27 octubre 2021

Nietos del general Augusto César Sandino y de los generales Estrada y Miguel Ángel Ortez se dieron cita en el Centro Cultural Convento de San Francisco

De izq. a der. Jose Daniel Garcia Estrada, Augusto Cermeno (el periodista), Walter Castillo Sandino y Elias Miguel Cabrera Ortez


Granada, Nicaragua
Por: Augusto Cermeño
 
De izq. a der. Jose Daniel Garcia Estrada, Augusto Cermeno (el periodista), Walter Castillo Sandino y Elias Miguel Cabrera OrtezLos nietos del General de Hombres Libres, Augusto César Sandino y de sus generales, se reunieron el jueves 24 de marzo 2011 en el Centro Cultural Antiguo convento de San Francisco, donde se impartió una conferencia sobre el Libertador de Las Segovias.
 
El encargado de la exposición fue el nieto del general Sandino, Walter Castillo Sandino, quien manifestó que el trabajo lo hacen en nombre de la familia Sandino, en nombre de la Fundación Augusto Nicolás Calderón Sandino.
 
Se refirió a la creación de la Legión de Nietos de los Generales del Ejercito Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua (EDSN): Juan Pablo Humanzor, Miguel Ángel Ortez, Pedro Altamirano y Francisco Estrada López, entre otros.
 
Los nietos de Sandino, llegaron a la actividad del jueves 24 de marzo 2011, en el Centro Cultural Convento de San Francisco. Walter Castillo Sandino, dijo que la conferencia trata de hablar sobre la vida y obra del general Sandino.
 
“Sandino es un hombre de carne y hueso…”
 
Walter Castillo Sandino, entrevistado por A. CermeñoWalter, al valorar la parte humana de su abuelo, dijo que “es un hombre de carne y hueso como todos nosotros. No hay que verlo como un súper héroe, como un Dios, como alguien inalcanzable porque no es correcto”.
 
Lo considera “un hombre con sus virtudes y sus defectos, como todo ser humano, pero con más virtudes que defectos. Si nosotros aprendemos a ver un Sandino más humano, más de carne y hueso, estoy seguro que van a surgir buenos sandinistas”.
 
Dijo que tienen información de la descendencia del primer Sandino que vino a Nicaragua, que vino de Italia, de Italia a España y de España a Nicaragua, según Walter Castillo. Tienen todo sobre su infancia, aunque está claro “que es imposible saber todo sobre Sandino”.
 
Dijo que las cartas de Sandino, las que han logrado conseguir, llevan cantidad de faltas ortográficas y las exhiben para que conozcan que Sandino “era un hombre como todos nosotros, pero un hombre con grandes valores, autodidacta”.
 
Sandino se preparó solo “sin ir a una academia militar, de las famosas del mundo, se convirtió en uno de los mejores estrategas y militares del mundo. Sus tácticas fueron copiadas por Chancaichei, Mao Tse-Tung y Ho Chi Minh, en Vietnam. Las tácticas de guerra de guerrillas de Sandino han trascendido al mundo”.
 
Valores de Sandino
 
Además, según Castillo, su abuelo fue capaz de poner sus propios recursos a disposición de una causa revolucionaria, y es justo que se conozca y que se combata a los que “aprovechándose de una causa se han convertido en millonarios”.
 
Realmente el general de Hombres Libres Augusto Cesar Sandino no pedía ni un palmo de tierra para su sepultura  y levantó muy en alto la bandera de Nicaragua cuando dijo que la soberanía de un pueblo no se discute, se defiende con las armas en la mano.
 
Sandino también decía: El amor ante mi patria lo he antepuesto ante todos los amores y si tu quieres ser feliz conmigo… reza una cartita de Sandino a su esposa, Blanca Arauz, la telegrafista de San Rafael del Norte, Jinotega.
 
“Esa es una cartita que él escribió a mi abuelita, pero fue sacada de contexto porque ahí nos enseñan a un Sandino muy frívolo, un Sandino que nosotros no hemos conocido, porque era un hombre muy amoroso, un magnífico padre, un buen esposo, un buen hijo, un buen hermano…”, expresa Castillo Sandino.
 
Aseguró que tienen la carta desde el comienzo, en el que se dirige con palabras tiernas, amorosas a Blanca Arauz, y la trata de “mi querida y adorada esposa”.
 
Blanca Segovia, la hija de Sandino, está bien
 
Walter Castillo Sandino, al hablar de su progenitora, Blanca Segovia Sandino, dice que “está bien, todavía está con nosotros, en Villa Fontana. Ella ha estado esperanzada de que se encuentren los restos de su papá y que se le de cristiana sepultura. Ella esta esperanzada que se construya un museo. Ella es idéntica a su papá”.
 
Describe a su abuelita, Blanca, como “una mujer muy dulce, una mujer blanca, de rasgos muy finos, era la telegrafista de San Rafael. Mi madres es más aindiada, la tez de la piel es más de Sandino, el rostro es el mismo de su papá, es la mezcla indo hispana, como decía Sandino, la mezcla que todos tenemos”.
 
Sandino no fue el marido perfecto, tuvo otros amores, como es el caso de Teresa Villatoro
 
Hablando de los defectos del General Sandino, Walter Castillo Sandino, dice que “se le pueden sacar muchos. Tuvo amores con una guerrillera muy famosa, Teresa Villatoro, pero creo que no debe trascender en un personaje tan importante como Sandino”.
 
Cuando se habla de Teresa Villatoro se habla “de otro gran amor de Sandino, la otra de Sandino, lo que me parece es como desvirtuar la historia. Aunque esas cosas hayan pasado, es por lo mismo, porque él era humano, pero también él supo corregir ese error”.
 
Sandino continuó hasta la muerte con Blanca Arauz, aunque algunos periodistas e historiadores “resaltan esta situación como un hecho morboso. Teresa Villatoro era una guerrillera internacionalista. Ella no era nicaragüenses, era salvadoreña, que vino a entregar su vida por nuestro pueblo”.
 
Teresa fue herida en combate, con charnel de bomba en la frente, salvó en un momento de feroz combate al General Sandino, era la cocinera y enfermera de todo el ejército “y hay tantos valores que se pueden tomar de ella”, comentó Castillo Sandino.
 
Estar en las montañas era algo difícil, más para una mujer, “sin embargo ahí estuvo siempre acompañando al ejército. Finalmente salió del ejército, “se fue para Honduras, ahí vivió, después que mataron a mi abuelo, siguió viviendo por muchos años en Honduras y se regresó a Nicaragua en los año 50 y murió en 1973, en completo olvido, en la desgracia. Teresa quedó en Nicaragua, aquí murió, aquí tuvo sus hijos. Con nosotros también andan las nietas de ella. Las hemos invitado para que participen en las actividades. Tenemos que presentar los verdaderos valores”.
 
Un nieto del general Francisco Estrada, del Estado Mayor del general Sandino, es también general del Ejército Nicaragüense
 
Jose Daniel Garcia Estrada y Elias Miguel Cabrera Ortez, nietos de los generales Estrada y Ortez.Resulta interesante que de la generación de Sandino brotara una verdadera legión de nietos del mismo Sandino y de sus generales, miembros del Estado Mayor del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional (EDSN).
 
Más que eso, Sandino y sus generales, no solo propagaron las ideas revolucionarias que dieron lugar al nacimiento de un movimiento revolucionario que reivindicó el ideario, el pensamiento vivo del General de Hombres Libres Augusto César Sandino, sino que también sembraron la semilla, que floreció de generación en generación.
 
Los nietos de Sandino, de Francisco de los Santos Estrada López, de Juan Pablo Umanzor, de Miguel Ángel Ortez, de Teresa Villatoro, de Pedrón Altamirano, están regadas por las ubérrimas tierras de Nicaragua.
 
Nos encontramos, en la conferencia sobre Sandino, impartida por su nieto Walter Castillo Sandino, a un general de ahora, del actual Ejército de Nicaragua, como lo es el general retirado José Daniel García Estrada.
 
El General García Estrada es nieto del general sandinista Francisco Estrada López, uno de los miembros del Estado Mayor, que murió en la masacre, el magnicidio ordenado por Anastasio Somoza García, aquel fatídico 21 de febrero de 1934.
 
Sandino fue emboscado por la Guardia Nacional, cuando bajaba de la Loma de Tiscapa, luego de cenar y conversar de paz y concordia, con el presidente Juan Bautista Sacasa.
 
El General García Estrada, se mostró muy emocionado, igual o más que quien escribe estas líneas, por eso de darnos el lujo de tener frente a sí a un miembro de la generación más pura y cristalina del ser revolucionario en Nicaragua.
 
“El hecho de que mi abuelo haya sido general y yo ya me retiré con el grado de general también, pues creo que es una de esas coincidencias, como Sandino decía, que no hay coincidencias en la vida, no hay casualidades, todo esta perfectamente armonizado. Lo que mi abuelo hizo repercutió de muchas maneras en la sociedad y, en cuanto a la familia, en el caso mío hizo que siguiera sus pasos”, expresó García Estrada.
 
Dijo que su abuelo, al igual que Sandino, “fueron los únicos dos generales del Pacífico. Sandino era de Niquinohomo y mi abuelo era de Nagarote. Todos los otros generales que acompañaba a Sandino eran del norte o algunos de origen salvadoreños y hondureños”.
 
El General Francisco Estrada López tenía dos hijas, una de ellas es la madre del General García Estrada. Cuando asesinaron al General Estrada, quien sería la progenitora del General José Daniel García Estrada, tenía 40 días de nacida.
 
Lo que el General García Estrada conoce de su abuelo se lo ha narrado, una parte, su abuela, y otra por las vivencias de su tía, quien al morir el General Estrada, tenía 10 años de edad.
 
Buscan recuperar información sobre Sandino
 
Los nietos de Sandino y sus generales están recuperando información dispersa. Están tras la pista de las pertenencias de Sandino y sus generales. Walter Castillo Sandino, en viajes a Estados Unidos, logró recoger información muy valiosa sobre la gesta del general Sandino.
 
Toda la información la están acopiando para escribir el segundo tomo del libro escrito por Walter, titulado: “El bandolerismo de Sandino en Nicaragua” y el Segundo Tomo se titulará “El incendio de Las Segovias”.
 
Además, están buscando contactar a otros nietos de los generales. “Esta aquí con nosotros Elías, que es nieto del General Miguel Ángel Ortez; la nieta de Pedrón Altamirano, María Antonieta, con las nietas de Teresa Villatoro (Lidia, Ana Ruth y María Teresa).
 
También han contactado al bisnieto del General Carlos Salgado y recientemente encontraron al nieto del General Juan Pablo Umanzor, lo que les resultó difícil debido a que Umanzor era hondureño.
 
Han logrado contactar a los nietos del General Juan Gregorio Colindres. Los padres del General García Estrada son Justo Daniel García Solari (qepd) y Etelvina Estrada Armas. Su abuela paterna era doña Clotilde Solari Coroveto, originaria de Granada.
 
El General García Estrada se retiró del Ejército Nicaragüense cuando ostentaba el cargo de agregado militar del ejército en México y antes fue Jefe de Estado Mayor de la Defensa Civil y como Jefe de Relaciones Públicas del Ejército de Nicaragua.
 
General Miguel Ángel Ortez, el más joven general sandinista, quien murió en combate en Palacagüina
 
Nos dimos el lujo de conversar con el nieto del General Miguel Ángel Ortez, Elías Miguel Cabrera Ortez, hijo de Juan José Cabrera Ortiz, de Masaya y María Angelina Ortez, originaria de El Cuje, Nueva Segovia.
 
En El Cuje, el General Ortez tuvo “uno de sus más importantes campamentos, que se llamaba El Gorrión. María Angelina es hija única del General Ortez, y procreó 6 hijos. El General Ortez, era el más joven de los generales sandinistas y se integró a las filas a la edad de 17 años.
 
Miguel Ángel Ortez llegó a ser general a los 21 años y cayó el 15 de mayo de 1931 en Palacagüina, a los 24 años, cuando dirigía el ataque del cuartel de esa localidad norteña.
 
“Nosotros nos sentimos muy orgullosos de llevar esa sangre de los generales del ejército de Sandino y, ahora, en esta nueva etapa, estamos retomando ese legado histórico. Ellos nos heredaron, sobre todo los valores y estamos reivindicando sus nombres”, manifestó Elías.
 
El nieto de Ortez es militante del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), reside en Managua y trabaja en una Planta Eléctrica de ALBANISA (la Ché Guevara I), como ingeniero mecánico graduado en la antigua Unión Soviética (URSS), regresando a Nicaragua en 1987.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies