18 septiembre 2021

Presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez Téllez, conversó con trabajadores municipales reintegrados por sentencia judicial firme

 

Granada, Nicaragua
Por: Augusto Cermeño
 
René NuñezEl caso de los trabajadores municipales reintegrados por sentencia judicial firme, ha llamado la atención de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, el diputado conservador Alejandro Bolaños Davis y recientemente por el mismito Presidente de la Asamblea Nacional, doctor René Núñez Téllez.
 
El asunto, es que, a pesar de que esas personalidades de altas esferas de un poder del Estado se han interesado en la situación dramática, lamentable y humillante de los trabajadores aludidos, no se ve hasta ahora alguna señal de solución al problema.
 
El diputado Bolaños Davis, vino, habló y comentó la situación de los trabajadores, prometiendo buscar una solución, pero la situación sigue siendo la misma, desde hace más de 666 días.
 
Los muchachos (as) están clavados en su bajaretito, viendo hacia el opulento frontis del Palacio Municipal, de donde entran y salen los concejales, el Alcalde, el Vice-alcalde y Secretario, sin que ninguno de ellos les diga “esta boca es mía”, mucho menos que estén pujando en el seno del Concejo por una solución definitiva.
 
Las estructuras partidarias del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) solo se han asomado para inyectar desánimo en el grupo de trabajadores, diciendo algo así como: “eso no esta en mis manos”, tal como les dijo Martha Beatriz Alemán, Secretaria Política Departamental del FSLN, Delegada Departamental del Poder Ciudadano y Delegada del Ministerio de Gobernación.
 
En el grupo reina el desánimo, aunque en el fondo parecen decididos a seguir en el punto el tiempo que sea necesario, hasta que un alma piadosa del Gobierno, del Pueblo Presidente, pose sus ojos en ellos y decida, al fin, poner coto a un acto de injusticia que raya en lo maquiavélico. Es una crueldad mayúscula, que deja ver todo un drama en 14 hogares.
 
En Nicaragua reina el “sálvese quien pueda”
 
Es fácil percibir que, en estos días, cada quien hace lo que mejor le conviene, reinando un estado de “sálvese quien pueda”. Pedrito García, nos habló de la conversación que sostuvo con el Presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez Téllez, quien lo atendió, a ruego de Pedrito.
 
Los trabajadores, que estaban en su desaliñado bajaretito, vieron estacionarse una gran camionetona, de donde, para su sorpresa, bajó el Presidente de la Asamblea. Todos se quedaron viendo y decidieron abordarlo. Tal situación se dio el domingo 2 de enero del 2011.
 
El más aventado fue Pedrito García, un ex capitán tropista del Ejercito Popular Sandinista, quien se lanzo en pos del gran jefe del poder del Estado que formula y aprueba leyes que se supone deben ser respetadas por los nicaragüenses, sin distingo de color, clase social, partido o forma de pensar de cada quien.
 
El doctor Núñez Téllez, ni siquiera había notado la presencia de los trabajadores municipales, no, él iba en busca de un café o entrarle duro a la chicha y el vigorón de doña Modesta Lacayo. Pero, como dice el dicho popular: “El que tiene sed busca el agua”.
 
Pedrito le habló al poderoso señor, y éste tuvo la decencia de detenerse y atenderlo. Núñez, lo primero que hizo fue preguntar ¿qué han hecho los diputados de ustedes?. Nada. Respondió Pedrito.
 
También preguntó Núñez por la delegada del Poder Ciudadano, Martha Beatriz Alemán, y Pedrito nuevamente respondió que “nada”. También preguntó por la actitud de los concejales y Pedrito sigue dando la misma respuesta: “Nada”.
 
El doctor Núñez sugirió a los trabajadores que redactaran una carta dirigida a él, como Presidente de la Asamblea Nacional y “que él iba hacer que se hiciera un eco, para que el clamor se escuchara en diferentes esferas del Poder Ciudadano y el partido rojo y negro”.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies