7 diciembre 2021

Taxistas dilleros logran persuadir a “piratas” de no salir a las calles, pero…

Departamentales

Granada, Nicaragua

Por Augusto Cermeño

IMG_0290
El taxi color blanco circula sin problemas en la calle Real de Xalteva. Foto tomada desde un taxi legal.

Los taxistas «dilleros» lograron persuadir a los “piratas” de no salir a las calles. Estos parece que se reproducen más y más, superando ya las 200 taxis piratas que andan en las calles de Granada. Llegan de todas partes y cada quien, el que se consigue un carro nuevo o viejo, se lanza a las calles en pos de lograr alguna ganancia.

Los taxistas dilleros o cadetes, salieron en protesta el jueves pasado, luego de una reunión que se dio a las 3 de tarde, según anuncio hecho por varios organizadores, entre ellos el licenciado César Castillo. Los dilleros se lanzaron a una protesta en la que salieron perjudicados, al menos, tres unidades, y el pirata Erwin Roque, conocido como “el Santa Claus Nica” salió golpeado por onda expansiva de mortero y fue directo al Hospital. Un taxista dillero dijo que Roque adoptó una actitud provocadora y que había sido prevenido por su hermano, conductor de taxi legal, de que no saliera con su carro porque habría actividad de protesta. El mismo taxista dijo que los “piratas” han disminuido en su actividad.

Muchos granadinos opinaron que la protesta tienen fundamento, pero no incurriendo en dar palizas a los taxistas “piratas”.

Desorden es peligroso

Este desorden está dejando el camino allanado para que los taxistas legales piensen un poco si pagan o no los impuestos, porque el andar legal no tiene ningún valor ni es defendido por las autoridades municipales ni por la Policía Nacional.

Hemos conversado con algunos taxistas granadinos que desde ya están pensando en negarse a pagar sus impuestos, sus permisos de operación, si continua el desorden en las calles de Granada, donde cualquier toma un carro y se va a taxiar.

Escándalo de placas aún resuena

Hace unos 4 años, se dio todo un escándalo por el tráfico de placas, donde salieron perjudicados más de 60 personas que aportaron hasta seis mil dólares, por debajo de la mesa para conseguir un par de placas, un escándalo que aún se siente, dejando el problema a la actual administración.

Algunos ciudadanos que invirtieron miles de dólares, sintiéndose estafados por un grupo de concejales y hasta el mismo alcalde que fueron cuestionados por semejante actuación, algo que hasta ahora, la Alcaldía Municipal que preside la licenciada Julia Mena Rivera y los mismos concejales, no se ha aclarado ni se ha conocido el resultado de un supuesto dictamen de auditoría, del que no se sabe si existe o no existe o si lo hicieron o no lo hicieron.

La alcaldesa tiene ese baldón sobre sus hombros, de modo que puede realmente convencer a los granadinos de que, como persona honesta, honrada, no se ha dejado atrapar por actos de corrupción como es el caso de las placas.

Pero el tiempo se está acabando, y la señora alcaldesa no da visos de interesarse en el tema, ni las mismas autoridades del partido de gobierno dicen esta boca es mía. Parece que se va ir en tinieblas “la pelota”.

Para el día martes 19 de abril (2016) los taxistas programaron una nueva reunión para tomar decisiones sobre la defensa de su trabajo, de sus derechos como taxistas que ejercen su labor desde una posición legal, pagando todos sus impuesto y permiso respectivos.

Noticias de Interés

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies