vino el mundo encima, cuando llovían ladrillos cuarterones a los lados, y por la gracia de Dios ni un solo ladrillo le cayó en la cabeza, lo que hubiera resultado fatal para el vigilante.
 
Luego se hizo visible que el techo colapsó. El vigilante se vio rodeado de polvo que flotaba en el ambiente, muy traumado por el susto, de modo que no escuchaba cuando lo llamaban preguntándole si estaba bien.
 
Poco tiempo después reaccionó, despertó, escuchó a las personas que lo estaban llamando y lo sacaron cojeando del lugar. En medio de esa lluvia de ladrillos,  desechos de talpuja y cal Rigoberto solo fue alcanzado por un pedazo de ladrillo que rebotó en el piso y le impactó en el ojo del pie derecho. Rigoberto aún anda cojeando.
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies