8 diciembre 2021

Recibió las aguas bautismales María Milagros Rojas Velásquez, hija de la ex concejal Rosaura Rojas

Rosaura con su hija en brazos espera aguas bautismales

Granada, Nicaragua
Por: Marlene Urbina
 
Padre Omar Cordero bautizando a María Milagro en GuadalupeEl miércoles 26 de mayo 2010, a las 9 de la mañana, se bautizó en la Iglesia de Guadalupe, la niñita María Milagros Rojas Velásquez, hija de la ex concejal Rosaura Rojas Velásquez.
 
La bebita, es realmente un milagro, una gracia que María Santísima, Sor María Romero y nuestro Padre Celestial derramaron sobre la joven concejal, ya que antes de dar a luz, le fue extirpado un riñón, dañado por un tumor canceroso, en una operación que duró 7 horas.
 
Rosaura logró sobrevivir a la operación, estando embarazada de la bebita que hoy llena de alegría el hogar de los Rojas Velásquez. Habían temores de que la criatura pereciera en su estado embrionario, pero las cosas pintaron diferente, un verdadero milagro ocurrió.
 
Precioso coro de niñas del Colegio GuadalupeLa niña sobrevivió, la madre sobrevivió y Dios puso en esta tierra un nuevo ser: María Milagros Rojas Velásquez. Esto solo podía ser obra de Dios. María Milagros nació sanita y preciosa, hace un par de meses.
 
Rosaura, esta permitiendo la crianza de su bebita para proceder a realizarse tratamientos contra el cáncer. Rosaura, es una activista social, solidaria con los niños que padecen cáncer.
 
Sacerdote contrarrestó teorías que llama “un disparate” el bautizo a los bebés
 
El padre Omar Cordero, se encargó de bautizar y ungir en la fe católica a la bebita María Milagro Rojas Velásquez, en misa celebrada en la Iglesia de Guadalupe, donde estuvieron presentes estudiantes del colegio del mismo nombre.
 
Al momento de iniciar el bautizo, el padre Cordero dijo que el pecado original, que viene desde el origen de la vida, desde Adán y Eva, es necesario quitárselo a los niños y que por eso se les bautiza desde pequeñitos.
 
Rosaura con su hija en brazos espera aguas bautismales“Nosotros no necesitamos arrepentirnos del pecado original, si nosotros no lo cometimos, por eso los bautizamos chiquitos y no es un disparate. Cuando crecemos cometemos los pecados, que se llama el pecado actual. De ese si, nosotros somos responsables y debemos arrepentirnos…”, expresa el sacerdote.
 
Indicó que “para eso esta el sacramento de la confesión”. Seguidamente, el padre Cordero procedió a efectuar el bautizo, dando indicaciones a los padrinos (quien escribe estas líneas y su esposo Augusto Cermeño).
 
El padre oró rogando al Señor para que el bautismo y la confirmación sean vehículos que lleven a la consolidación de la fe y se procure una vida santa de la bautizada. También rogó por los padres y los padrinos de María Milagros. Igualmente rogó para que “renueven todos la gracia que recibimos en el bautismo”.

Noticias de Interés

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies