27 noviembre 2021

Roberto, mi hermano y maestro

Obituario

Azucena Ferrey

17 de Octubre 2021

Crecí con Roberto (Ferrey Echaverry), no solo por ser su hermana menor, sino porque fue mi maestro en diferentes circunstancias de mi vida. Cuando niña, en las noches en que mis padres salían, me despertaba y lloraba por sentirme sola, Roberto venía a mi cama, y me llevaba con El, a la suya, así, en silencio, me enseño de la protección y solidaridad para con el desvalido, por eso a medida que crecía, no me sorprendía de su lucha por alcanzar el bien común, que permitiera a El, a su familia, y a la sociedad en general, desarrollarse de manera integral.

Bachiller del Colegio Centroamérica, aprendió a fortalecer los principios y valores inculcados en el seno familiar. En un momento de su vida, incursiono la posibilidad de ser un Sacerdote Jesuita. Pero reconoció que su vocación de servicio estaba en el ámbito del laicado, del político católico, que entendía la responsabilidad de ser servidor público. Estudio Leyes, en la UNAN-LEON, se especializo en Derecho Laboral, en la SMU/ USA, para saber defender los derechos de aquellos que podían ser injustamente violentados o privados de beneficios adquiridos y buscaban justicia.

Se identificó con la Democracia Cristiana, militante activo y perseverante, formado en esa ideología política en IFEDEC/Venezuela, y en Chile, fue miembro del FEDC, (Frente Estudiantil Democristiano), que adversaba al FER, (Frente Estudiantil Revolucionario) Su capacidad de búsqueda de consenso y dialogo, como Secretario General de la Democracia Cristiana, le permitieron formar parte de organizaciones plurales, como UDEL que lideraba el Dr. Pedro Joaquín Chamorro C., y ser parte del Frente Amplio Opositor que aglutinaba la oposición democrática contra la dictadura de Somoza.

Conoció el exilio en los años 80tas., fue Director de la Oficina de Derechos Humanos de la Resistencia Nicaragüense (CONTRA) Secretario y posteriormente miembro del Directorio Político-Militar de esa Organización. Fue en mi época de Miembro del Directorio de la Contra, mi mejor apoyo y consejero, en realidad, su ejemplo constante, fue creando en MI, la necesidad de trabajar por la libertad, la justicia, la paz social, por la Democracia. En los años 90tas, fue Ministro de Repatriación, en el Gobierno de la UNO, luego se desempeñó como Embajador en Chile y en El Salvador, representando al Gobierno presidido por Doña Violeta B. de Chamorro.

Su vocación por la libertad individual y colectiva le llevo a fundar la Universidad Sto Tomas de Oriente y Medio Dia., en la ciudad que ha amado de manera fiel y permanente, Granada, siendo su Rector y así logro coadyuvar en la formación de varias generaciones de jóvenes nicaragüenses. Roberto era un tanto introvertido, pero supo ser amigo y compañero de muchos, lo he podido comprobar por el interés demostrado por familia y amigos, en estos días en que el cáncer lo hizo abandonar su rutina, y por la cantidad de mensajes de condolencias que hemos recibido, a partir del anuncio de ayer (sábado 16 de Octubre 2021), sobre su fallecimiento.

Tengo en mi vida compartida con El, millones de recuerdos, positivos, bonitos, me enseño a bailar, y llegamos a acoplarnos tanto, que ganamos un concurso en la famosa Terraza Cocibolca, en la costa del lago de Granada, al compás de la música interpretada por los SOLISTAS DEL TERRAZA. Me enseño a disfrutar de la bohemia de varios de sus amigos, entre ellos, de las platicas con Emmet Lang, de poemas del puetä Téllez, las anécdotas servidas con tanta picardía por Roger Miranda, las canciones de Oscar Saravia, la guitarra de Chema Ramírez, su canción preferida: Paloma Negra, que hoy, al cantarla, también lloro. Me enseño a leer, me atiborraba de libros, después aprendí a intercambiar con El y disfrutábamos de los comentarios derivados. Cada vez que venía a Managua, por trabajo o salud, teníamos la costumbre de almorzar una o dos veces al mes, a veces hablábamos en silencio, solo importaba el sentirnos, el vernos, el sabernos hermanos, que al despedirse, lo hacíamos diciendo: en eso quedamos….

Roberto en muchos momentos de mi vida, fue como mi tarjeta de presentación, ya que solían decir: Azucena, es hermana de Roberto Ferrey. Hoy viendo hacia atrás, solo encuentro razones para agradecer el haberlo disfrutado como hermano, me dio una cuñada como Virginia, me hereda una sobrina como Kathy, una belleza de mujer, a quien le deseo continúe administrando la pérdida de sus padres, para preservar su salud integral. En su último instante, Roberto hizo un gesto como una sonrisa, de corazón deseo que haya visto las puertas del paraíso abiertas, y en su dintel, esperándolo a su Ángel de Guarda para guiarlo a la presencia de SU Creador, y alcanzar la Luz Perpetua y la Paz Eterna.

Azuferreye… 17/10/21

Noticias de Interés

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies