21 febrero 2024

Taxistas terminan cediendo derechos a usureros para conseguir prestamos y renovar unidades Pagan al diario y es poco los que les queda para vivir

Juan Carlos Bermudez


Granada, Nicaragua
Por: Augusto Cermeño
 
Juan Carlos BermudezMuchos obreros del volante, para hacerse de un carro nuevo y dar un mejor servicio, se ven obligados a ceder derechos de concesiones a los usureros, los que se quedan con las pocas ganancias que sacan de un trabajo bastante pesado.
 
De eso nos enteramos al conversar con el licenciado Juan Carlos Bermúdez, Director de Transporte Municipal, luego de atender un caso, precisamente de cesión de derechos de un taxista al prestamista.
 
Granada, según Bermúdez, “tiene unos 7 prestamistas usureros” de los que no menciona a nadie en particular “por ética”. Dijo que las cesiones de derechos se pueden hacer, “de acuerdo al artículo 188, inciso “b” del Reglamento 42-2005 de la Ley General de Transporte, que establece cambio de titular”.
 
Agrega que el procedimiento es hacer una solicitud “para ceder sus derechos a “x” persona. Lo hacen cuando no tienen capacidad de cambiar su unidad”.
 
Bermúdez, dijo que en el caso del taxista que el sábado 2 de octubre estaba tramitando una concesión de derechos ante la oficina de Transporte Municipal, se le advirtió de los riesgos que corre “sin incumple con los pagos”.
 
Si le incumplen al prestamista, el problema es que finalmente el usurero se queda con todo: con el dinero captado, con el carro y la concesión del taxi. Esto apunta hacia un monopolio de los usureros de las unidades de taxis que circulan en Granada.
 
Pecan sobre advertidos
 
“Nosotros les advertimos de las consecuencias de hacer este tipo de transacción. Porque ellos no hacen el trato como una escritura de préstamo o de depósito, lo que hacen es una cesión de derechos concesionario total, al que le da plata para que ellos compren su vehículo”, explicó Bermúdez.
 
Eso de enajenación no es otra cosa que “venta total de la concesión. Ellos ceden su derecho a los prestamistas y cuando ellos no cumplen sus obligaciones, el prestamista lo que hace es venderlas a un tercero”.
 
La maniobra la hacen poniendo a nombre de un tercero la concesión, la venden, “el prestamista recupera su plata y deja a pie al concesionario”, concluye Bermúdez.
 
El alto funcionario municipal ha sido cuestionado, en el sentido de trabajar en beneficio de los prestamistas usureros de Granada. Sus declaraciones, sustentadas en la Ley de Transporte, salen al paso a los cuestionamientos aludidos.

 

Noticias de Interés

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies