24 octubre 2021

Parque Central esta siendo invadido por plaga de ladrones que acosan y roban a los turistas. Otro tanto hacen agresivos huele pega. Vigilantes llaman en vano a la policía

Martin Salas y Orlando Obando, hablan de ladrones invaden parque Colon


Granada, Nicaragua
Sábado 03 Agosto 2013
Augusto Cermeño
 
Martin Salas y Orlando Obando, hablan de ladrones invaden parque ColonEl Parque Central Colón esta siendo invadido por una plaga de ladrones que opera en bicicleta y han bajado al centro de la ciudad de sectores como “El Pantanal”, según informó Martin Salas Silva, supervisor general de los vigilantes municipales.
 
Martín explicó que “los elementos del lado de El Pantanal, andan armados de sendos cuchillos y supuestamente son delincuentes”. Dijo que han procedido a llamar a la Policía Nacional, solicitando apoyo, pero no se hacen presentes.
 
Presuntamente los antisociales “le robaron a un gringo por la Gran Francia y por otro lado asaltaron a otro señor”.
 
Sobre el tema abordado por Salas Silva, nos habló el comerciante Orlando Obando, quien dijo que los ladrones llegan al parque a las 7 de la mañana como si fuera un trabajo en el que marcan tarjeta.
 
Los elementos antisociales se movilizan en el parque y por la Calzada, “buscado como despojar a los turistas. Son unos muchachos jóvenes, como de 22 años, que andan en bicicleta, entre ellos un moreno y un blanco”.
 
Dijo que son los ladrones porque “se conocen al v…, tiran la mirada para todos lados, quedan viendo para todos lados y queda viendo al turista”, a su potencial víctima.
 
Calcula que “son montones los turistas asaltados. Parece que la policía les tiene miedo a los ladrones. Se les ha llamado y no se aparecen”, indicó Obando.
 
Vigilante Municipal intento controlar a ladrones que robaron mochila a turista
 
Rigoberto Antonio García Barahona, vigilante Municipal, informó a LAVERDAD del robo de una mochila con sus documentos a un turista en el sector del kiosco de “La Gata”.
 
Dijo que fueron a ver al lugar lo que había pasado, lo que molestó a la propietaria del Kiosco. García dijo que él explicó que realiza su labor de cuidar y proteger a la gente, los turistas que se mueven en el parque.
 
El turista le fue a pedir ayuda y él –García- fue a investigar en el sector aludido. Según García, sospecha que fue una niña rubia, la que se llevó la mochila, de la que desconoce su identidad.
 
García hace un llamado al capitán Baca, para que atienda los llamados de apoyo que le hacen los vigilantes municipales, “pero nunca se aparecen. Ellos quieren que nosotros los apoyemos y ellos no nos quieren apoyar a nosotros”.
 
Huele pega invaden el parque, oliendo pegamento en vasitos de Gerber, frente a niños sanos llegan a jugar
 
Rigoberto Garcia, vigilante del parque CentralEl parque Central es una gran preocupación para las autoridades encargadas de la vigilancia municipal, ya que realizan su labor con las manos limpias, cuando más una macana, para lidiar con delincuentes comunes que merodean el lugar, con pretensiones nada sanas, que amenazan la seguridad de la ciudadanía en general y a los turistas, en particular, que son sus principales objetivos.
 
Además, los CPF de la Alcaldía, deben enfrentar a los huele pega, también con las manos limpias, sin las herramientas propias de un psicólogo o una trabajadora social que debería darles seguimiento.
 
Estos muchachos, los observamos con sus respectivos vasitos de Gerber, oliendo pegamento, muy hostiles cuando ven que se les hace fotos, hasta llegando a amenazar con piedras en sus manos.
 
No falta en su actitud hostil, el uso de lenguajes obscenos, fuera de tono, para tratar al que se les cruce o les llame la atención, incluyendo a los CPF de la Alcaldía. Los CPF se ven limitados también por el Código de la Niñez y la Adolescencia, que no les permite usar la fuerza para retirarlos del parque. Aunque no les faltan ganas de hacerlos, al ver la actitud violenta de estos muchachos.
 
Intentamos hablar con ellos y poco a poco fueron soltando información, poco creíble, sobre los lugares donde se abastecen de pega. Algunos hablan de zapateros remendones que les venden otros de un gordo en la Sabaneta que realiza este sucio negocio.
 
Son cosas que la policía debería de investigar y proceder a realizar su labor. El asunto, es que a la queja generalizada de que la policía no acude al llamado de nadie se suman los CPF de la Alcaldía, los que según Rigoberto García, los llaman y nunca aparecen. Lamentó que los dejen siempre solos haciendo la labor que compete a la Policía Nacional.
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies