26 octubre 2021

Tabacaleras nica demandan a la FDA de Estados Unidos

Monitoreo

Nacional

tabacalerasLa industria tabacalera de Nicaragua, en conjunto con varias organizaciones regionales de tabaco, interpuso ante una corte federal de Virginia una demanda contra la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés), por disposiciones violatorias a sus intereses que contiene una nueva reglamentación para el consumo y comercialización de cigarros que entró en vigencia en mayo pasado en ese país.

Con ello, Juan Ignacio Martínez, presidente de la Cámara Nicaragüense de Tabacaleros, admitió que 2017 se perfila como un año incierto y de dura batalla legal.

Martínez sostuvo que por ahora prefieren no hacer proyecciones sobre cómo se comportará la industria y el efecto que la normativa de Estados Unidos tendrá en el sector una vez que entre de lleno en los próximos tres años.

“Todo el próximo año va a ser de lucha legal, desde el punto de vista de demandas que tenemos en contra de la FDA, pero también con la nueva administración del Congreso esperamos que sean más receptivos a nuestras demandas”, explicó.

“La demanda fue interpuesta por nuestras asociaciones de tabacaleros y de consumidores, todos juntos en contra de la FDA”, afirmó.

En la demanda contra la FDA también participan la Asociación Americana de Puros (CAA, por sus siglas en inglés), Derechos del Cigarro en América (CRA) y la Asociación Internacional Minorista de Puros Premium y Pipas (IPCPR).

La nueva regulación establece, entre otras cosas, que el consumo es permitido a una edad mínima de 18 años y la verificación de la edad con foto, para la compra de productos de tabaco, incluso en línea. Prohíbe la entrega de muestras gratis de estos productos. Pero lo que más afectaría a la industria del puro es lo referido a plazos escalonados para la introducción de nuevos productos, ya que podría tomar unos tres años introducirlos.

¿Qué contiene la demanda?

Los tabacaleros se quejan por aspectos relacionados con las fechas límite para adecuarse a las nuevas exigencias y por la imposición de nuevos costos y montos que deben asumir las tabacaleras.

“Nosotros no nos oponemos a la regulación, de hecho convivimos con la regulación, que nos ayuda a ser mejores, a ser más conscientes y respetuosos, pero sí nos oponemos a aquellas regulaciones que imponen costos innecesarios en nuestros negocios y que, siendo demasiado altos, nosotros no podemos competir”, afirmó ayer tras anunciar el sexto Festival Internacional del Tabaco, que se realizará el próximo año.

Price trae esperanza

Y aunque Martínez reconoció que aún es prematuro saber si con la nueva administración de Donald Trump podrán obtener una respuesta positiva, el representante del sector aseguró que la propuesta de Tom Price, como secretario de Salud y Servicios Humanos, brinda un poco de esperanza a la industria.

“Sabemos que la persona que (Trump) está proponiendo como secretario de Salud de Estados Unidos es una persona anti regulatoria, de hecho es un aficionado a los puros también, lo cual es positivo, porque de alguna manera nos va a permitir que haya oídos que nos escuchen cuando transmitamos nuestras preocupaciones”, afirmó.

Buscar mercados

De lo que sí están claro los tabacaleros de Nicaragua es que es momento de acelerar la búsqueda de nuevos mercados para poder hacer frente al endurecimiento de las regulaciones antitabaco en Estados Unidos, que hasta el año pasado compraba el 80 por ciento de la producción local. Juan Ignacio Martínez, presidente de la Cámara Nicaragüense de Tabacaleros, reconoció que varias tabacaleras pequeñas que no logren ajustarse a la normativa estadounidense deberán salir del mercado.

Reducen siembra

Ante el endurecimiento de las normas del tabaco en Estados Unidos, Juan Ignacio Martínez, presidente de la Cámara Nicaragüense de Tabacaleros, dijo que desde agosto han dejado de enviar marcas nuevas de tabaco a Estados Unidos, porque ahora deben pedir permiso. “Esta industria vive mucho de sacar productos nuevos, productos innovadores, entonces eso es algo que ya estamos sintiendo”, afirmó.

Además Martínez dijo que debido en parte a la incertidumbre sobre lo que pasará con ese mercado, las áreas de siembra se redujeron en este ciclo un diez por ciento, cuya merma esperan sea compensada por mayores rendimientos por manzana.

Afirmó que por ahora los envíos han crecido un 10 por ciento, pese a que la normativa entró en vigencia en mayo pasado.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies