18 septiembre 2021

Lo mejor de la intelectualidad, escritores y poetas se marcharon al exilio y poeta nicaragüense se destaca en los Estados Unidos de Norteamerica

Pablo Alberto Cuadra Arguello

Granada, Nicaragua
Lunes 17 diciembre 2012
Por Alberto Cuadra M
Miami 12-15-2012
 
Pablo Alberto Cuadra ArguelloComo el viento frío que pasa en una madrugada, y se aleja  en medio de un profundo silencio acompañada  solamente por el susurro de las hojas de los árboles, así se alejó de su tierra, siendo un adolescente, el poeta Pablo Alberto Cuadra Argüello, hasta llegar a su destino, Miami Florida en Enero del 86.
 
Su viaje fue como la muerte, sus sueños  y esperanzas de vivir en una patria libre, próspera  y feliz fueron truncados, por una revolución  que pudo haber sido la mejor de América y un  ejemplo al mundo, se transformó en un monstruo de grandes proporciones  en contra de las generaciones de esa época y de las actuales, matando de por vida a una juventud.
 
Muchos jovenes como el poeta Cuadra Argüello tuvieron que abandonar  lo más bello  y sublime que pueda tener un ser humano  como es la patria que lo vio nacer, para no ser reclutados y enviados a morir al norte de las  montañas de Nicaragua.
 
Eso le pasó al mencionado poeta  nicaragüense , dejar todo sus recuerdos de niñez ,para guardarlos en sus versos, que luego los transformó en bellos poemas, los  que han dado la vuelta al mundo a través de la redes sociales  del internet y en algunos medios escritos de Miami Florida.
 
Cuadra Arguello como cualquier otro joven lleno de ilusiones, pero cargando la amargura de una tristeza, provocada por una insurrección, llena de seres inconscientes, que mandaban a la juventud a morir a la montaña, se esforzó en esta su nueva patria, los Estados Unidos de Norteamérica, hasta graduarse en St. Vicent de Paul Regional Seminary University , de Master en Teología.
 
Mientras realizaba sus estudios superiores, escribía versos que fueron creciendo como las plantas en bellos árboles de las letras, que indudablemente se transformaron en poemas.
 
Cuadra Argüello, quién nació en Granada  el 8 de Enero de 1971 y siendo sus padres el que escribe y Myrtha Cuadra Argüello, pertenece a la IX generación de la familia Cuadra, siendo tatara- tataranieto de don Luciano Cuadra, hermano carnal del ex -presidente de Nicaragua Don Vicente Cuadra Lugo.
 
En Wikipedia, The free Enciclopedia, una enciclopedia a nivel mundial destaca al poeta Cuadra Argüello, como una de las figuras importantes  dentro de la literatura nicaragüense  donde se mencionan también a otros poetas de  Nicaragua. Insertamos en este escrito un párrafo en inglés tal como aparece en lo que concierne a la literatura nicaragüense..
 
“Nicaraguan literature can be traced to pre-Columbian times with the myths and oral literature that formed the cosmogonic view of the world that indigenous people had. Some of these stories are still known in Nicaragua. Like many Latin American countries, the Spanish conquerors have had the most effect on both the culture and the literature. The literature of Nicaragua has had many important literary figures in the Spanish language with internationally prominent writers such as Rubén Darío, who is regarded as the most important literary figure in Nicaragua. He is referred to as the "Father of Modernism" for leading the modernismo literary movement at the end of the 19th century.[1] Other important literary figures include Salomón de la Selva, Carlos Martínez Rivas, Pablo Antonio Cuadra, Alberto Cuadra Mejia, Manolo Cuadra Vega, Pablo Alberto Cuadra Arguello, Ernesto Cardenal, Sergio Ramírez Mercado, Gioconda Belli, José Coronel Urtecho, Alfonso Cortés, Julio Valle Castillo, and Claribel Alegría, among others.Ponemos el link donde aparece esta nota en ingles.   http://en.wikipedia.org/wiki/Nicaraguan_literature .”
 
La poesía de este joven poeta está enmarcada en lo social y en el más puro sentimiento que aflora de su mente creadora. Son versos y poemas que estremecen la conciencia de cualquier ser humano.
 
Cuadra Argüello con sus poemas fortalece el sentimiento humano y hace estremecer al más indiferente. En sus poemas refleja también las injusticias, la pobreza del ser humano y a una regresión del tiempo. El poeta es un valor más en las letras dentro de la familia Cuadra y en la literatura nicaragüense.
 
Presentamos, algunos de sus poemas.
 
                                                        NO RECUERDO
No recuerdo el día en que partí, ni la fecha, ni la hora de mi salida.
Solo recuerdo el repique solemne de las campanas, como despidiéndose de mis
sombras, al son de un Te Deum.
Las calles estaban vacías, una que otra alma se asomaba por las ventanas dejando escapar una mirada turbada y circunspecta.
No recuerdo si era día, tarde, o madrugada,
mi mente ya se había fugado de aquel lugar.
Solo recuerdo el ligero zumbido del viento,
y el vaivén mustio de una palmera
que, con su suave ritmo, parecía decirle adiós a mis ayeres.
No recuerdo lo que me llevé, lo que dejé, o lo que se quedó olvidado en el baúl traumado del pasado.
Solo recuerdo los rostros tristes de aquellos que atestiguaron mi partida al mundo de lo desconocido.
No se si era otoño, verano o invierno, mi tegumento no sentía frió, ni calor, ni escalofríos.
Solo recuerdo el vacío de irme y no volver, y el miedo de volver y no irme.
No me despedí de nada, ni de nadie, y nadie se despidió de mi.
Desvanecí como un fantasma, como el espejismo de un oasis en medio del desierto, sin dejar rastros, ni huellas.
No recuerdo el día en que partí, ni la fecha, ni la hora de mi salida.
Solo recuerdo mi mirada, entumecida de dolor, reflejada en un espejo averiado por el tiempo.
No recuerdo la muda que llevaba puesta, o el color del calzado aferrado a mis pies, o el sabor de la merienda que deleitó mi paladar.
Solo recuerdo el vuelo sibilino y apresurado de las aves, como vaticinando mi partida.
No recuerdo el día en que partí, ni la fecha, ni la hora de mi salida.
Solo recuerdo el vacío de irme y no volver, y el miedo de volver y no irme.
 
 
 
CASITA DE CARTON
                
Casita de cartón
cocina de latas viejas,
un paisaje de basura,
un arroyo                                                                         
de aguas negras.
Un cuarto para diez,
un candil, 
una cortina rota que sirve de pared,
un suelo sin ladrillos 
pedregoso y mojado.
Dos catres que no caben,
un balde con agua de lluvia,
una entrada sin puerta.
Chavalos descalsos
sin juguetes, ni prendas,
diez personas que se quieren
en medio de la pobreza.
En una casita de cartón
sin lujos, ni sirvientas
habita sereno el amor,
la mayor de las riquezas.
 
RETORNO
 
Vomitaré nostalgia
en la mortecina esquina
donde abandoné mi infancia
lugar de mi destierro
y de mi faltal suplicio
donde aún resuena
el eco de mi adiós
el morir de la tarde
y donde aún moran
los fantasmagóricos recuerdos
Volveré a la desolada esquina
una tarde de Enero
cuando el hálito sombrío
llene el asfixiador  vacío
y conversaré con los fantasmas
de los que fueron mis amigos
y nos burlaremos del tiempo
y nos mofaremos del incógnito
destino
 
                              Pablo Alberto Cuadra Argüello

                          12-15-2012 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies