26 octubre 2021

Siguen Lloviendo quejas de la Clínica Provisional: es un verdadero desastre

Lorenzo Enrique Solorzano, traajador decepcionado de la clinica del INSS

 


 
*La peor pesadilla para los asegurados granadinos
*Insumos escasos, a nivel de pastillas y a veces ni eso…
*Infraestructura es estrecha y algunos servicios ofertados los pasan al Hospital Japón Nicaragua

Granada, Nicaragua
Por: Augusto Cermeño
 
Lorenzo Enrique Solorzano, traajador decepcionado de la clinica del INSSLa clínica previsional del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) que funciona en el Hospital Amistad Japón Nicaragua, es un verdadero desastre, según el usuario Lorenzo Enrique Solórzano Romero, quien después de una larga espera solo recibió un par de pinches pastillas.
 
Según las múltiples quejas recibidas, la situación de la clínica del INSS es deprimente, en un local incomodo, infuncional, algo que hemos visto con nuestros propios ojos.
 
Las limitaciones en su infraestructura son más que evidentes, cuando vemos a médicos atendiendo en los pasillos y no en un despacho donde se garantice privacidad al paciente asegurado.
 
Algunos quejosos nos han confesado que las emergencias las atienden en el Hospital Amistad Japón Nicaragua, por la falta de espacio y equipos apropiados en la clínica médica del INSS.
 
El asegurado Lorenzo Enrique Solórzano Romero, considera que “es lamentable, porque talvez uno hace lo imposible para conseguir el permiso en su trabajo para ir a la clínica, pero cuando llegamos a la realidad es bastante doloroso ver al sinnúmero de compañeros obreros solicitando algo que se esta pagando, que en la realidad no se ve…”.
 
Clínica médica del INSS es la peor pesadilla de los asegurados
 
Los insumos médicos son bien escasos, cuando logran algo, apenas alcanzan a un par de acetaminofen: “Cuando logramos tener una consulta, después de una larga espera, nos dan dos acetaminofen, cositas que se encuentran en la pulpería”, expresa Lorenzo.
 
Por otro lado, el INSS oferta las emergencias y no las están dando, las dan en el Hospital. El laboratorio es infuncional, por lo que deben usar el del Hospital, esto por la falta de insumos médicos, como son los reactivos, según han percibido los quejosos.
 
El ambiente de la Clínica Médica es el de un lugar donde la pobreza esta a nivel de indigencia generalizada. Lorenzo dice que los trabajadores en sus convenios colectivos exigen calidad en la atención y no pasar penalidades para recibir un par de pastillas.
 
Lorenzo nos manifestó que estuvo en la Clínica Médica el lunes 15 de agosto 2011, donde paso medio día para que lo atendieran. Se hace evidente la escasez de personal de enfermería y de médicos especialistas.
 
Lo peor de todo es que los recursos están, porque la Clínica Médica produce lo suficiente y más para ser súper eficientes al atender a los trabajadores asegurados, pero nadie sabe hacia donde se desvían esos recursos. El presupuesto esta centralizado y solo llega a la clínica un porcentaje mínimo de lo que ella misma genera, según logramos conocer.
 
“Los médicos quisieran hacer algo como médicos, pero la materia prima, los insumos, que necesita el paciente, brillan por su ausencia”, comentó Lorenzo. Considera que “hay pocos médicos para el volumen de asegurados”.
 
Lorenzo llega a sentirse apenado de estar en la clínica médica del INSS “a pesar de estar pagando mi seguro. Es bastante doloroso la situación en Granada con estas clínicas privadas”. El quejoso sugiere al Ministerio de Salud, “ponerle mente a esto porque nos esta lastimando a los trabajadores. Esto da tristeza, es como que estamos en Haití, da tristeza aquellas grandes filas, la pobreza que se refleja…”.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies