30 julio 2021

Miércoles de Ceniza: inicio de la cuaresma

Departamental

Granada, Nicaragua

Por: Augusto Cermeño

27 Febrero 2020

“La cuaresma está en función de la Pascua, que es la fiesta más grande que tiene el cristianismo, donde resucitara nuestro señor Jesús, que ha vencido a nuestro enemigo, el demonio”, expresó el sacerdote Joel Esteban Ajochan Rivera, en la Santa Iglesia Catedral.

“Son 40 días de penitencia para combatir al demonio”, apuntó. Agregó que “siempre la cuaresma comienza con la liturgia de la palabra que nos invita al ayuno, la oración y la limosna”.

En un extenso artículo escrito por el poeta Enrique Fernández Morales, bajo el título: Cuaresma y Semana en Granada; hace alusión al Miércoles de Ceniza, “el tiempo sagrado que simboliza los 40 días que ayunó Nuestro Señor y los cuarenta años que vagaron los israelitas en el desierto, ante de entrar a la tierra prometida”.

Indica que “esta consagrado por la liturgia a la meditación y la penitencia y sirve de adecuada preparación para la Semana Santa.”

Por su lado, el padre dijo que “la Cuaresma es tiempo de anonadamiento. Dice San Pablo, en la carta a los filipenses, donde escribió un himno que se llama Himno de la génesis, donde dice él, a estos filipenses Jesús siendo Dios, no alardeó de su categoría de Dios, sino que más bien se hizo hombre, no solamente se hizo hombre sino que se hizo esclavo para servirnos a nosotros”.

De manera, agrega el sacerdote, que Jesús “aprendió a obedecer hasta una muerte en la cruz. La Cuaresma, en ese cántico bellísimo, que escribió San Pablo a los filipenses, también nos describe cómo debería ser el camino de la cuaresma hacia la Pascua. Porque si Jesús padeció con nosotros también las tentaciones, lo que padeció en su Pasión, fue para librarnos de nuestro enemigo”.

Firmemente dice que Jesús “venció al demonio, a satanás en la cruz. Con su muerte venció al autor de la muerte, al padre de la mentira”, expresó el padre Joel Esteban Ajochan Rivera.

Ceniza lograda por incineración de palmas benditas, en la frente de los fieles

Algo que debemos conocer todos, es que la ceniza que el sacerdote nos pone en la frente, proviene de “las palmas benditas incineradas en el Domingo de Ramos del año anterior, enriquecidas con las bendiciones más solemnes de la liturgia romana”, dice el poeta Quico Fernández Morales.

 El padre Joel Esteban Ajochan Rivera, nos dice que la ceniza “es impuesta en la frente a los fieles, antes de la misa de este día, con las rituales palabras: Acuérdate hombre que eres polvo y al polvo retornaras, reunió llena de simbolismo, muy de la devoción de los granadinos, que, como los antiguos israelitas en tiempos de aflicción, permanecen ese día con la frente cubierta de ceniza. Este día principia en los templos la popular devoción de las 40 via sacras”.

El padre Ajochan Rivera nos dice que “la imposición de las cenizas es un rito que nos recuerda que nuestra pobreza como persona, nos invita a no olvidar de dónde venimos. Venimos del polvo, dice: polvo eres y al polvo tornarás”.

“Conviértete y cree en el evangelio, porque el tiempo de la cuaresma es convertirse dice eso. Por ejemplo, cuando David cometió su pecado y el profeta Natán denunció su pecado, entonces David hace penitencia, y una de las cosas que hizo fue vestirse en sayal y se echó ceniza encima. Rezó a Dios Padre para la misericordia por sus pecados”.

Ese signo de “la imposición de ceniza es un tiempo que nos lleva a reconocer que somos pecadores y necesitamos de la misericordia de Dios”, revela el padre Ajochan Rivera.

“La cuaresma nos lleva a aniquilar al hombre viejo”

El padre Rivera, indica que “la cuaresma nos lleva a aniquilar al hombre viejo, con Jesucristo en la paz”. Se refirió a una lectura del profeta Isaías, “que cuando nosotros hagamos la justicia, decir al pobre al indigente, a la viuda, que brillará la luz en nuestras vidas y nuestras tinieblas se disiparan”.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies