28 julio 2021

La prol­­ífica familia Solari: llegaron de Italia a Nicaragua a finales del siglo XIX, para quedarse for ever y hay tantos como para fundar una ciudad con ellos

 

Granada, Nicaragua
Sábado 28 Diciembre 2013
Augusto Cermeño
 
A la der., de corbata, don Benicio Solari  y  Betsabe Silva (izq), fundadores de la gran familia SolariRecientemente se realizó un primer esfuerzo de reunir a todos los descendientes de don Benisio Solari, italiano que llegó a Nicaragua a finales del siglo XIX y su semilla ha sido tan fértil, tan prolífica, que con ellos, al menos la parte que se reunió en Managua, se puede perfectamente fundar una ciudad.
 
En la festiva, vistosa, armoniosa, unitaria reunión de la familia Solari, estuve presente por ser casado con una Urbina Solari y, además, por ser invitado por don Miguelito Solari, quien ha leído algunos artículos escritos por este periodista granadino.
 
Este lugar muy apartado de Managua, una comunidad rural denominada Las Jagüitas, en la residencia de José Antonio Solari Baltodano: un hombre joven, alto, blanco, aunque un tanto quemado por el sol, de rostro poblado por una tupida barba cerrada. Aquí se fueron reuniendo poco a poco toda una tribu. El ancho predio del lugar se fue llenando de vehículos de todo calibre y marca.
 
Bailes y cantos en la reunion Solari de Las JaguitasHombres con sus mujeres, hijos e hijas, algunas muchachas en estado de gravidez, próximas a alumbrar un nuevo Solari, fueron juntándose hasta dejar ver toda una nación italiana que se ha combinado con nicaragüenses, por lo que se observan Solari morenos, morenas, blancos, de tantos colores como ha creado Dios a la humanidad.
 
El ambiente que se va formando es el de festividad, el de conversaciones, de intercambios, de unas familias que residen en Managua, otras en León y las de Granada, que parecen ser las más numerosas y desde donde se ramificaron hacia otros departamentos.
 
Realmente en Granada es donde se siembra la semilla, crece el ­­árbol de los Solari, muy frondoso por cierto, siendo el primer Solari don Benicio Solari Vidaurre y de él nacen del primer matrimonio con una dama de apellido Corobetto: Benicio, Josefina y Cleotilde Solari Corobetto. Después de unos años don Benicio queda viudo.
 
Los Solari disfrutaron de un momento de armonia y unidad de esta familia de origen italiano y nicaraguenseAños más tarde don Benicio se vuelve a casar y nacen los hermanos: Germán, abuelo de mi esposa; Luis, joyero; la señorita María Lidia; Betsabe, Miguel, Carlos, de oficio carpintero; Enrique, Benicio, ex coronel de la extinta Guardia Nacional; don José, de oficio carpintero; Juan y Guadalupe. Todos de apellido Solari Silva, hijos del italiano, constructor de barcos, Benicio Solari Vidaurre y Betsabé Silva, dama granadina.
 
El primer Solari llegado y establecido en Granada, es don Benicio, quien trabajó por un tiempo como constructor de barcos, al servicio del astillero de “La Compañía de Transito” fundada por don Alfredo Pellas y que fue de gran utilidad como medio de transporte lacustre de carga y pasajeros ligado al Ferrocarril de Nicaragua y a la floreciente Granada de finales del Siglo XIX.
 
Anécdota histórica del hundimiento del Barco “General Somoza”, impactado por el férreo Victoria
 
Los Solari disfrutaron de un momento de armonia y unidad de esta familia de origen italiano y nicaraguensDon Germán Solari Silva (qepd), ex operador de radio de la extinta Guardia Nacional, al servicio del Victoria, en sus días de opulencia, abuelo de mi esposa (Marlene Urbina Solari), nos relató una histórica anécdota en la que su padre, don Benicio, actúa como maestro constructor de barcos.
 
Resulta que a don Benicio le tocó reparar el Barco “General Somoza”, cuyo capitán, Alberto Mora, en una maniobra provocadora y temeraria, intentó rodear el Barco Victoria, pensando que la velocidad del entonces moderno barco le permitiría alcanzar, dejar atrás y darle vuelta al Victoria, en un afán de burla, de vil sorna. Pero “el tiro le salió por la culata” y el Somoza fue impactado por el pesado Victoria y se fue a pique, al fondo del Gran Lago Cocibolca.
 
Parte de la familia Cermeno directamente emparentada con los SolariEl barco “General Somoza” fue rescatado con apoyo del Victoria y “El 5 Estrellas”, para luego ser trasladado a la Isla “La Compañía”, donde se ubicaba el astillero de los Pellas, propietarios de la empresa naviera que daba servicio de transporte en naves que surcaban el Gran Lago de Nicaragua.
 
El “General Somoza” fue dejado como nuevo, gracias a los buenos oficios de don Benicio Solari Vidaurre, inmigrante italiano originario de Génova, Italia. Don Benicio era hijo del genovés Juan Solari.
 
La primer camada de Solari nacen en Granada,calle La Calzada, frente a la Iglesia de Guadalupe, casa que aún existe y es propiedad de Iván Solari, hijo del coronel Benicio Solari (qepd), tío abuelo de Marlene (mi esposa).
 
La gran prole de los Solari reunida en “Las Jagüitas”, se reunirá nuevamente en Granada en el 2014
 
Un grupo familiar Solari de ManaguaLa gran prole de los Solari, reunida el 15 de diciembre del 2013, en Las Jagüitas, desde horas de la mañana, en la residencia campestre de José Antonio Solari Baltodano, nieto del tío Carlos, se comprometió, aquí, a reunirse en Granada, el 16 de mayo del 2014, con motivo de la celebración de los 100 años de doña Mercedes Martínez, esposa del tío José Solari Silva, según manifestó don Miguel Solari, hijo del tío Miguel Solari Silva.
 
Miguelito, como le dicen sus familiares, es el gran promotor, junto con José Antonio Solari Baltodano, de la reunión familiar que proyectan mantener año con año, el segundo domingo de diciembre.
 
A continuación les detallamos la lista de asistencia tomada por Miguelito y José Antonio:
 
Sandra del Carmen Solari Aguinada, Managua: ssolari [email protected]
María Auxiliadora Solari Martínez, Granada: Telf 2552-5669 y 89537327
Silvia Solari Martínez, Granada
Gabriela Cristina Solari Aguinaga: [email protected]
Claudia Lisseth Sánchez Solari, Granada: 83906232
Judith Mercedes Solari Rodríguez: 2315-5555
Auxiliadora Solari Rodríguez: 2315-5555
Ninfa Azucena Solari Valladares: 87819158
Roberto José Solari Woo, Rivas: 82761274
Róger Andres Solari Balladares
Gladys Balladares vda. de Solari: 87815446
Nadia Abel Solari, Granada. 89937635
Harlem Sánchez Solari, Granada: 87507835
María Elizabeth Solari Gutiérrez, Granada: 89546817
Evelyn Sequeira Solari: [email protected]
Jenny Solari: 22897534
Jeny Lucía Sequeira Solari: [email protected]
Abel Antonio López Baltodano: 82598159
Ruth Marina Urbina Solari, Granada: 83290986
Xochil Solari, Rivas
Ramon Cermeño Urbina, Granada: 84406990
José Carlos Sánchez Gutiérrez, Granada: 84260159
Marlene Urbina Solari, Granada: [email protected]
Augusto Cermeño, Granada: [email protected]  Telf 2552-4651 y 85908457
Mariela Gutiérrez Solari, Granada: 88517151
Norma Solari Woo, Granada: 87123704
Heydi Eleonora Solari: 2315-3581 y 85753309 
Carlos Manuel Solari Espinoza: [email protected]  Telf 2260-5824 y 89818124
Carlos Alberto Solari Bravo: [email protected]   Telf 2315-3236 y 88104342
Julio César Carranza Solari, Granada: 81236384
Róger Antonio Solari Valdivia, Leon: [email protected]   Cel 57394248
René Javier Solari Salamanca, León: Telf 2315-4667 y 89218229, 89939607
Jorge René Solari Ramírez: [email protected]   89204199
Heather Regalado Solari, León:  [email protected]
Ashley Carolina Solari Centeno: [email protected]   Cel 57335092
Damaris Gaido Solari: [email protected]   Cel 82305628
Marlon Enrique Cermeño Urbina, Granada
Miguel Solari, Miami, EEUU: [email protected]
 
 
{youtube}1fSI9d-JiZI{/youtube}   {youtube}C_Ni_FdA6sw{/youtube}
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

2 comentarios en «La prol­­ífica familia Solari: llegaron de Italia a Nicaragua a finales del siglo XIX, para quedarse for ever y hay tantos como para fundar una ciudad con ellos»

  1. Hola mucho gusto, me gusto el articulo sobre toda la familia SOLARI.
    Espero que publiquen mi nombre igual para estar en contacto con la familia.
    Muchas gracias saludes KEVIN SOLARI

    Responder

Deja un comentario

Usamos Cookies