27 octubre 2021

Rusos invaden Granada con muy hermosos testimonios de fe cristiana que dejan ver cambios sustanciales en sus vidas

Richard Shakarian en una foto del recuerdo con fraternos rusos en Granada

 


Granada, Nicaragua
Por: Augusto Cermeño
 
Richard Shakarian en una foto del recuerdo con fraternos rusos en GranadaMas de una docena de fraternos rusos y ucranianos, de lo que en un tiempo se llamó Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS), participaron activamente en un “Avivamiento” de la Fraternidad Internacional de Hombres de Negocios nicaragüense (FIHNEC).
 
LA VERDAD converso con los fraternos rusos Andrey Zlobin (50) y Vasily Makarov (60) y el ucraniano Igor Solodoviov. Ellos se comunicaron en ruso, por medio del traductor oficial de la FIHNEC.
 
Andrey e Igor, compartieron con LA VERDAD sus testimonios de vida, hablando de cómo se hicieron fraternos, abriendo su corazón a Jesús. La Fraternidad Internacional de Hombres de Negocios, en Rusia, no es tan fuerte como lo es en Nicaragua.
 
En Rusia solamente hay 2 mil fraternos, y en Nicaragua, con una población mucho menor, hay 80 mil fraternos. Esto podría estar relacionado con la ideología comunista atea que por más de 70 años influyó en los rusos.
 
Los rusos llegaron invitados por la FIHNEC Nicaragua, que realiza el avivamiento en Granada con la participación de más de 500 fraternos de todo el país.
 
Llenos del fuego de Dios
 
Igor Salodoviov, de Ucrania y Vasily Makarov, de Rusia, fraternos que estuvieron en avivamiento de GranadaAndrey Zlobin nos manifestó que los 20 fraternos de su país llegaron a Granada para llenarse del fuego de Dios en Nicaragua y pretenden aprender a dar testimonios de fe y vida cristiana.
 
Hablando de su propia experiencia, Andrey nos relató que él, 15 años atrás, estaba lleno de deudas, con muchos problemas familiares (esposa e hijos) y problemas de salud, entre otros.
 
Recuerda que vio el cambio de un hombre muy malo, al que le preguntó cómo lo había logrado, ¿cómo era posible ese cambio en su vida”. Le dijo que se dio gracias a que había permitió a Jesús entrar en su corazón.
 
“En mi vida pasada ocurrieron muchos acontecimientos de muerte, en los que sobreviví de manera milagrosa y creí que era suerte. El –el hombre malo- me dijo si lo acompañaba a repetir unas palabras muy sencillas”, manifestó Andrey.
 
Estas fueron las palabras: “Querido Padre Celestial, perdona todos mis pecados, entra en mi corazón y se tu el Señor, el salvador de mi vida. Al día siguiente comencé a ver cambios importantes en mi vida”.
 
Entre los cambios experimentados por Andrey se observa en su lenguaje. Dejó de decir malas palabras, de mal juzgar a las personas y “Dios me regaló un trabajo honrado y comenzaron a cambiar mis relaciones en mi casa, con mi esposa e hijas y con el pasar del tiempo salí de mis deudas”.
 
Las deudas de Andrey estaban ligadas a negocios oscuros, como el tráfico de vehículos robados. El dinero “entraba a montones pero salía a borbollones”, según sus propias palabras.
 
El tipo que llevó a Andrey a la fraternidad era un sujeto que traficaba drogas y era drogadicto y se reunía con lo más malo de Rusia. Como resultado de esa relación con Dios nuestro entrevistado se convierte en un portador de buenas nuevas para los que aún no tienen a Cristo en su Corazón, “a los que están muertos sin Jesús”.
 
Despues de la Perestroika los rusos buscaron a Dios
 
En los años 90, con el colapso de la “cortina de hierro” surgió una fiebre contagiosa en la población rusa que comenzó a buscar a Dios. Todo esto se dio como uno de los resultados de la implementación de las reformas soviéticas que introdujo Mijail Gorbachov, que se conoció como Perestroika.
 
La Perestroika llenó todas las iglesias, pero también se dio un fenómeno que no podemos llamar cristianización de un sistema comunista, porque “la gente llegó a las iglesias buscando a Dios y se encontró la religión y la religión les hartó”, nos reveló Andrey.
 
“Todo ruso dice ser creyente, pero se queda mudo cuando se le pregunta si conoce a Dios. Por la Fraternidad de Hombres de Negocios buscan una relación con Dios”, concluye Andrey.
 
Igor abandonado por su padre a los 11 años
 
El ucraniano Igor Solodoviov nos dio una breve síntesis de su testimonio de vida, comenzando con el abandono del padre a la familia, cuando tenía apenas 11 años de edad y “así terminó una familia feliz, porque el diablo es el mismo en todas partes”.
 
Al ser abandonados por el padre, la familia de Igor entró a vivir una etapa en la que el hogar fue abrigado por un manto de pobreza extrema y las opciones no eran muchas para salir de esa situación tan triste.
 
Entonces, Igor se unió a una banda que asaltaba vehículos de carga, valiéndose de las subidas de estos medios de transporte de carga. Se montaban al automotor y descargaban todo lo que podían, lanzaban la carga, lo que pensaban no era delito.
 
Pero, poco después, ante la resistencia de los conductores desenfundaron pistolas, dándole un toque de violencia a sus acciones. “Yo entendí que eso iba a terminar muy mal. Nunca me enviaron a la cárcel pero me investigaban. Muchas veces la policía anduvo detrás de la banda, pero llegamos a un lugar donde hablaban de Jesús y comencé una nueva vida”.
 
Igor frisaba los 17 años cuando recibió a Jesús en su corazón por primera vez.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies