21 abril 2021

La pobreza, la desesperanza, hace que los pobres se sumerjan en la inmundicia buscando “vida” pero más bien pueden encontrar la muerte

Imagenes de la miseria


Granada, Nicaragua
Por: Augusto Cermeño
 
Imagenes de la miseriaEs triste decirlo, pero este país se llena cada vez más de nicaragüenses enfilados en el gigantesco ejército de los desafortunados, los más pobres, los que se ven obligados a sumergirse en la inmundicia buscando la vida, pero lo más seguro es que puedan encontrar la muerte o una enfermedad incurable.
 
LA VERDAD, al cruzar el Puente de Los Dardanelos, observamos imágenes espeluznantes de lo que un nicaragüense pobre debe hacer para sobrevivir a la catástrofe social y económica que esta viviendo Nicaragua.
 
Muy a pesar de frenéticos discursos triunfalistas del oficialismo, vemos que en Nicaragua, por imágenes directas, que golpean nuestra vista y nos hace reflexionar en la urgencia de que los aspirantes a tomar el timón del país, deben dejar de hacer discursos politiqueros, demagógicos y empeñarse en la tarea de reconstruir Nicaragua.
 
Todos los políticos, sin distingos de color o ideología (aunque ideológicamente son los mismos), deben de iniciar toda una jornada de reflexión, para buscar alternativas a la pobreza, que permitan al pueblo nicaragüense acceder al empleo digno, vivienda digna, salud digna y salarios dignos.
 
Hasta ahora el Gobierno de turno no hace mucho por mejorar la situación general de los nicaragüenses, de modo que lance una verdadera ofensiva contra la pobreza, no andar entregando limosnas a los pobres, solo para que digan que son los únicos que se acuerdan de los pobres.
 
Una familia entera busca en la podredumbre de los arroyos de GranadaEsta bien ayudar al pobre, pero se debe dejar esas políticas limosneras, y emprender jornadas que permitan al nicaragüense producir, tener buenos precios, créditos y desarrollar la pequeña y mediana empresa. Esto podría generar empleo, como realmente se ha visto, ya que las pequeñas y las medianas empresa dan trabajo a muchos nicaragüenses.
 
De esa manera, entre otras, se puede derrotar a la pobreza, se puede escalar a mejores posiciones y frenar el masivo exilio económico de los nicaragüenses. Muchos de nuestros compatriotas sufren muchas humillaciones en Costra Rica, sobre todo en estos días en el que se lucha por hacer entender a ese país vecino que el Río San Juan es nuestro.
 
Nicaragua debe de abandonar, a nivel de Gobierno, en primer lugar, posiciones cómodas, de extremo lujo, con salarios de funcionarios que ofenden al pueblo pobre y miserable que debe sumergirse en los arroyos pestilentes para sobrevivir.
 
Es realmente una canallada que las personas que vimos en Los Dardanelo, sumergidos en un sucio y asqueroso arroyo, que da la impresión de ser toda una familia, niños y padres, tengan que recurrir a eso, a riesgo de sus vidas, para llevar el pan de cada día.
 
Lo que vimos fue toda una tragedia social y económica, un cuadro triste, que nos revela una realidad cruda, un clamor por la vida. Tanto los adultos, como los niños y niñas, sacaban pedazos de madera, cosas que consideran de valor, útil para sus miserables vidas.
 
De esto les mostramos apenas un par de fotos, pero es suficiente para que se entienda lo que estamos denunciando, lo que pretendemos llegue a sensibilizar a quienes a costa de esta pobreza hacen millones. Solo dan a Nicaragua discursos demagógicos y promesas que en los últimos 30 años no se cumplen.
 

Seguimos igual o peor que cuando Nicaragua fue “liberada” de la dictadura somocista para caer en otro profundo y oscuro abismo.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies