24 octubre 2021

Humala habría ganado en Perú pero iría a balotaje

El candidato presidencial Ollanta Humala muestra su dedo entintado tras votar en las elecciones generales de Perú en Lima. abr 10 2011.


Por Patricia Vélez y Teresa Céspedes | Reuters – 6:00PM, del domingo 100411
 
El candidato presidencial Ollanta Humala muestra su dedo entintado tras votar en las elecciones generales de Perú en Lima. abr 10 2011.
LIMA (Reuters) – El candidato de izquierda Ollanta Humala habría ganado el domingo las elecciones de Perú, pero tendría que definir la presidencia en un reñido balotaje con la hija del ex mandatario Alberto Fujimori.
 
Humala, un militar retirado que cosecha el apoyo de los peruanos sumidos en la pobreza que no han gozado de los frutos de la boyante economía, habría obtenido entre el 31,8 por ciento de los votos -por debajo del 50 por ciento necesario para ganar en primera vuelta-, según un resultado de conteo rápido de la firma Ipsos Apoyo
 
Encaminándose a la segunda vuelta, la legisladora Keiko Fujimori -hija del ex presidente que fue condenado por violaciones a los derechos humanos- habría conseguido el 22,8 por ciento, según el conteo rápido con el 58,6 por ciento de los sufragios.
 
Pero el economista Pedro Pablo Kuczynski le pisaba los talones, con el 19,6 por ciento -de acuerdo al conteo rápido de Ipsos-, y todavía tenía posibilidades de colarse en el balotaje.
 
"Bueno, no fue el resultado que quería. Eso va a dividir el país. En segunda vuelta tendría que votar por Humala. Mucha gente olvida lo que hizo Fujimori, pero yo no. Eran días de miedo y terror", dijo Renaldo Arroz, un publicista de 40 años que reveló que sufragó por Toledo.
 
Humala, que a diferencia del resto de sus rivales es visto con recelo por los mercados financieros, había triunfado en el 2006 en primera vuelta con cerca del 31 por ciento de los votos. Luego perdió el balotaje frente al actual presidente Alan García, que concluye su mandato de cinco años en julio.
 
Pero esta vez, el candidato nacionalista cambió su estrategia: moderó su discurso, buscó identificarse con el estilo del ex mandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y le pidió a su viejo mentor político, el presidente venezolano Hugo Chávez, que no se metiera en el proceso electoral.
 
"Humala salió (en los sondeos a boca de urna) más fuerte de lo que muchos esperaban", dijo Eduardo Suárez, estratega de Mercados en RBC Capital Markets.
 
"Las segundas vueltas en Perú usualmente son muy difíciles de predecir tomando como referencia las encuestas, pero sí parece que será bien reñida", sostuvo.
 
Fujimori, Kuczynski y el ex mandatario Alejandro Toledo, que todavía lucha por colarse en la segunda vuelta aunque con menos opción según los sondeos, han advertido que Humala pondría en riesgo el crecimiento de Perú y las ingentes inversiones en sectores clave como el minero.
 
"Humala es visto como cordero, pero si llega a la presidencia veremos cómo es de verdad. Los inversionistas huirían", dijo Cathy Chávez, una empleada de una estación de servicio de 22 años.
 
Los comicios del domingo se perfilan como unos de los más reñidos de la historia peruana. Las primeras cifras oficiales parciales se conocerán a partir de las 20.00 hora local (0100 GMT del lunes).
 
LUCHANDO POR TICKET AL BALOTAJE
 
A pesar de los resultados pronosticados por los sondeos a boca de urna, cuando se trata de elecciones en Perú nada está escrito en piedra. Los electores suelen ser muy cambiantes y a veces deciden su voto cuando están frente a la urna.
 
"Estamos todos tranquilos, vamos a esperar el conteo (rápido), aquí hay un empate técnico" con Fujimori, dijo Kuczynski en su primera reacción sobre los sondeos a boca de urna.
 
Pero hasta ahora el escenario más probable es un balotaje entre Humala, de 48 años, y Fujimori, de 35.
Algunos temen que el país se polarice porque ambos candidatos tiene un alta tasa de "voto rechazo", cercana al 50 por ciento, en la población.
"El resultado no es esperanzador", dijo el analista en temas internacionales Alejandro Deustua. "Humala es un caso que todavía tiene que estudiarse, es evidente que estos años ha habido voto escondido que corresponde a malestar y ese malestar se ha expresado en la votación", agregó.
 
CARA O CRUZ
 
La segunda ronda pondrá a muchos peruanos en un dilema.
 
"El elector de Kuczynski, Toledo y (el ex alcalde Luis) Castañeda) estará en una disyuntiva muy difícil, entre un candidato que (…) representaría el antisistema o el regreso al pasado frente a una candidata que con seguridad ha representado en el pasado un proceso antidemocrático", dijo Oscar Vidarte, profesor de la Universidad Católica.
 
Humala apareció en la arena política en el 2000 cuando encabezó una revuelta con unos 50 solados contra el ex presidente Fujimori. El militar terminó tras las rejas, pero luego fue perdonado cuando Fujimori fue destituido.
 
El candidato nacionalista lleva a sus espaldas la sombra de planteamientos radicales, algunas contradicciones en sus posturas económicas y también el recuerdo del apoyo que le dio el venezolano Chávez.
 
Fujimori, aunque trata de construir sobre las victorias de su padre, como haber domado la hiperinflación y resuelto un conflicto interno de años con la guerrilla izquierdista, también carga los recuerdos malos: violaciones a derechos humanos, denuncias de corrupción y autoritarismo.
 
"Perú necesita una mano dura, Humala nos puede dar eso. Humala bajaría impuestos a empresas para que ellos pueden aumentar sueldos", dijo Alejandro Robles, un docente de 60 años que trabaja cuidando un departamento los domingos.
 
Humala ahora ha cambiado las camisas rojas por los trajes, ha impulsado una imagen más familiar y prometió prudencia fiscal y respetar los pactos comerciales de Perú, una de las economías más abiertas del mundo.
 
Pero todavía el mundo financiero lo mira con recelo y cuando trepó en las encuestas a fines de marzo la bolsa se desplomó y el sol peruano se depreció frente al dólar.
 
Kuczynski, de 72 años, es respetado en Wall Street y apodado el "gringo" por su ascendencia europea, pero se las vería difíciles para captar votos en el interior del país, donde vive la mayoría de pobres si pasa a una segunda vuelta.
 
Ninguno de los partidos ganaría una mayoría en el Congreso unicameral, lo que complicaría al ganador de los comicios impulsar leyes. Con todo, el partido de Humala obtendría la minoría más grande, según la encuestadora Ipsos.
 
(Reporte de Patricia Vélez, Marco Aquino, Teresa Céspedes, Terry Wade, Caroline Stauffer y Helen Popper. Editado por Pablo Garibian y Silene Ramirez).

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies