16 octubre 2021

Reintegrado considera que el concejo les armó todo un circo en “El Tabacal” para decirles que “no” y lamentan que los orteguistas se pusieran en su contra

Alfonso Palacios, habla de circo en el Concejo al tratar caso de reintegro


Granada, Nicaragua
Por: Augusto Cermeño
 
Alfonso Palacios, habla de circo en el Concejo al tratar caso de reintegroAlfonso Palacios, trabajador reintegrado por sentencia judicial firme, considera que el Honorable Concejo Municipal les armó todo un circo, al estilo “Firuliche”, para decirles que “no”.
 
Lamentan que los concejales orteguistas les hayan dado la espalda y se opusieron férreamente al reintegro, después que personalmente, cada uno, les habían manifestado su apoyo. Todo fue de la boca para afuera, todo fue un chasco, según Palacios.
 
Incluso, no le dan mucho crédito a las palabras del concejal y candidato a diputado Otto Navas Gutiérrez, quien en los momentos más candentes de las intervenciones negativas de los concejales Arianné Maldonao y Emilio Mena, el candidato Navas se salio de la reunión.
 
La salida de Navas les pareció una señala de que el “Show” fue bien montado. Denuncian también la actitud “gallo gallina” del concejal Félix Vega, quien les habría prometido apoyo y a última hora, se fue para atrás, les dio la espalda y se fue a caer en los brazos de los concejales orteguistas Maldonado, Arianné y Flor de María Rivera, quien con su silencio sepulcral, dejó claro que todo ya estaba hablado.
 
Arianne MaldonadoEs evidente que los orteguistas están apoyando al Alcalde, igual los seguidores del diputado Edgard Javier Vallejo (Eulogio, Karla Canales y Félix Vega). En cuanto a los concejales PLC, estos apoyaron la propuesta de Otto8 Navas, de reintegrar a los trabajadores, como un acto de justicia, de respeto al derecho y por un asunto de humanismo.
 
Lo que no cuadro en la propuesta de Navas, es que no lo siguieron los que siempre los siguen, como son Karla Canales, Félix Vega y Margarita Molina, así como el mismo Alcalde, quien durante las sesiones del Concejo da la impresión de subordinarse a Navas. Otto no hizo lo que siempre hace, pelear sus propuestas.
 
Otto dejó en manos de los concejales orteguistas la decisión de tratar con menosprecio un problema de justicia, de derecho, de respeto a las leyes y a una autoridad judicial, cuya sentencia es de ineludible cumplimiento.
 
Prácticamente, los concejales orteguistas les dieron “la vuelta del perro” a los trabajadores reintegrados y dejaron claro que el derecho, la ley y las autoridades judiciales son “cualquier cosa”, son violables.
 
Esto sienta un precedente, porque se da entender que los nicaragüense, regidos supuestamente por leyes y una constitución, pueden perfectamente no acatar esas leyes e irrespetar y desacatar a las autoridades judiciales.
 
Todos están metidos en el mismo saco, porque dieron apoyo a la postura que viola las leyes y estado de derecho de este país. ¿En manos de quien estamos?, ¿qué futuro siniestro nos aguarda?. Será que el caos esta reinando. Este asunto es realmente peligroso.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies