5 marzo 2021

Las autoridades de Noruega investigan la muerte de 23 pacientes ancianos frágiles que recibieron la vacuna de Pfizer

Sebastien Bozon / AFP

17 Enero 2021

Las autoridades de Noruega pidieron a los médicos que realicen evaluaciones más exhaustivas de los pacientes ancianos frágiles que esperan recibir la vacuna contra el covid-19 de la farmacéutica estadounidense Pfizer y su socio alemán BioNTech, tras la muerte de 23 ancianos poco después de recibir el fármaco, según informó este viernes la revista científica The BMJ.

«Puede ser una coincidencia, pero no estamos seguros», declaró el director médico de la Agencia Noruega de Medicamentos (NOMA), Steinar Madsen. «No existe una conexión segura entre estas muertes y la vacuna», subrayó. 

Al investigar hasta ahora 13 de las muertes, la NOMA concluyó que las reacciones adversas comunes a las vacunas que se basan en una nueva tecnología ARN mensajero (ARNm), como la de Pfizer, pueden haber contribuido a desenlaces fatales en algunos de los pacientes frágiles. Estas reacciones adversas incluyen fiebre, náuseas y diarrea. 

«Existe la posibilidad de que estas reacciones adversas comunes, que no son peligrosas para los pacientes más jóvenes y no son inusuales con las vacunas, puedan agravar la enfermedad subyacente en los ancianos», explicó Madsen. «No estamos alarmados ni preocupados por esto, porque son ocurrencias muy raras y ocurren en pacientes muy frágiles con enfermedades muy graves«, enfatizó el director médico de la NOMA.

Madsen agregó que la agencia pide a los médicos que continúen con la vacunación, pero que «realicen una evaluación adicional de las personas muy enfermas cuya condición subyacente podría verse agravada por ello», lo que incluye discutir los riesgos y beneficios de la vacunación con los pacientes y sus familias. 

Pfizer, por su parte, comunicó que «está al tanto de las muertes reportadas luego de la administración» de su vacuna y aseguró que «está trabajando con la NOMA para recopilar toda la información relevante». «Las autoridades noruegas han dado prioridad a la inmunización de los residentes en hogares de ancianos, la mayoría de los cuales son muy mayores, con afecciones médicas subyacentes, y algunos de ellos padecen una enfermedad terminal», señaló la farmacéutica. 

«La NOMA confirma que el número de problemas hasta el momento no es alarmante y está en línea con las expectativas. La NOMA evaluará minuciosamente todas las muertes reportadas para determinar si estos casos están relacionados con la vacuna. El Gobierno noruego también considerará ajustar sus instrucciones de vacunación para tener más en cuenta la salud de los pacientes», agregó Pfizer.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies