27 octubre 2021

Kalorama: el hogar de los ricos y poderosos en Washington

Internacional

7006c9d8f93c3a2492ebc27e7b73b13c¿Dónde está Barack Obama? En Kalorama, responde la gente en Washington. ¿Y la hija de Donald Trump? ¡En Kalorama también! Pese a la llegada de estas personalidades, este acomodado barrio de la capital estadounidense se las arregla para preservar su tranquilidad.

¿»Es un barrio escondido y apartado, con residentes que tienen medios económicos, es muy tranquilo y agradable», describe Joan Ludlow, una ex administradora en el sector de educación que vive en Kalorama desde 1979.

En un mediodía soleado y de temperatura indulgente en pleno invierno, la mujer lee en un jardín público.

745522-01-02Al igual que los habitantes de los alrededores, Ludlow se alegra de la llegada de los Obama al barrio, a pesar de que los agentes del Servicio Secreto bloquearon el acceso a la calle donde se mudó el ex presidente y su familia.

«Estacionarse se ha vuelto un gran problema», se lamenta la mujer.

El ex presidente demócrata prevé habitar esta casa de unos 800 m2 durante al menos dos años, el tiempo que le falta a su hija menor Sasha para terminar la secundaria.

Otros ex mandatarios como Woodrow Wilson, Franklin D. Roosevelt y Herbert Hoover residieron en Kalorama, situado a solo tres kilómetros de la Casa Blanca.

También una lista de secretarios de estado, jueces de la Corte Suprema, entre otros, habitaron ese barrio.

Agnes O’Hare, esposa del embajador de la Unión Europea, vive en la misma calle que los Obama. «Estoy segura de que ellos no querrán ser espiados por los vecinos, pero puede ser que los vea paseando a sus perros», dice sonriendo.

Alrededor de su residencia hay otros grandes edificios de jardines impecables, habitados por millonarios, altos diplomáticos, un pequeño mundo acogedor en el cual recibió a la AFP con una invitación de cartón.

«De vez en cuando te cruzas con gente que tenemos la impresión de conocer y nos damos cuenta que es porque los hemos visto en la televisión», dice O’Hare.

La más reciente personalidad en sucumbir a los encantos de Kalorama es el multimillonario Rex Tillerson, el exjefe de ExxonMobil designado por el presidente Donald Trump como secretario de Estado y quien compró una casa por 5,6 millones de dólares.

Tillerson tendrá como vecinos a la hija del presidente Ivanka Trump y a su esposo Jared Kushner. La pareja pagó 5,5 millones de dólares por una casa, en la que vivirá junto a sus tres hijos y en cuyo portal ya se ven autos del servicio de seguridad.

Una mañana en la que paseaba frente al jardín de la casa de fachada blanca, Jeannie O’Donnell vio a través de las plantas a Ivanka sentando a su pequeño hijo en un columpio.

«El pequeño cantaba en voz alta, si podemos llamarlo cantar, ‘Dios bendiga a Estados Unidos'», cuenta O’Donnell, quien confiesa que no es una seguidora de estos nuevos vecinos.

Cuando el arquitecto franco-estadounidenses Pierre Charles L’Enfant diseñó en 1791 planos de Washington, Kalorama era una zona rural a las afueras de la ciudad.

A inicios del siglo XIX, el poeta y diplomático Joel Barlow se instaló en una vivienda que bautizó «Kalorama», que significa «bella vista» en griego.

Después ese nombre fue adoptado por este barrio, que domina un parque nacional, en el que serpentea el rio Rock, afluente del Potomac.

Terreno francés a la venta

Kalorama no tiene la exuberancia de Park Avenue en Nueva York ni la ostentación de Beverly Hills en California, pero atrae a poseedores de grandes fortunas.

Jeff Bezos, quien dirige Amazon y es uno de los hombres más ricos del mundo, compró en octubre el antiguo Museo del Textil, convertido en la mas grande residencia privada de la capital estadounidense.

La propiedad de 2.500 m2 y comprada por 23 millones de dólares será solo un lugar de paso para Bezos, también dueño del Washington Post, dado que vive la mayor parte del tiempo en la costa oeste de Estados Unidos.

Otro punto de referencia en este barrio es la residencia del embajador de Francia, Gérard Araud, quien habita una imponente mansión estilo Tudor, de bellas lámparas y tesoros nacionales, que una vez marcaron la vida social de Washington.

Durante la guerra en Irak, Donald Rumsfeld, secretario de Defensa de George W. Bush, vivía justo en frente.

Francia decidió recientemente vender 2.300 m2 por unos 5,6 millones de dólares, una oferta considerada «histórica» dado que son poco comunes los nuevos espacios para construir en Kalorama.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies