27 octubre 2021

Inicia restauración del saqueado viejo edificio del Hospital San Juan de Dios: España financia primera parte y se espera otro componente de casi medio millón de dólares

El Alcalde Mejia muestra los escombros del San Juan de Dios que reciclara para tapizar callejones

 

Granada, Nicaragua
Por: Augusto Cermeño
 
El Alcalde Mejia muestra los escombros del San Juan de Dios que reciclara para tapizar callejonesLa restauración del viejo hospital San Juan de Dios se inició con buen suceso, en un proyecto manejado por el Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR), con la asistencia técnica de la Oficina del Centro Histórico de la Municipalidad.
 
El alcalde ingeniero Eulogio Mejía Marenco, declaró a LA VERDAD, que delegó en la arquitecta Daysi Membreño la supervisión de las obras y la coordinación con el INTUR. En la actualidad están trabajando la fachada y el “área de jardín. Todo el material que se está removiendo es material reciclable, que vamos a usar en la ciudad, para abaratar costos de las obras”.
 
Informó de la visita del señor embajador de Francia, el viernes 16 de diciembre 2011, a quien el edil le mostró los diferentes proyectos que están ejecutando. El embajador estuvo en la biblioteca, en la Casa de los Leones, en el despacho del Alcalde Mejía, en el hospital viejo y en el Parque y Plaza de Xalteva.
 
La arquitecta Daysi Membreño informó sobre la ejecución de los fondos de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), del programa de la Ruta de Ciudades Coloniales, que está dirigido a las obras emergentes del viejo edificio del San Juan de Dios. El monto de la inversión asciende a la cantidad de 50 mil dólares, según Membreño.
 
La inversión se ejecutara en los próximos tres meses. Consiste, en la restauración y recuperación del muro perimetral del viejo edificio del Hospital San Juan de Dios, la eliminación de agregados constructivos y la estabilización de la primera crujía.
 
Con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo BID, que es el monto mayor, “son 350 mil dólares autorizados por el BID” que se suman a los 50 mil de la cooperación española.
 
Membreño manifestó que los fondos “vienen destinados para ser ejecutaos por INTUR, por medio de la Agencia Española y el BID. Van a encargarse de todo el proceso y las obras, lo que implica licitaciones públicas y contrataciones dirigidas”.
 
Arq. Daysi Membreño, oficina Centro HistoricoEl uso del edificio restaurado será como salas de conferencias. Membreño informó que en la primera crujía, que tiene una nave central, se va proceder a utilizar con hierro y no madera, como originalmente estaba construido el edificio.
 
Indicó que en la nave central todavía hay elementos de madera que se van a reincorporar a la estructura, “pero las naves laterales, donde no existe la techumbre, originalmente de madera, será con perlines metálicos”.
 
Este patrimonio nacional trae muchos recuerdos a granadinos que nacieron allí
 
El viernes 16 de diciembre 2011, en el tour que nos invitó el Alcalde Eulogio Mejía Marenco, nos toco visitar las ruinas del San Juan de Dios, donde están realizando trabajos con financiamiento de la Cooperación Española y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
 
Saltan a la vista cerros de materiales propios de una labor de escombreo de edificios que han sufrido bombardeos, como los de la Segunda Guerra Mundial, pero no, el escombreo es del mismo hospital que fue destruido y saqueado por un par de administraciones municipales, principalmente la del licenciado Alvaro Chamorro Mora.
 
Pasillo de lo que fue area del semi privao del San Juan de DiosBueno, pero siguiendo con el tour del Alcalde Mejía Marenco, está pensando en utilizar los escombros para calzar callejones, dándole un aspecto más decente a esas callejuelas de colonias y repartos, donde viven los más pobres de la Gran Sultana. Si algo hay que reconocerle a Eulogio es ese esfuerzo por aprovechar la basura, en cosas realmente útiles.
 
Generalmente, los restos del edificios que son demolidos van a parar al Basurero Municipal, implicando un alto costo para remover esos residuos en los que van revueltos materiales como el concreto, el hierro y ladrillo cuarterón.
 
Según el Alcalde, para sacar cerros de desperdicios constructivos, se debe pagar no menos de 5 mil dólares para que maquinaria especial para tal objeto los recoja y los lleve a botar.
 
Además, el edil dijo que van a realizar cambios muy atractivos del viejo edificio, que tendrá una utilidad práctica, que es lo que debió hacerse antes de que fuera demolió y saqueado por ladrones, con la complicidad de altos funcionarios municipales en los tiempos de Chamorro Mora.
 
Entramos al edificio y, aunque ya lo habíamos visto, ese panorama desolador, nos impacta sobremanera; nuevamente impresionados por el daño que pueden hacer los depredadores con apoyo de gánsteres municipales.
 
Ing. Eulogio Mejia, muestra los rieles que sostienen las columnas del San Juan de DiosHermosas columnas, que adornaban y sostenían pesadas estructuras del edificio, estaban descarnadas, mostrando a todos los poderosos rieles de acero que llegaron a Granada cuando llegó el tren, a finales del siglo XIX. Seguramente los depredadores han estado haciendo la fuercecita para sacar los rieles y venderlos libreados a los chatarreros que están haciendo millones a costa de la destrucción de la ciudad.
 
Los rieles que se pueden observar en las columnas peladas del San Juan de Dios, fueron traídos a Granada, en los tiempos que se comenzó a construir el tren durante los 30 años de Gobierno Conservador.
 
El 1 de marzo de 1886 llegó por primera vez el Ferrocarril a Granada, con gran alborozo del pueblo granadino. Y en julio de este mismo año quedó terminada la prolongación de la vía desde la estación hasta el muelle.
 
Un poco de Historia sobre el San Juan de Dios
En 1626, Fray Benito Baltodano construyó el primer hospital de la ciudad, ubicado en el costado sur oeste de la Plaza Mayor, con fachada hacia la calle Real de Xalteva. El Obispo, obtiene los recursos financieros, después de haber obtenido 3 mil escudos de la Corona que le dieron para fundar un Colegio de Jesuitas, destinó tales recursos para la construcción de la Iglesia de Guadalupe y el Hospital San Juan de Dios.
 
El San Juan de Dios se ubicaba en el mismo lugar donde actualmente se sitúa el moderno chalet de don Ernesto Chamorro Benard. Esta residencia en su entorno, están enclavadas las casas coloniales típicas de la Gran Sultana
 
Referencias históricas del San Juan de Dios
 
Según apuntes que sacamos del historiador Pío Bolaños, quien vio y vivió en la época en que se fundó el hospital San Juan de Dios, el Hospital fue construido en la zona central de la ciudad, en el costado suroeste de la Plaza Mayor, con su fachada orientada hacia la Calle Real Xalteva. El que en esa primera
etapa, era de pequeñas dimensiones y estaban ausentes las mínimas condiciones de higiene, ventilación y aislamiento.
 
Ing. Eulogio Mejia mostrando el calamitoso San Juan de Dios, al fondo la capillaEn 1850: Decidieron vender parte del hospital con el objetivo de abrir una calle. En los costados de la misma, se edificaron viviendas cuyo propietario fue Don Cayetano Ibarguen, además de prolongar una pared hasta el extremo sur de la esquina. Se vendieron los terrenos y con los fondos obtenidos se compró la casa ubicada a una cuadra de la esquina suroeste de la Plaza Mayor, en la calle que conducía al Barrio Cuiscoma.
 
En 1854. Se podía apreciar la Capilla y el Hospital en la inmediación suroeste de la Plaza Mayor y la misma construcción servía de límite de la ciudad.
 
En el año 1880, las instalaciones del Hospital ya no satisfacían las demandas de la población, por lo que se decidió trasladarlo a un sitio más adecuado fuera de la ciudad, que terminaba a una cuadra.
 
Con el incendio filibustero de 1856, el edificio del Hospital fue reducido a cenizas y las autoridades dispusieron edificar uno nuevo en otro lugar de la ciudad. La elaboración de los planos estuvo a cargo del ingeniero Theodoro Hocke. El plano fue hecho en forma de H, siguiendo ideas modernas para esa clase de edificios.
 
El terreno más apropiado, para hacer un hospital nuevo y más capacitado, se ubica en terrenos propiedad de doña Elena Arellano, las misma distinguida dama granadina, muy pudiente, que trajo a los salesianos, ayudó a los jesuitas, a las monjitas de María Auxiliadora y a las del Colegio Francés. Doña Elena es pariente directo del Alcalde Eulogio Mejía.
 
Uno de los principales promotores para la edificación del San Juan de Dios fue el doctor Francisco Álvarez, entonces presidente de la Junta de Caridad, graduado de médico en el Medical College de Nueva York.
 
Otra vista del Interior de las ruinas del San Juan de DiosEl terreno estaba situado en el barrio La Otra Banda, al oeste de la Plaza Mayor (donde hoy se ubica el Parque Central Colón y la Plaza de la Independencia. El área escogida es un sitio muy alto y ventilado. Los trabajos se iniciaron en 1880, bajo la dirección del maestro Carlos Ferrey, quien falleció ya avanzada la obra, siendo sustituido por sus hijos.
 
Carlos Ferrey constructor granadino de fines del Siglo XIX participo en varias obras entre ellas la Capilla de Ánimas y el Kiosko de la Música del Parque Colón.
 
Según Pío Bolaños, en el discurso de inauguración del edificio, en 1905, se agradeció el aporte de granadinos que más se empeñaron en realizar la obra: el doctor Francisco Álvarez y don Faustino Arellano. El doctor Álvarez fue el primer médico, en Nicaragua, que recetó Quinina para curar la fiebre malárica.
 
Pio Bolaños también destaca en sus Obras…, como grandes contribuyentes a la obra del nuevo hospital, a los granadinos Dionisio Chamorro Oreamuno y don Manuel Mejía Bárcenas.
 
Además, Pío Bolaños menciona al Presidente de Costa Rica, don Bernardo Soto, amigo personal del doctor Álvarez, quien visitó Granada en 1887 y donó a la Junta de Caridad 5 mil pesos para que se invirtieran en la construcción del hospital. Con esta donación se terminó la parte principal del Hospital.
 
Un edificio monumental
 
Se puede observar la madera preciosa que fue cortada por depredadoresEl edificio estaba definido por dos torres en sus extremos norte y sur, de iguales dimensiones y estilos que las que enmarcan la entrada principal. Todas ellas, poseían tres cuerpos, el primero a la altura de las puertas, el segundo con una cornisa un poco más alta que la del cuerpo principal de la fachada y el tercero, formado por las pirámides truncadas de igual acabado y con elementos salientes, y sobre los cuales transcurre la cornisa del segundo cuerpo.
 
El Hospital de Granada mostró una de las fachadas más integrales de la estilística neoclásica. La monumentalidad del edificio se vio reflejada en tres principales volúmenes, situados en los extremos y al centro de la composición. La fachada mostraba un basamento que transcurría horizontalmente y preparaba las incrustaciones de pares de pilastras que eran rematadas por capiteles corintios; cada par de estas pilastras, enmarcaba una típica puerta de medio punto con modillón. Una franja horizontal a manera de cornisa recorre el entablamento formado por salientes volumétrica que a su vez, servían de base a un frontón que presentaba un óculo estilizado.
 
El volumen principal del hospital lo componían tres cuerpos. El primero de ellos presentaba un voladizo que acondicionaba el acceso al vestíbulo general. Cuatro pilastras con sus correspondientes capiteles corintios, definían la abertura principal compuesta por un vano rematado con arco de medio punto. Lateralmente. Se ubicaban ventanas con los óculos presentes en los volúmenes intermedios de la fachada. El siguiente cuerpo, lo definían cinco ventanas de arcos rebajados y figuras circulares complementarias. Concluía la fachada del edificio, en un frontón partido en el que se insertaba un volumen, a su vez, rematado por un frontón partido y disminuido.
 
El Hospital San Juan de Dios fue inaugurado el 31 de diciembre de 1905. En 1998, las funciones propias del San Juan de Dios fueron trasladadas a un nuevo hospital construido con apoyo del Gobierno de Japón, por lo que fue bautizado como Hospital Amista Japón Nicaragua.
 
De modo que el viejo edificio solo se quedó con el nombre, porque las funciones históricas que tuvo se las trasladaron al moderno hospital construido con apoyo de Japón. Ojala no terminen por quitarle hasta el nombre al edificio.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies