6 diciembre 2021

Navidad infernal en San Alejandro: pandilleros de San Matías atacaron toda la noche

Departamentales

Granada, Nicaragua

Por: Augusto Cermeño

IMG_8869
Esta señora nos abrio con temor a ser agredida por los pandilleros

Elementos antisociales de San Matías, llamados por las autoridades de policía “Grupos juveniles”, regalaron una “navidad” infernal a los habitantes del Reparto San Alejandro, en la margen sur oeste de la ciudad de la colonial Granada.

Los habitantes del sector, sobre todo las madres de familia, nos narraron, la situación dramática, peligrosa, infernal que pasaron desde las doce y media de la madrugada del 25 de diciembre hasta pasada las siete de la mañana del mismo día.

Recorrimos casa a casa, viendo los daños causados por la pandilla de San Matías, según nos expresaron los moradores, cuya identidad, en la mayoría de los casos no daremos por cuestiones de seguridad. Existe en el barrio un temor indescriptible, de los daños, de la amenaza constante de los pandilleros que llegan a agredir, sobre todo, las casas de muchachos del barrio que no se dejan y buscan como defender sus casas.

IMG_8865
Destrucción en casa del abogado Orlando Nicaragua

Nos dijeron que los muchachos llegan directamente a atacar a pedradas las casas de los muchachos que ellos consideran sus adversarios, los que en la mayoría de los casos son muchachos que trabajan en el área de construcción en la ciudad.

Terror y zozobra en San Alejandro

Además, nos dijeron que la gente del barrio debe dormir en el suelo, pecho en tierra, para evitar ser víctimas de las piedras o alguna bala desperdigada. Las familias nos dijeron que la policía llegó, luego de muchas llamadas, que se dieron algunos disparos y que se la autoridad policial se llevó a un pandillero de San Matías que fue capturado por los muchachos del barrio.

La gente del San Alejandro dice que ya no aguantan la situación, que viven en estado de terror, de zozobra, en que los sumen personas bastante parecidas a los terroristas. Creen que la policía no está valorando la seguridad de las personas que viven en los barrios, donde se considera que la vida de un ser humana, de un niño, de una niña, no vale nada para las autoridades.

IMG_8867
Destruyeron portón y llovieron piedras y morteros sobre las casas

Creen que ellos solo andan en lo limpio, no salen a buscar cómo, realmente, poner el orden y dar seguridad a las personas. Nos encontramos con puertas quebradas, rajadas a machetazos, casas atacadas a pedradas, con puertas dañadas y la gente se siente que no se le da ninguna seguridad.

Algunas madres de familia, que dicen contener a sus hijos para que no salgan de las casas a defender el barrio y sus hogares, que al ver que la policía no hace nada, “vamos a dejar que nuestros hijos salgan y defiendan sus casas y que sea lo que Dios mande, porque no vemos otra salida”.

Algunas amas de casa del Reparto San Alejandro describieron la situación que le tocó vivir en la madrugada del viernes 25 de diciembre (2015) hasta después de las 7 de la mañana. Una de las damas nos manifestó: “Nosotros vivimos una situación terrible. Hace años la situación era tranquila, pero hoy en día no podemos dormir a ninguna hora”, se quejó.

IMG_8866
Jóvenes en las calles del San Alejandro, decididos a defenderse ante la inoperancia de la Policía Nacional

Dijo que el que trabaja y estudia “no puede desarrollarse normalmente, porque no tiene el tiempo. Como le digo, de día, de noche, estamos en una zozobra. Anoche no pudimos celebrar con tranquilidad el nacimiento de Jesús. No pudimos, ni siquiera, tener una cena tranquila”.

“Estos grupos de jóvenes atentaron anoche y desde hace mucho tiempo, con las vidas de nosotros”, dijo la señora, residente en San Alejandro. “Ellos no se percatan de que están deteriorando la salud de las personas y las viviendas”, agregó. Dijo que dentro de las casas caen los morterazos, hablando de su propia casa.

Habló de “cinco o seis casas dañadas, donde los jóvenes vinieron directamente, de los grupos juveniles del San Alejandro, donde viven ellos, vinieron a deteriorar. Hay gente perjudicada, como María Gutiérrez a la que le deterioraron su casa. A una señora que fue monja le deterioraron su puerta, con morterazos”.

Habló de gente que “ya abandonó sus casas”, una de las cuales, echa de viejas láminas de sin, en un lugar atacado por las pandillas y, donde, hay muchos niños que sufren por esos ataques, viéndose en riesgo de perecer por una pedrada o morterazos.

También nos habló de personas sicológicamente enfermas y que “necesitamos un fuerte apoyo, de parte de las instancias superiores. Yo creo que si nosotros no nos movemos, esto se nos va convertir en un cementerio”.

Otra dama nos dijo que padece de un oído y que el médico le dijo que no debe escuchar sonidos fuertes, “pero anoche esos morterazos al frente de la casa, e incluso cayó uno en el techo de mi casa que me ha dejado con un gran dolor en el oído”.

Esta señora es de la opinión de que el 31 se van a dormir a otra parte, para evitar los ataques de las pandillas de San Matías. Dijo que llega la policía, “y después se va y vuelve de nuevo la Sodoma”. Agregó que la madrugada del 25 hubo balazos. Sugiere a las autoridades a que “se interesen más en el caso, que estén pendientes, que pongan interés, porque estamos pagando justos por pecadores, los que no tenemos nada que ver, porque mis hijos no andan metidos en nada de eso”.

Un joven obrero de la construcción, dijo que su casa la destruyeron, y que le dijeron a la policía que no querían pleito. El trabaja en construcción y los pandilleros lo llegaron a buscar a su trabajo, mencionando a “Los Curros”.

Este joven obrero dice que los atacantes ya picados “agarran valor y la policía no hace nada. Van dos reuniones con la policía, ellos hacen y deshacen, lo que ellos quieren y hasta me le iban a pegar fuego a la casa…”.

Una señora del sector nos narró sobre el ataque en la madrugada del 25, cuando “nos cargaron a pedradas, garrotazos, machetazos, a toda la gente, perjudicando más de tres casas. Ya no soportamos. Estos vienen cuando uno está comiendo o dormido a atacarnos”.

Ve que los jóvenes de San Matías, que antes llegaban a jugar con los del San Alejandro, ahora “vienen a atacarnos. No sé por qué se han volteado contra uno. Dicen que van con todo el barrio y al que encuentren primero a ese van a…”. Se quejó de daños a un televisor y a su casa y no se quién me va pagar todos estos daños. Quiero que se me haga justicia porque esto es demasiado”.

Al doctor Orlando Nicaragua le destruyeron parte de su casa y “hay otra casa al final, que más ha sido perjudicado y al fondo, buscando el arroyo, por donde entran los pandilleros de San Matías, donde hay muchos niños y niñas”.

Los jóvenes interesados en resolver la situación del barrio, dicen que se han dado reuniones con la policía, con la comisionada Angélica, pero la policía no hace nada. Una dama manifestó su preocupación por la actitud de los jóvenes de San Matías, los que “creen que pueden venir, hacer y deshacer. Han lesionado a dos personas gravemente, de muerte, entre ellos a uno que ahí anda con los puntos que le dieron y otro con 18 puñaladas”, dijo.

Reclama que los daños sean asumidos por los pandilleros, que la policía los haga pagar los daños y “que no digan que nosotros nos vamos al bando de ellos porque nosotros vivimos reuniéndonos con estos chavalos, dándoles consejos, para que esta violencia termine”.

Noticias de Interés

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

1 comentario en «Navidad infernal en San Alejandro: pandilleros de San Matías atacaron toda la noche»

  1. Magnifico la actuación de la Policía, con estos delincuentes pandilleros, espero los dejen unos 3 meses engavetados y los pongan a limpiar los arroyos, para que jusitificquen la comida que les dan, pues la pagamos todos los ciudadano, Bien por la Policía. Y a esas señoras que se quejan, no se hagan las que no saben, pues sus hijos tienen alguna deuda con ese otro grupo, tambien deberian de mandarlo a la Granja. Si quieren darse de madrazos, que se vayan ambos grupos a la playa pero del lado de malacatoya y después solo hay que ir a enterrarlos. Un saludos a los policía y a sus jefes que tomaron una buen decisión.

    Responder

Deja un comentario

Usamos Cookies