26 octubre 2021

Poeta Cardenal lanza fuertes epítetos y alusiones a quienes Gobiernan Nicaragua

Arte y Cultura

Granada, Nicaragua

Por Augusto Cermeño

IMG_6020El poeta Ernesto Cardenal, lanzó una andanada de epítetos, maldiciones y alusiones a quienes gobiernan Nicaragua, de los que denunció lo persiguen implacablemente.

Cardenal hizo referencia al combatiente Laureano Mairena, muerto en combate, y que fue miembro ejemplar de su comunidad en Solentiname, precioso archipiélago localizado al sudeste de las costas granadinas del Lago Cocibolca, frente a San Carlos, cabecera Departamental de Río San Juan.

Cardenal dejó escapar su furia contra el Gobierno, sin mencionar nombres de manera directa, pero abundo en palabras bastante fuertes, contra aquellos que ahora le han dado la espalda, olvidando por completo el apoyo que dio al proceso de lucha revolucionaria por la liberación de Nicaragua y que culminó en un triunfo sobre una dictadura feroz, a riesgo de su propia vida.

IMG_6021La verdad es que no me imagine que salieran tantas palabras altisonantes de un poeta como él, tan serio, tan comedido y, por cierto, tan poco comunicativo, cuando a declaraciones periodísticas se trata, rayando en la hostilidad con los medios, a los que parece expresar y descargar el odio que les tiene, sin saber ¿por qué?

El poeta, el sacerdote trapense de Solentiname, se desbordó en la inauguración del XIII Festival Internacional de Poesía de Granada, le dijo cualquier cosa a los actuales Gobernantes, en un acto donde abundaban poetas de todo el mundo, miembros del cuerpo diplomático, incluyendo el de los Estados Unidos y países de la Unión Europea.

descargaEntre otras cosas desenfundó un poema, hablando en primera y segunda persona, de su gran amigo Laureano Mairena:

“Yo quería hacer este poema, pero te diría en aquel tu lenguaje poético de aquellas brisas, traducido después a tantos idiomas:

Poetas hijueputas, decía, estos jodidos, mis compañeros de Solentiname, y  me mataron estos contra revolucionarios hijos de la gran puta, pero que me vale verga.

Siempre me decía allá, que quería ya irse a  la guerrilla. Y yo: con tu disciplina ahí te fusilan. Hasta que se e cumplió tu sueño con el asalto a San Carlos. ¡Aquí los vamos a joder a estos jodidos! Las balas que te tiraban los guardias y tu relato después: pan, pan, pan, justo allí fue cuando me sentí muerto.

Pendenciero, fiestero, mujerero; rebosante de vida pero sin temer la muerte. Poco antes de morir me había dicho, tranquilo, en Managua: allí está encachinbado, cualquier día yo puedo morir en una emboscada.

No has dejado de existir: Laureano Mairena, ¡presente! El jodido no,…en cada cagada. Ya era muy noche en el mar, yo no podía dejar de pensar. Yo quisiera morir como voz, hermano Laureano y mandar a decir, desde lo que llamamos cielo: Rejodidos hermanos míos de Solentiname, me valió verga la muerte.

Sobre la millonaria demanda contra el poeta

IMG_6019En torno a la demanda que ha impactado mucho en la comunidad internacional de poetas reunidos en el XIII Festival Internacional de Poesía de Nicaragua, conocemos que el poeta Ernesto Cardenal fue notificado el viernes 10 de febrero (2017), por medio de la Gaceta Diario Oficial, del pago de 17 millones 222 mil córdobas, en concepto de indemnización por daños y perjuicios, por un supuesto incumplimiento de pago a la señora Nubia del Socorro Arcia Mayorga.

Esto es consecuencia del juicio emprendido por Arcia en contra de Cardenal, por desacuerdos en el manejo de la sociedad Asociación para el Desarrollo de Solentiname, por la administración del hotel Mancarrón, ubicado en el Archipiélago de Solentiname, administrado por el sacerdote trapense hasta el año 1999.

La sentencia fue emitida el 17 de junio de 2016, en el Juzgado Tercero Distrito Civil de la circunscripción. El juicio comenzó desde 2005, y desde ese fecha, el poeta trapense ha acusado al  presidente Daniel Ortega Saavedra de usar el control que tiene en el poder judicial para perjudicarlo.

Sobre carta pública de Cardenal

Cuando la sentencia en la vía penal sobre este caso fue emitida en 2008, por el entonces juez Primero de Distrito Penal, David Rojas, el poeta Cardenal dirigió una carta pública en la que dejó claro que no iba a acatar ninguna resolución judicial, por considerarle injusta e ilegal. Estas han sido las únicas declaraciones del poeta sobre este caso.

“En primer lugar, ese supuesto delito había prescrito desde hace varios años. En segundo lugar, es una sentencia política sin ninguna base jurídica. Es simplemente una venganza de Daniel Ortega por la acogida que tuve en Paraguay durante la toma de posesión del presidente (Fernando) Lugo, mientras a él se le impidió llegar”, precisa la carta, hecha pública el 27 de agosto del 2008.

“Esa sentencia es de un juez danielista, que en tiempos de la revolución fue miembro de la Seguridad del Estado y es el mismo que posteriormente absolvió a Byron Jerez. Y el abogado que ha respaldado  es, precisamente, el mismo abogado de Daniel Ortega, José Ramón Rojas Méndez”, añadió el escrito del poeta Cardenal.

La sentencia fue emitida días después de que Cardenal regresase de Paraguay (donde fue invitado a la toma de posesión del entonces presidente Fernando Lugo), donde dictó una conferencia en la que se refirió a Ortega como un “ladrón” y lo acusó de haberse aliado a ex personeros del dictador Anastasio Somoza Debayle y a la ex “Contra” que combatió con las armas al primer régimen sandinista.

Según el poeta, el mandatario ha hecho esas alianzas para establecer “un reinado de unas cuantas familias” en Nicaragua.

Un poco de información sobre Solentiname

MAPA-NICARAGUA (1)Solentiname, del Nahuatl (calentinametl), que significa “lugar de muchos huéspedes” o “lugar de hospedaje”. Ubicado en el extremo sudeste del Gran Lago de Nicaragua y a unos 20 kilómetros al oeste de la ciudad de San Carlos y con un área de 40.2 kilómetros cuadrados. El archipiélago de Solentiname esta formad por 36 islas e islotes.

Las islas más importantes son: Elvis Chavarría, Mancarrón y Mancarroncito. Tiene una población estimada en 725 habitantes, pertenecientes a 129 familias. El 53% de la población son hombres y el 47% son mujeres.

Antesala del paraíso

Fue en 1966, que el padre Ernesto Cardenal descubre esta antesala al paraíso cuando narra su llegada a este archipiélago: “Yo llegué a Solentiname a principios de 1966, poco después de mi ordenación sacerdotal, junto con dos compañeros colombianos; William y Carlos Alberto, que había estado estudiando conmigo en el seminario de Colombia, y prefirieron no continuar sus estudios, sino acompañarme en esa fundación que allí íbamos a hacer”.

Agrega que: “Yo había estado en su monasterio trapense en Estados Unidos y pude continuar allí por motivos de salud y mi maestro de novicios Thomas Merton me aconsejó que no tratara de entrar en otra orden religiosa donde no se tuviera la vida contemplativa en una forma natural y sencilla y sin reglamentos. Algunas veces él deseó incorporarse a esa comunidad o al menos visitarla por una temporada”.

Según Cardenal, “para esa función escogí una isla en el remoto archipiélago de Solentiname en el Lago de Nicaragua. Algunos campesinos se incorporaran después a esa comunidad. Y estuvimos también teniendo siempre huéspedes, algunos poco tiempo, otros con estadías más prolongadas, formando también ellos parte de nuestra pequeña comunidad o nuestra “comuna” más bien. Allí tratamos de ayudar a los campesinos en sus labores agrícolas, organizando con ellos una cooperativa. Promovimos con ellos la pintura primitivista que después fue muy conocida en Nicaragua y más tarde lo ha sido mundialmente (también la poesía y la artesanía).

Doña Mariíta Guevara, pintora primitivista desde 1976, relata la forma de cómo el padre Cardenal descubre la riqueza artística de los habitantes de este lugar. “Al visitar la casa de Eduardo Arana, el padre observó que los guacales de jícaro que usaban para tomar agua tenían dibujos de la flora y fauna, que las familias pintaban con mucho esmero. A raíz de este descubrimiento el padre Cardenal invita al pintor Róger Pérez de la Rocha a conocer a los artistas y apoyarlos con materiales (óleo, acuarela, pinceles) para que plasmaran en plywood o lienzos la belleza de este lugar, como lo venían haciendo desde hace mucho tiempo atrás”.

solentiname6Agrega que “es así como surgen los pintores primitivistas de Solentiname: El primero en pintar es Eduardo Arana, le sigue Alejandro Guevara, su hermana doña Mariíta, hasta incorporar familias enteras, como los Arellano, entre otras formándose así el Colectivo de Pintores Primitivitas de Solentiname”.

Además de la flora y fauna, también la vida cotidiana que los rodea, temas bíblicos y personajes de la vida real quedan plasmados en los lienzos de estos artistas.

Existen también artesanos de la madera en la que tallan con vistosos colores las garzas, tucanes, el pez sierra, la tortuga ñoca y cuajipales. La balsa es la materia prima de estos artesanos ya que es una madera liviana, suave y fácil de trabajar. Con ella también construyen sus botes. Es el refugio de insectos y aves pequeñas.

Fauna de Solentiname

solentiname2Este archipiélago es un gran humedal donde se encuentran grandes poblaciones de aves, reptiles como el lagarto y el cuajipal, iguanas y tortugas, mamíferos, como el cusuco, venados cola blanca y una pequeña colonia de monos —peces, insectos así como numerosos especies de plantas colonia de monos— peces.

Entre las especies comunes que anidan en la Isla Zapote (una de las islas de este archipiélago) están el pato chancho, la garza blanca, el guajirón y la espátula rosada. Esta isla es probablemente la colonia con mayor concentración de estas aves en toda Nicaragua y una de las más importantes de Centroamérica.

Entre los peces que se encuentran aquí están el róbalo con un alto valor comercial por su excelente carne; el gaspar, especie que se encuentra únicamente en Costa Rica y Nicaragua; el guapote, la tilapia, el pez sierra y el tiburón, estando totalmente prohibida la pesca para estos dos últimas especies.

La Cueva del Duende

Es uno de los sitios de arte rupestre notables del archipiélago por su belleza y por la información que brindó su estudio en 1995. En el mundo precolombino y en todas la culturas prehispánicas las cuevas tenían una gran importancia, eran lugares de vivienda, de sepultura y ceremoniales para los nativos, Solentiname fue un sitio sagrado dedicado al culto del agua, del fuego y a los difuntos en el cual se abrían dos posibles entradas al paraíso.

Es una cueva natural a nivel del Lago ubicada en la parte norte de la isla La Venada. En general los grabados se pueden ver claramente, algunos tiene diferentes grados de desgaste. Existen 161 figuras grabadas en la pared de la cueva, entre ellas figuras humanas de animales.

Al parecer los pobladores de Solentiname eran aborígenes de Nicaragua que migraron hacia regiones centrales y orientales del país cuando éste fue colonizado por pueblos procedentes del norte (chorotegas primero y nicaraos después). Estos pobladores poseían una gran tradición artesanal, en sus tumbas destacan las vasijas de barro decorado y los metates de piedra con figuras de animales.

 

(1)Información tomada de un artículo de Nelson Osejo Guzmán y publicado en el Diario La Prensa, con el título: Solentiname, antesala del Paraíso.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies