23 noviembre 2020

Las 4 prioridades de Biden y Harris en los primeros días de gobierno

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Monitoreo Internacional

08 Noviembre 2020

Por:Jesús García 08 de Noviembre 2020

El presidente electo Joe Biden y la vicepresidenta electa Kamala Harris dieron a conocer los principales problemas que atenderán al iniciar su gobierno: COVID-19, recuperación económica, conflictos raciales y cambio climático.

El equipo de transición del demócrata lanzó un portal sobre las acciones que se irán tomando, al tiempo de que perfilan algunos nombre para ocupar su círculo cercano, incluido su jefe de Gabinete, que podría ser Ron Clain,según un reporte de Bloomberg News.

“Los esfuerzos de la transición se centran en determinar las opciones de implementación para las políticas, desarrollar programas de administración para las agencias federales y seleccionar al personal que será parte de la administración”, indicó el equipo del demócrata. “La administración Biden-Harris… priorizará los siguientes valores fundamentales: diversidad de ideología y de trasfondos; talento para abordar los desafíos más complejos de la sociedad; integridad y los más altos estándares éticos para servir al pueblo estadounidense y no a los intereses especiales; y transparencia para ganar confianza en cada etapa”.

Durante su campaña, el presidente electo mantuvo un mensaje coherente sobre las que serían sus prioridades, las cuales empatan co su plan revelado este domingo.

La pandemia

En los debates presidenciales, Biden confrontó al presidente Donald Trump sobre sus acciones contra la pandemia de coronavirus y afirmó que su gobierno priorizaría la visión de los científicos.

En concordancia con ese mensaje señala que se “escuchará a la ciencia”, además de “garantizará que las decisiones de salud pública estén informadas por los profesionales” en la materia; promoverá la transparencia, además de asegurar que todos los estadounidenses tengan acceso a pruebas regulares, confiables y gratuitas.

Entre las acciones están duplicar los sitios de pruebas de COVID-19 y establecer una Junta de Pruebas de la Pandemia similar a la Junta de Producción de Guerra de Roosevelt, indicó, a fin de movilizar al menos a 100,000 personas en todo el país.

Además de la inversión de $25,000 millones de dólares para la distribución de vacunas.

“El presidente electo Joe Biden está asumiendo la responsabilidad y dando a los estados, ciudades, tribus y territorios los suministros críticos que necesitan”, indica el equipo de transición.

La priodidad, señala, serpan las “poblaciones desproporcionadamente vulnerables”, además de que mantener guías actualizadas de los CDC sobre cómo aplicar la distancia social sin afectar la operación del país, incluyendo indicaciones precisas sobre apertura o cierre de negocios, como bares, restaurantes, así como escuelas.

También pedirá al Congreso que apruebe ayuda de emergencia para que las escuelas tengan recursos adicionales, así como fondos para los pequeños negocios.

Recuperación económica

Este aspecto empata con el primero, ya que los problemas económicos del país se intensificaron la pandemia de coronavirus, afectando a las comunidades latina y negra, principalmente.

“Antes del COVID-19, demasiadas familias estaban luchando para llegar a fin de mes y demasiados padres estaban preocupados por el futuro económico de sus hijos”, reconoce Biden.

Su plan de reconstrucción económica plantea que esas comunidades desfavorecidas se encuentren con una mejor posición económica al superar la pandemia.

“Una economía en la que todos los estadounidenses disfruten de un pago justo por su trabajo y las mismas oportunidades de salir adelante”, consideró.

El proyecto apunta:

  • Fondos para los gobiernos estatales, locales y tribales para educadores, bomberos y otros trabajadores esenciales
  • Extensión del seguro de desempleo durante la pandemia
  • Un paquete de reinicio para los negocios y los empresarios

Diferencias raciales

La dupla Biden-Harris enfocó parte de la campaña en los problemas raciales del país, los cuales derivan en otro tipo de desigualdades, incluso económica, entre las comunidades “de color”, incluidos los nativos americanos.

El proyecto racial de los demócratas empata con la recuperación económica, ya que pretende impulsar la igualdad salarial para reducir las diferencias socioeconómicas.

“Múltiples crisis superpuestas refuerzan cuán lejos tenemos que llegar para lograr esa visión”, reconoce. “La pandemia ha puesto de relieve las disparidades raciales en la salud y el cuidado de salud”.

Su plan contempla, entre otros aspectos:

  • Impulsar la inversión público-privada a través de un nuevo plan de oportunidades para pequeños negocios
  • Reformará las zonas de oportunidad
  • Mejorar la integració de las empresas en las compras federales
  • Asegurar un plan de vivienda asequible
  • Promover la seguridad en la jubilación y la riqueza financiera de las familias negras, latinas y nativas americanas
  • Asegurar que los trabajadores de color sean compensados de manera justa y tratados con dignidad

Cambio climático

En el primer debate presidencial, Biden fue cuestionado sobre un plan de cambio climático y su adhesión al Nuevo Plan Verde y aseguró que él tiene su propio proyecto, aunque perfila varios aspectos de esa estrategia.

En su campaña mantuvo un mensaje constante sobre la importancia de proteger el medio ambiente y atencer el cambio climáctio, ante le impacto que tiene en las comunidades con fenómenos climáticos de mayor impacto, como huracanes y tormentas.

El demócrata volverá a integrar a EE.UU. al Acuerdo de París, del cual el presidente Trump, sacó a la nación.

“No solo volverá a comprometer a los Estados Unidos con el Acuerdo de París sobre el cambio climático, sino que irá mucho más allá”, aseguró el equipo de transición. “Él está trabajando para liderar un esfuerzo para que todos los países importantes aumenten las aspiraciones de sus objetivos climáticos nacionales”.

Sus esfuerzos en la materia incluyen infraestrcutura, mejorar la industria automotriz, mejor acceso al transporte público de cero emisiones, la modernización de edificios para ahorrar energía y el impulso de viviendas sostenibles.

“Impulsará reducciones drásticas de costos en tecnologías críticas de energía limpia, incluido el almacenamiento de baterías, tecnologías de emisiones negativas, la próxima generación de materiales de construcción, hidrógeno renovable y energía nuclear avanzada”, indica el plan.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies