19 enero 2022

Vigilante del Gallo mas Gallo se suicido el último día del año

 

Granada, Nicaragua
Domingo 05 Enero 2014
Marlene Urbina
 
Como suicidio calificó la Policía Nacional la muerte de un TPF que cuidaba las instalaciones del Gallo mas Gallo.  El ciudadano decidió irse con el año viejo a las 6 y media de la mañana del 31 de diciembre 2013.
 
El subcomisionado Juan Cerda indica que recibieron una llamada informando que el vigilante Roberto Jerónimo Martínez Urbina, de 49 años yacía fallecido con un disparo de arma de fuego.
La Policía se dirigió al lugar ubicado en calle El Comercio y encontró a Roberto Jerónimo sentado en una silla metálica y cerca del pie izquierdo un revolver calibre 38, marca Taurus, serie PJ455785, propiedad de la Empresa SVN (Servicios de Vigilancia) para la que laboraba el ahora occiso.
 
El equipo técnico de la Policía Nacional examinó el cadáver que presentaba un disparo de entrada en la tetilla izquierda y orificio de salida en la línea media de la columna vertebral.
 
La policía encontró en la mochila del fallecido una botella comenzada de aguardiente Mombacho y la portación del arma. La esposa del ahora occiso, Blanca Nubia Gutiérrez, de 29 años, dijo que éste andaba ingiriendo licor desde el 24 de Diciembre y que trabajaba a la Empresa SVN quien le brinda protección a  Almacenes Tropigas, ubicado contiguo al Gallo más Gallo.
 
El cuerpo de Roberto Jerónimo fue entregado a su esposa. El domicilio del ahora occiso era en El Pantanal, del Tanque 25 varas al lago, 15 varas al norte.
 
 
 
Bebedor consuetudinario fallece por ataque cardíaco, andaba de farra desde el 24 de diciembre pasado
 
EL segundo día del mes de enero 2014, una familia perdió a uno de sus miembros, un bebedor consuetudinario que ingería licor desde el 24 de diciembre recién pasado.
 
La señora Corina Auxiliadora Alvares Medina,  da el aviso a la policía. Según Corina, el dos de enero como a eso de las 9 y media de la mañana, Oscar Israel Medina Dávila, de 34 años, estaba en su habitación y aún no despertaba, no se movía, y tenía los labios morados, por lo que optaron por llamar a una enfermera quien examinó el cuerpo y dijo que estaba fallecido.
 
Oscar Israel Medina Dávila, era divorciado y desempleado. El subcomisionado Juan Cerda dice que el cadáver no presenta signos de violencia.
 
El forense, doctor Noe Campos informó que Oscar falleció por un infarto. El ahora occiso residía del centro de salud de pancasan 75 varas al oeste y 50 varas al norte. 

Noticias de Interés

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies