18 junio 2021

Triste historia de dos ancianitos enamorados

Tomad de La Gente

Por Libeth González

9 Mayo 2021

Para los ancianos Ana Esperanza Urbina y Esdelio Antonio Talavera Rodríguez enamorarse en el Asilo Santa Lucía de la ciudad de Estelí, les costó ser expulsados del lugar, pues eso viola las reglas y el rechazo de su familia.

La pareja vive un verdadero calvario y humillaciones, porque buscaron el apoyo de la hermana de don Esdelio pero ella los lanzó a la calle, porque supuestamente su relación es una “sinvergüenzada” porque son discapacitados.

Los viejitos están durmiendo en casa de una vecina desde hace varios días, pese que la propiedad donde vive la hermana es de don Esdelio porque la madre de ambos se la heredó al morir por ser discapacitado.

Las autoridades competentes están investigando el caso para resolverlo. Miientras, Ana Esperanza y Esdelio piden el apoyo de la población porque necesitan cama, colchoneta, ropa de cama, provisión y dinero para la compra de medicinas.

Cualquier ayuda será recibida del Aserrío Ulises Blandón, dos cuadras al norte, dos y media al Este, barrio Villa Esperanza de Estelí o puede llamar al teléfono celular 89370685.

Comentario de La Verdad

Es una crueldad, falta de sensibilidad humana, una discriminación a los ancianos y ancianas en este país que proviene de una falta de conciencia y, como diría Rosario Murillo, falta de amor por nuestros mayores; que son los que un día criaron, educaron y vistieron a quienes ahora los rechazan por un lado. Y resulta increíble que los hayan expulsados a la calle por una institución que se supone, y así es, deben atender a las personas que están en el otoño de sus vidas.

Ahora, nos llama mucho la atención que los familiares mas cercanos (hermana) de don Esdelio los rechazaron, negandole su derecho a amarse, a ser feliz, a tener una vida juntos en sus últimos días, considerando esta señora que su relación es  una “sinvergüenzada”.

La hermana de don Esdelio según el trabajo periodístico de Libeth González, vive en la casa de su hermano Esdelio, al que esta rechazando. Es evidente que si hay justicia en este país, la que puede salir de esa casa es la hermana de don Esdelio. Por qué razón?, porque la casa es una herencia que don Esdelio recibió de su madre según el reporte periodístico de «La Gente».

Gracias a Dios, la pareja de ancianos no esta durmiendo en la calle porque una vecina ha tenido más sensibilidad humana, respeto y amor por la pareja que los mismos familiares y el Asilo Santa Lucía.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies