22 febrero 2024

Trabajadores Municipales reintegrados por sentencia judicial firme, deciden mantenerse unidos. Esperan solución “para todos o nada”

Trabajadores municipales conversan con el alcalde


Granada, Nicaragua
Por: Augusto Cermeño
 
Trabajadores municipales conversan con el alcaldeLos trabajadores Municipales reintegrados por sentencia judicial firme, se pusieron de acuerdo, la mañana del jueves 11 de noviembre 2010, en mantenerse firmes en su lucha hasta que los 19 empleados públicos sean reintegrados y les paguen sus salarios caídos.
 
De esta forma, queda sin valor la gestión realizada por 7 trabajadores, que el Alcalde entregó en lista al doctor Alvaro Leiva, asesor legal de los trabajadores, en representación de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).
 
El único trabajador que se retiró de la reunión, en el Palacio de Cultura Joaquín Pasos, es Manuel Peña, quien podría aceptar los términos planteados por el Alcalde Eulogio Mejía para el reintegro.
 
El Alcalde Mejía Marenco esta dispuesto a reintegrar a 7 trabajadores, pagar salarios caídos, pero de acuerdo al código laboral y “en abonos suaves”, pagar el treceavo mes pendiente y el de este año. Esto no es aceptado por los trabajadores que se sentaron con el Alcalde y dijeron que llevaran la lucha “hasta el final, con el resto de trabajadores”.
 
Decisión: “O todo o nada”
 
Lic. Alvaro Leiva, de la CPDH, reunido con trabajadores reitegrados judicialmenteEl doctor Alvaro Leiva, informó que “se ha llegado a la decisión de: O todo o nada. El planteamiento es el cumplimiento de las 19 sentencias judiciales firmes, de los 19 servidores públicos municipales”.
 
Dijo que están pidiendo “al Señor para ilumine al señor Alcalde Eulogio Mejía, y que realmente tenga la sabiduría para que pueda tomar una decisión de sentarse con sus trabajadores y darles un mensaje de conciliación al pueblo de Granada y a la comunidad nicaragüense”.
 
Mairena considera positivo limar asperezas
 
Juan Carlos Mairena, destacó como algo muy positivo en la reunión del 11 de noviembre, fue “el limar asperezas en el grupo de los 19 trabajadores”.
 
Dio expresiones auto críticas al decir que algunos de ellos “somos una gasolina de avión. Muchos de nosotros estamos ahí y tenemos un comportamiento grosero. En mi ha pasado. Tengo carácter fuerte, no me gustan las bandidencias y entonces las digo fuerte y los compañeros que no están acostumbrado a esa situación se siente como golpeaditos”.
 
Juan Carlos ve las cosas con una sencillez increíble, al manifestar que después de limar asperezas, se vio la necesidad de “llevar las cosas hasta el fondo, llevar el dinero que tenemos ahí a nuestras casas”.

 

Noticias de Interés

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies