27 octubre 2021

Semana Santa en Nicaragua

 

(Tomado de Vianica.com)
 
En Nicaragua, país de enorme tradición y carácter fiestero, la celebración de la Semana Santa es un momento de interesantes procesiones multitudinarias, vacaciones de verano en las que se busca diversión y relax, y momento también de expresiones culinarias propias de la fecha.
 
La Semana Santa conmemora la muerte y resurrección de Jesús en las culturas cristianas, de la cuales Nicaragua forma parte. Se celebra a finales del mes de marzo o inicios de Abril, y su fecha es decidida por la jerarquía de la iglesia católica en dependencia de las fases de la luna. Así es como se desarrolla en nuestro país:

Tradiciones Religiosas
 
Las tradiciones religiosas forman siempre parte de la cultura de este pueblo de enorme folclor. Durante la Semana Santa, centenares de personas participan en procesiones inspiradas en pasajes bíblicos. Estas se realizan en todas las ciudades y pueblos, organizadas por los miembros las iglesias católicas (de hecho, la Semana Santa es el momento en que las comunidades religiosas tienen mayor actividad en el año). Las más interesantes son estas:
 
Procesión de la Burrita: En la mañana del Domingo de Ramos, un día antes del inicio de la Semana Santa, una estatua de Jesús de tamaño natural, o en su lugar un hombre con sus vestiduras y representándolo, monta una pequeña burra. Con él, sacerdotes y centenares de personas que portan, todos, hojas de palma inician una procesión que recorre muchas calles, acompañados por alegre música de filarmónicos, conocidos en Nicaragua como “chicheros”. El recorrido, que dura varias horas, inicia y finaliza en la iglesia.
 
Esta se llama la “Procesión de las Palmas”, pero en Nicaragua es popularmente conocida como la “Procesión de la Burrita” porque muchas iglesias usan burriquitas verdaderas durante ella. Este evento conmemora la entrada de Jesús a Jerusalén, cuando fue recibido por sus pobladores con ramas de palmas en las manos.
 
El Vía Crucis: La Biblia relata el doloroso recorrido de Jesús hacia el lugar de su muerte, cruz a cuestas y hostigado por soldados con látigos. Catorce veces se detuvo Jesús durante su camino a El Calvario, y todo este momento también es representado en una procesión durante la Semana Santa.

La procesión del Vía Crucis se realiza todos los viernes durante la cuaresma (40 días antes del Sábado Santo), culminando el propio Viernes Santo. En las mañanas, los sacerdotes y feligreses sacan la imagen de Jesús y recorren con ella calles del pueblo o ciudad, realizando cánticos y haciendo 14 estaciones: la procesión se detiene en catorce casas, donde se ha dispuesto un altar a Jesús; la imagen se coloca en él y la gente reza, canta y hace peticiones.

 
Cada una de las casas de las estaciones fue escogida por el sacerdote previamente, a petición de la familia residente, la cual solicita acoger la procesión como agradecimiento o petición de intervención divina.
 
El Santo Entierro: el mismo Viernes Santo en que se realiza el Vía Crucis, al caer la tarde se organiza la procesión del Santo Entierro, durante la cual se conmemora la muerte y sepelio de Jesús. Esta es una procesión bastante solemne y de sonidos graves. En las iglesias, la imagen de Cristo es colocada en un ataúd, el cual es cargado en hombros por varias personas mientras recorre distintas calles, seguido por una multitud silenciosa, que en algunos lugares del país cargan velas o antorchas. La lenta marcha es acompañada por el redoblar de tambores y el sonido de instrumentos de viento que interpretan marchas fúnebres.
 
El Encuentro: Esta es una procesión de mucha música y alegría. Desde una iglesia salen personas en procesión con la imagen de Jesús, la cual es llevada a un punto de la ciudad, hasta donde llegará otra procesión que porta una imagen de la Virgen María. Ese es el encuentro; el encuentro de Jesús resucitado con su madre.
 
Al encontrarse ambas procesiones, la gente demuestra mucha alegría con cánticos y plegarias. Luego, las procesiones vuelven con sus imágenes a sus puntos de partidas.
 
La procesión del encuentro se realiza en la mañana del último día de la Semana Santa, es decir, el Domingo Santo.
 
La Judea: Otra tradición cultural que se realiza en muchas ciudades es La Judea, que consiste en una representación teatral del camino de Jesús hacia el calvario y su crucifixión. El grupo de teatro, feligreses que año con año realizan esta interpretación, se disfraza con artesanales trajes representativos de la época: los hábitos de Jesús y los judíos, los soldados romanos, los dos ladrones. Los actores se esmeran por interpretar los últimos momentos de Jesús, según se lee en la Biblia.
 
La Judea es una labor muy seria para los grupos que las interpretan, y dedican bastante tiempo a la práctica y la confección de sus trajes. Estas interpretaciones se realizan durante los días de la Cuaresma en todo el país, como preludio a la Semana Santa.
 
Los Bautizos: los cristianos protestantes no comparten las tradiciones católicas, pero tienen sus propias celebraciones relativas a la Semana Santa. Durante esta, los cristianos protestantes de las diversas denominaciones, conocidos en Nicaragua como “evangélicos”, se trasladan en buses a balnearios. Allí, se introducen en el agua, rezan tomados de las manos y bautizan a sus nuevos miembros.
 
Tradición Morava: en Bluefields y otras ciudades y pueblos del caribe hay mucha población de religión morava. Los católicos de estos sitios festejan la Semana Santa con procesiones como las del resto del país, pero los moravos tienen actividades diferentes. La más llamativa de estas ocurre el Domingo Santo, cuando todos se congregan en los cementerios para asistir a una misa campal, además de visitar y arreglar las tumbas de sus familiares fallecidos. Es una tradición parecida a la que se realiza el Día de los Difuntos en todo el país (2 de Noviembre).
 
Tradiciones Auténticas:
 
La cultura nicaragüense es de amplísima creatividad, y cuando se combina esto a las tradiciones religiosas se obtienen celebraciones muy originales y de gran atractivo para turistas y curiosos. En vísperas de la Semana Santa o durante ella, pueden presenciarse varias de estas. ¿Perros disfrazados? ¿procesiones sobre el agua?
 
Carretas Peregrinas: dos semanas antes de la Semana Santa, al empalme Guanacaste de la ciudad de Nandaime, en el departamento de Granada, comienzan a llegar rústicas carretas haladas por bueyes. Llegan de una en una, o en grupo de varias. Llegan de diferentes sitios de Nicaragua; de Carazo, de Masaya, de Granada, de Rivas. Aquí se reúnen y llegan a ser mucho más de un centenar. Estas son las Carretas Peregrinas, alistándose para su habitual travesía.
 
El recorrido es muy lento, y tiene como motivo una fervorosa devoción religiosa. La extendida fila de carretas en procesión tarda cuatro días en llegar a su destino: el Santuario de Popoyupa, ubicado en San Jorge, Rivas, en dónde realizan una misa campal. El objetivo de los peregrinos es dar muestras de agradecimiento y fe a la imagen de Nuestro Señor del Rescate de Popoyuapa, a la que atribuyen milagros acontecidos en sus vidas. Esta tradición, según se sabe, se realiza desde hace más de un siglo.
 
San Lázaro: durante la mañana del penúltimo domingo antes del inicio de la Semana Santa, centenares de perros de todas razas, tamaños y colores se congregan en la parroquia Santa María Magdalena, en el barrio de Monimbó de la ciudad de Masaya. Más curioso aún, es que todos estos perros vienen vestidos; portan disfraces de diversos tipos, ya sea sencillos o muy vistosos. Por supuesto que estas mascotas no llegan solas a la parroquia, son traídas y acompañadas de sus respectivos propietarios.
 
Esta es la muy curiosa celebración de San Lázaro en Masaya, una de las más interesantes y extrañas del país. La gente y sus perros llegan desde temprano a la iglesia, dentro de la cual se han removido las bancas y el suelo se ha cubierto de aserrín para limpiarlo más fácilmente después de la visita de tantos cachorros y perros adultos. A las 10 de la mañana se realiza la misa en honor a San Lázaro, y los concurrentes llegan a ser tantos que mucha gente y sus respectivas mascotas deben participar en ella desde el exterior de la parroquia.
 
En esta celebración tradicional y original participan personas de Masaya y otros visitantes de diversos puntos del país. La gente llega con sus perros disfrazados en agradecimiento o petición de milagros al Santo, que piden para sí mismo, para familiares u otras personas, pero a veces también por milagros para sus mascotas. La creatividad de los concurrentes es tan atractiva, que se realizan premiaciones a los disfraces de perros más originales.
 
La participación de los perros se basa en textos de la Biblia, en la que se dice que San Lázaro era un hombre pobre con el cuerpo cubierto de llagas, al cual sólo se le acercaban los perros para lamer sus heridas.
 
Vía Crucis de las Isletas: en la comunidad de Chocote, cuyos pobladores habitan en las tantas pequeñas isletas de Granada, ocurre también un evento muy curioso y original durante la Semana Santa: la gente realiza la procesión del Vía Crucis, pero en vez de caminar, navegan; en vez de recorrer calles, surcan los canales del lago entre la isletas; y las estaciones no las hacen frente a las casas, sino frente a los pequeños muelles de 14 isletas escogidas.
 
Esta no es una tradición antigua, pero sí única en el mundo. Inició hace menos de 20 años cuando un sacerdote y la comunidad de las isletas decidieron comenzar una forma improvisada de realizar la tradicional procesión, adaptada a las condiciones de la comarca de isletas de Chocote. Hoy en día es ya una celebración habitual y cada vez más personas participan. Decenas de lanchas y pequeñas canoas acompañan a la imagen de Jesús en el recorrido, y viene gente de diferentes lugares del país e incluso del extranjero.
 
Las Alfombras Pasionarias: hace casi un siglo, una familia habitante del barrio indígena de Sutiava, en la ciudad de León, realizó una alfombra decorativa con aserrín y otros materiales de colores frente a su casa, en la calle por donde tradicionalmente pasaba la procesión del Santo Entierro en Sutiava cada Viernes Santo. La alfombra llamó la atención de los vecinos, quienes en los años consecutivos decidieron participar también, elaborando otras alfombras de colores en la calle e iniciando de esa forma una tradición creativa y única en el país. Aunque en un inicio las imágenes de las alfombras eran formas decorativa, luego sus creadores comenzaron a representar en ellas figuras inspiradas en pasajes de la Biblia, por lo pasaron a conocerse como las Alfombras Pasionarias.
 
En esta tradición anual participan muchas personas usando, actualmente, aserrín pintado. Son también muchos los que asisten todos los Viernes Santos a observar el proceso y la creación final. La tradición llegó a ser tan conocida que esa calle del barrio pasó a llamarse como “la calle de las alfombras”.
 

 

Semana Santa/ Semana Zángana:
 
Muy cierto es que el fervor religioso aflora en Nicaragua para la Semana Santa, pero no se interprete esto como que toda la población se la pasa elevando plegarias y participando de las tradicionales procesiones. De hecho, para la mayoría de los nicaragüenses estas fechas tienen un significado más mundano, menos espiritual: es un tiempo de vacaciones de verano, durante las que se busca descansar, relajarse, divertirse y “bacanalear” (hacer fiesta a lo grande); es por ello que la Semana Santa es también nombrada la “Semana Zángana” por muchos en Nicaragua.
 
Para la población en general, forma parte tradicional de la Semana Santa las visitas a los diferentes balnearios en todos los puntos del país. Tanto los habitantes de las ciudades como de las áreas rurales se dirigen durante uno o varios días a playas en el mar, el lago de Nicaragua, las lagunas o los diferentes ríos. Es comprensible, tomando en cuenta el verano tropical y sus calores extremos en esta temporada del año.
 
Generalmente, sobre todo en la región de la costa pacífica, las ciudades se observan bastante vacías durante los últimos días de la Semana Santa. En cambio, pueblos costeros generalmente despoblados son invadidos por miles de veraneantes.
 
El pequeño pueblo de San Juan del Sur es uno de los sitios preferidos por la juventud nicaragüense para “bacanalear” en Semana Santa. Miles de visitantes provenientes de distintos puntos del país llegan desde los primeros días. Los hoteles se abarrotan de huéspedes y los lugareños encuentran una buena ocasión para hacerse de dinero alquilando habitaciones en sus casas, o la casa completa. Las fiestas más grandes se realizan a partir del miércoles. A lo largo de toda la costa y en otros puntos del pueblo, los bares y restaurantes están colmados de visitantes y se instalan en la playa discotecas y escenarios en los que se presentan artistas nacionales e internacionales. En las noches (y también en el día), hay derroche de cerveza, ron y fiesta latina. En el día, la playa es escenario de concursos y competencias deportivas.
 
Aunque el bacanal es en menor escala, playas muy visitadas son también Poneloya, Jiquilillo y Miramar.
 
Tradición Culinaria: los platillos de la Semana Santa
 
La cristiandad prohíbe el consumo de carnes rojas durante la Semana Santa. Ante esta limitación y haciendo gala una vez más de su cultura creatividad, los nicaragüenses idearon desde antaño platillos que ya forman parte de la tradición gastronómica del país y que son muy propios de esta fecha. Dulces de frutas tropicales, exquisitas sopas, o gustosas preparaciones de pescados (carne blanca) se realizan en todos los poblados y ciudades de Nicaragua.
 
El tamal con queso es muy consumido durante esta fecha, así como la “iguana en pinol”. Aquí describiremos las recetas de otros tres platillos tradicionales nicaragüenses, propios de la Semana Santa: el almíbar, la sopa de queso y el gaspar.
 
El Almibar
Ingredientes
2 atados de dulce
1 docena de jocotes
1 docena de mangos maduros
1 docena de groceas
1 coco
1 papaya grande
½ libra de tamarindo
2 rajitas de canela
clavo de olor
 
Preparación
La docena de jocote se cose por separado hasta que hierve. Lo mismo se hace con los mangos y con la papaya (esta se corta en pedazos medianos y delgados. Todas estas frutas cosidas se revuelven luego en una olla de barro. A esta mezcla se agrega luego todos los demás ingredientes: las groceas, la masa de tamarindo, el coco en trozos similares a los de papaya, los atados de dulces se parten en cuatro pedazos y se esparcen en la olla, y se echa la canela y un poco de clavo de olor. La olla se tapa y se deja hervir en un poco de agua durante 1 hora. Al final, se obtiene una mezcla que ha adquirido el color del dulce. La porción aquí expuesta rinde para 15 personas.
 
La Sopa de Queso
Ingredientes
1 litro de leche
1.5 libra de queso
1 barra de mantequilla
1.7 kilogramos de masa de maíz
½ docena de huevos
1 libra de crema
2 chiltomas (pimiento)
2 cebollas
3 tomates
hierba buena
achiote
 
Preparación
La sopa: se pone a hervir un litro de agua con cebolla, chiltomas, hierba buena y tomates picados. Al hervir, se agrega una taza de masa de maíz que ha sido suavizada con un poco de leche. La mezcla se mueve hasta que se forma un atol. Luego, se revuelven 4 huevos y se agregan, además de la libra de crema y un puntito de sal.
Las tortas: el resto de la masa de maíz se revuelve con dos huevos, queso antes rayado y achiote, y se hacen tortas circulares y delgadas (salen 12 tortas). Estas se ponen a freír en aceite hasta que quedan doraditas. Tras servir, las tortas se introducen en la sopa. Esta porción rinde para 4 personas.
 
El Gaspar
Ingredientes
1 pescado gaspar
3 naranjagrias
1 docena de jocotes verdes turcos
2 cebollas grandes amarillas
4 tomates grandes
4 dientes de ajo
4 chiltomas pequeñas (pimiento)
½ libra de arroz
 
Preparación
El gaspar se pone a coser en agua junto con los jocotes, cebolla, ajo y chiltomas en rodajas. Al hervir, se extrae el pescado y se desmenuza en tiras finas, las que luego se introducen de nuevo en el agua donde primeramente fue hervido. También se agrega tomate en rodajas y el arroz. Se pone a coser nuevamente hasta que el arroz está listo.
Nota: si se adquiere gaspar seco, antes de toda la preparación es recomendable poner el pescado en agua, que debe ser cambiada varias veces, para disminuir así lo salado.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies