25 febrero 2024

Hípica bajó en calidad y cantidad, destacando la gran infraestructura alcohólica que llegó a opacar a la Santa Iglesia Catedral y el Obispo tronó…

La cupula principal de Catedral, quedo casi cubierta por el andamiaje del guaro y los bisnes agostinos


Granada, Nicaragua
Por: Augusto Cermeño
 
La cupula principal de Catedral, quedo casi cubierta por el andamiaje del guaro y los bisnes agostinosEl desfile hípico de las fiestas patronales de La Asunción del barrio Xalteva, este año (2010) bajó en calidad y cantidad de corceles que generalmente son el centro del espectáculo de la celebración agostina en Granada.
 
 
Destacó en medio de las multitudes la gran infraestructura tendida para la oferta de bebidas alcohólicas (cervezas heladitas y guaro de marcas muy conocidas) que llegaron a oscurecer, a bloquear en gran medida, la imponente Catedral de Granada.
 
 
Obispo Solórzano criticó la soberbia “Capitalismo Salvaje” y llamó a combatir la pobreza, el desempleo y hambre reinante
 
Los montados, el andamiaje del guaro criticado por el Obispo y la torre de catedralLa verdad es que el ambiente de licor fue también respirado por el Obispo Jorge Solórzano quien critico el andamiaje alcohólico tendido para dar al pueblo guaro y guaro, como respuesta a las penas que enfrenta Nicaragua.
 
Nosotros enfocamos con nuestros ojos y nuestras cámaras, ese monstruoso andamiaje, que es visible para todos en los gráficos de www. laverdadnica.com.
 
Los contrastes de que habló el Obispo, en cuanto a los costosos corceles que fueron lucidos con gran solemnidad y la pobreza admirando, siguiendo esas bestias como si fueran dioses. La ostentación de opulencia versus miseria social y económica, fueron maravillosamente abordados por el Obispo, Monseñor Jorge Solórzano.
 
El Obispo observó “una ciudad con calles llenas de baches y familias viviendo en casas de plástico”, mientras se develaba tanto derroche de recursos que pueden ser útiles para mejorar la carretera a Malacatoya y para construirles casas a los más desposeídos.
 
Se mostró admirado de ver tarimas que calculó pueden costar más de 50 mil dólares, de ver aceras repletas de ventas de licor y cervezas. Consideró que eso era lo que logró ver en el día, y pensando en voz alta, no se atrevió a decir lo que pudo haber ocurrido bajo la sombra de la noche. Es de imaginarse que el Obispo pensó en las bíblicas ciudades de Sodoma y Gomorra.
 
Leyes de adorno y tradición neocolonialista
 
Veamos las banderas del licor y la cerveza saludando Catedral, mientras los caballistas hacen su ingreso a la plazaHay una Ley que prohíbe la venta de licor a media cuadra de iglesias y escuelas, pero eso no valió de nada. La corrupción y el vicio estaban frente a las iglesias. Xalteva, La Merced y Catedral, fueron rodeadas por enormes estructuras, ventas, donde se ofrecía de todo.
 
La policía hizo lo suyo, en materia de seguridad y orden público, metiendo a mas de 200 gendarmes vestidos de negro, tipo fuerzas especiales, hombres malencarados que trataban de evitar que la gente fuera atropellada por los caballos.
 
Pero estos uniformados comandados por el comisionado mayor Ramón Avellán, el comisionado Mario Aguilar y otros jefes no podían detener el proceso alcohólico, porque, en realidad, es propio de la tradición de estas fiestas patronales.
 
Desde la época de la colonia, se le daba guaro al indio para contentarlo y hacerlo olvidar sus luchas, penas, cultura y creencias ancestrales, que no ligaban con la nueva cultura impuesta a los territorios conquistados. Los herederos de la colonia, siguen esos pasos neocolonialistas, a fin de que la pobreza se incremente a costa de la riqueza de unos pocos. Por eso vemos que los políticos, ofrecen guaro y nacatamales en la época de Somoza, ahora ofrecen nada más guaro y guaro para que la gente vote por ellos y arrastrarlos a las plazas.   
 
Pueblo pobre busca sobrevivir vendiendo licor entre peligrosas bestias
 
Antimotines vigilantes ante cualquier aleteo con rostros nada amigablesEl pueblo pobre y desempleado, no tiene más alternativa que sobrevivir haciendo cosas que ponen en riesgo sus vidas. Las ventas ambulantes, proliferaban, caminando entre los briosos corceles, con el riesgo de ser atropellados o pateados. Eso lo vimos en el terreno.
 
 
El Obispo Solórzano, muy conmovido por lo que le ha tocado ver en Granada, llamó a las autoridades municipales, la empresa privada e instituciones del Estado, a luchar contra los cinturones de miseria visibles en barrios de la periferia como: Pantanal, Sabaneta y el poblado rural de Malacatoya.
 
 
El Hipismo: Un deporte caro pero hermoso
 
No queremos dejar una impresión negra, oscura, del hipismo, que, estamos claros, es un deporte bastante costoso. Entre los briosos y bellos corceles que vimos desfilar el domingo 15 de Agosto 2010, iban ejemplares que bien pueden cotizarse entre los 10, 20 y 50 mil dólares.
 
Preciosos corceles negros, ingleses, lucidos en la hipicaEl que tiene plata los da sin pensarlo. Pero el que no la tiene se conforma con un “cholenco”, al estilo del legendario Rocinante de don Quijote de la Mancha, o un encastado que resulta más atractivo, pero también costoso, aunque menos que los de pura sangre árabes, ingleses, peruanos, andaluces y españoles.
 
Hay gente en Nicaragua que paga hasta el avión que trae el caballo desde España. Su mantenimiento es realmente costosísimo. Es como mantener una familia de prole numerosa con un buen nivel de vida.
 
En la hípica del domingo 15 nos topamos con algunos caballistas de todas las edades y estratos sociales, que abordamos y fotografiamos. Gente de diferentes departamentos, que, en general, se muestran felices de venir a Granada a celebrar las fiestas agostinas de la Virgen de la Asunción.
 
Entre estas personas están: Andrés Pavón Gaitán, de Masatepe; Ricardo González, de El Crucero y Octavio Lacayo, granadino residente en Los Angeles, California, Estados Unidos. Lacayo anda pasando vacaciones y aprovecho la oportunidad de montar un briso corcel.
 
Ismari Mercedes Urrutia, Novia Infantil Hipica de La Trinidad, EsteliNos llamó mucho la atención la pequeñita Ismari Mercedes Urrutia, de 7 años, Novia Infantil de los Hípicos de La Trinidad, Estelí. Ella lucía muy orgullosa su hermoso corcel, bajo el cuido de su padre, don Erick Ramón Urrutia.
 
Otro montado, de lujo, es don Frank Mena Lacayo, de Managua, quien exhibió un caballo de grandes dimensiones, educado y formado para lucir en sitios como Granada. Un pequeñín de no mas de 4 años, atrajo incrédulas miradas, de verlo montado en un enorme cornudo toro. Montar toros o mansos bueyes, se ha puesto de moda en los desfiles hípicos.
 
La hípica, no es lo malo de las fiestas granadinas. Lo malo es el despilfarro, el derroche, la proliferación de tanta infraestructura y organización para seguir corrompiendo a Nicaragua. A Granada, en particular. Lo que contrasta con tanta pobreza y descuido de la ciudad.
 
Urgen verdaderos cambios sociales y económicos para Nicaragua, cambios por los que murieron miles de compatriotas de uno y otro lado, pero “la vida sigue igual”, porque “la gallina de arriba sigue cagando a la de abajo”.

 

Noticias de Interés

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies