19 enero 2022

Párroco de Catedral denuncia calumnias en su contra, de personas que para él tienen “falta de hombría” por escudarse en el anonimato

El Padre Mario Talavera muestra la corona
 
Granada, Nicaragua
Lunes 03 diciembre 2012
Augusto Cermeño
 
El Padre Mario Talavera muestra la coronaEl padre Mario Talavera, encargado de la parroquia de la Santa Iglesia Catedral, denunció ante LA VERDAD, la actuación injuriosa y calumniosa de elementos que se escudan tras el telón oscuro del anonimato.
 
El párroco de la iglesia más importante de la Diócesis de Granada, dijo tener sospechas de quienes están detrás de las calumnias que circulan en la ciudad en forma de volantes que no nadie firma.
 
La volante hace alusión a que el padre es el responsable de la desaparición de la corona de El Nazareno, la que hasta hoy no aparece.
 
Se culpa al sacerdote de ser el responsable del proceso investigativo policial a personas que nada han tenido que ver en el robo sacrílego. Considera que los que están detrás del anónimo “es gente sin escrúpulos, sin valor. Porque hablar detrás de un papel anónimo es falta de hombría y de valor mismo. No venir y encarar a la persona”.
 
Dijo “no tener nada que temer, hay joyeros concretos que hicieron la corona, que se hizo en un tiempo record. Fue con la Joyería Mendoza, el que lo hizo fue el joyero Francisco Mendoza, asesorado por el hijo Juan Mendoza”.
 
Dijo portar factura del pago al joyero y que todo se hizo “para que un Miércoles y un Jueves Santo, Jesús saliera con una corona. Tal vez no la anterior, dignamente, pero si con una corona que se diga de Jesús Nazareno”.
 
Aseguró que pondría denuncia en la policía, luego de hablar con LA VERDAD la mañana del 28 de noviembre pasado. Dijo trabajar “con los medios adecuados. No tengo por qué esconderme. No voy a buscar gente por debajera ni por anónimos. Eso es de gente baja, vulgar y de falta de respeto. Por tanto voy interponer la denuncia en estos momentos, en la policía”.
 
La denuncia es por calumnias, basado en que “la Constitución Política dice que ningún ciudadano nicaragüense, tiene el derecho de denigrar la buena fama de otro ciudadano”.
 
Llevara el papel de “gente sin escrúpulos que mandan a niños a repartirlos en el mercado. Dicen que nunca se aclaró lo de la corona perdida, que al final se quiere dar a entender como inculpándome a mí, que yo inculpé a un elemento llamado Renato Raudez, al cual yo nunca dije que él había sido. Que él fue el encargado anteriormente, esa es otra cosa, pero yo nunca dije ni voy a juzgar a nadie; eso se lo dejo a Dios”.
 
Sobre el caso, dijo que se le informó a la policía en Semana Santa, llegó la policía, “llevaron a cabo su inspección, pero bueno, tristemente no se dio con la corona de Jesús Nazareno. Yo eso para que lo quiero, no lo necesito ni lo quiero para nada”.
 

Insta a los que dicen amar a Jesús Nazareno, a que platiquen con él. “Que tengan valor y vengan a mí, aquí estoy yo en Catedral, no me la ando escondiendo a nadie”. 

Noticias de Interés

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies