6 diciembre 2021

Niño de diez años se fue a un manjol abierto, bajo la lluvia del 14 de septiembre y por milagro de Dios fue rescatado por los bomberos a una cuadra del lugar

Danilo Mendoza, delegado Departamental del MINED

 

Granada, Nicaragua
Sábado 14 Septiembre 2013
Augusto Cermeño
 
Danilo Mendoza, delegado Departamental del MINEDEl niño Randal Vega Somoza, de 10 años de edad, estudiante de primaria de la Escuela Pablo Antonio Cuadra, de Pancasan, cayó accidentalmente en un manjol abierto, de esos que quedan “a la buena de Dios” por causa de depredadores llamados “chatarreros”.
 
El accidente se produjo cuando se precipitaba una fuerte lluvia sobre la ciudad de Granada, de modo que las corrientes no le permitieron al niño, al cruzar la calle, darse cuenta que estaba un manjol abierto.
 
Hay muchos manjoles y tragantes abiertos en toda la ciudad de Granada, por el accionar tranquilo de los ladrones chatarreros que venden su producto en varios puntos de Granada, incluyendo uno que esta por el sector de la Zona Franca y en el Domingazo.
 
El niño caminaba con su mamá, la que se descuidó un poco del menor, quien solo cruzó la calle localizada detrás de la empresa E. Chamorro, como a eso de las 10:30 de la mañana.
 
La señora Isabel Somoza regresaba en ese momento de observar la marcha de los estudiantes de secundaria, que conmemoraron el 14 de septiembre (2013) en la Plaza de la Independencia.
 
El niño, fue rescatado por los bomberos de la Vila, a una cuadra del lugar donde cayó y fue arrastrado por la corriente. Salió con herida en la cabeza, golpes en el brazo izquierdo. Fue trasladado al hospital por un motociclista según nos informó el licenciado Danilo Mendoza, delegado Departamental del Ministerio de Educación (MINED).
 
El funcionario del MINED agregó que al niño le realizaron 4 puntadas en la cabeza. Está fuera de peligro y bajo observación en el Hospital Amistad Japón Nicaragua. Mendoza habló con la directora del SILAIS, licenciada Nora Orozco y con la directora del Hospital, doctora Yelba Logo, las que garantizaron atención inmediata al estudiante.
 
Hasta ahora, solo se piensa que el muchachito viajó arrastrado por las fuertes corrientes, dentro del tubo del drenaje de aguas pluviales, pero una cuadra y que solo se concibe “como un milagro, el que se haya salido vivo”, según nos comentó el delegado de MINED, licenciado Mendoza.
 
La información ya fue transmitida a las máximas autoridades de Educación, por el licenciado Mendoza y por ese canal se informó a la Presidencia de la República. Ojala que se adopten algunas medidas fuertes contra esos ladrones de chatarra que fomentan los que les compran los objetos robados sin que autoridad alguna los ponga en su lugar.

Noticias de Interés

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies