31 julio 2021

Vendedores ambulantes y algunos dueños de negocios siguen viendo con malos ojos el corte fitosanitario y ornamental de árboles en el Parque Central

Corte ornamental y sanitario de arboles en Parque Central

 

Granada, Nicaragua
Sábado 21 Septiembre 2013
Augusto Cermeño
 
Corte ornamental y sanitario de arboles en Parque CentralLos vendedores ambulantes y propietarios de negocios del Parque Central siguen viendo con malos ojos el corte fitosanitario y ornamental de los árboles del Parque Central. Las autoridades insisten en la urgencia de las labores culturales para salvar estos pequeños pulmones de la ciudad, darles mayor fortaleza y belleza a la vista del turismo.
 
La verdad es que son los vendedores los que más están quejándose, pero esa labora tiene sus resultados positivos que se pueden ver en los árboles a los que se les dio el mismo tratamiento hace más de diez años, en el sector de la Plazoleta de Los Leones.
 
Los laureles de la India están muy bonitos, con una forma definida, con uniformidad y belleza que es perceptible a la vista de todos. La ingeniera Celia González, jefa del Departamento de Ornato en la Municipalidad, pide a las personas inquietas que tengan un poco de paciencia y que con el pasar de los meses verán los resultados, igual que en la Plazoleta de Los Leones.
 
Dijo que hasta ahora, hay en el Parque Central 68 árboles, de los cuales 50 laureles de la India están infestados con un parásito denominado Castenewen, cuyas semillas son depositadas en las ramas de los árboles por las aves que defecan y dejan las semillas inseminadas que germinan y se reproducen.
 
Indicó que esos parásitos son plantas Epífitas (parásitas) “que se alimentan de la corteza del árbol”. Además, dijo que esta planta cubre las hojas, “impidiendo que se dé el proceso de fotosíntesis. Las plantas se alimentan de luz y respiran por las hojas”.
 
Al final de este proceso infeccioso, el árbol termina seco, según la ingeniera González. Durante las labores que realizan en el parque han encontrado 3 árboles secos: dos de mango y una de eucalipto cargado de comején, con el corazón hecho polvo.
 
Sobre los desechos que dejan los que andan realizando la poda, dijo que las ramas las pide la gente y se les da, solo que deben buscar su propio medio de transporte. Las hojas las levan al basurero La Joya, donde las secan y las entierran para que no infecte otros árboles.
 
Vendedores y vendedoras dañan plantas
 
La ingeniera González, se quejó que en el Parque Central Colón, las mismas vendedores maltratan las plantas con sus ventas que “ponen encima de las jardineras y se sientan causando daño. Ven a los vigilantes como enemigos porque les llaman la atención. También meten clavos a los árboles, obstruyen las maceteras y amarran mecates y cadenas”.
 
También se vieron casos de faroles que son usados para amarrar bicicletas y en algunos casos los usan algunos artesanos, frente al costado norte de Catedral, para amarrar hamacas, como exhibidores.
 
Sobre el uso de los basureros, la ingeniera González nos manifestó que los están usando como propios y que existe una Ordenanza Municipal que les orienta llevar sus propios depósitos de basura, de modo que los basureros son para los transeúntes y turistas que circulan por el parque.
 
Lamenta que un propietario de kiosco, frente a la mansión Pellas, este usando los árboles para colocar lavamanos, aunque el lavamanos no esta pegado al árbol, pero, según explicó González, se crea mucha humedad al pie del árbol y existe la tendencia a que se pudra por exceso de agua.
 
Dijo que luego de la rasurada a los árboles, les están untando una pasta de cal como fungicida. Informó de 18 tragantes que están taqueados de tierra y basura, impidiendo el drenaje normal de las aguas pluviales del parque. Estos tragantes serán destaquiados después de arreglar la pila de “La Fuente del Amor”.
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies