26 octubre 2021

Grave denuncia de Bomberos de Nandaime contra comandante Evert Marenco Torres, de los Bomberos Beneméritos de Granada

Bomberos de Nandaime, al centro el Comandante Clanroy Ellis

 

Granada, Nicaragua
Por: Augusto Cermeño
 
Bomberos de Nandaime, al centro el Comandante Clanroy EllisEl honorable Cuerpo de Bomberos de Nandaime, envió una senda carta, con letra menuda, a los comandantes de bomberos de Managua, Carazo, Chinandega y a la Federación de Bomberos de Nicaragua, denunciando presuntas amenazas de toma del cuartel de bomberos de esa localidad granadina, por parte del comandante Hebert Marenco Torres.
 
Los bomberos de Nandaime fueron fundados el 29 de octubre del 2011, con 12 bomberos permanentes que se mantienen con aportes de la comunidad y la empresa privada. La denuncia la dio a conocer a LAS NOTICIAS y LAVERDAD, el comandante Clanroy Ellis Sáenz, Jefe de los bomberos de Nandaime.
 
El comandante Ellis nos visitó acompañado de una fuerte delegación bomberil integrada entre otros por el capitán Elvis Vallecillo García y el bombero Eddy Alberto Contreras.
 
El comandante Clanroy, nos entregó copia de la extensa carta denuncia que han entregado a los comandantes de bomberos Enrique Chavarría, del Benemérito de Managua; Sergio Ramos, del Benemérito de Carazo; mayor Augusto García, de Carazo y comandante Humberto López, de los Bomberos Beneméritos de Chinandega.
 
Molestos por falta de solidaridad de Beneméritos de Granada
 
El comandante Clanroy Ellis, narra en la carta, entre otras cosas, el terrible accidente que sufrieron el domingo 18 de marzo 2011, a las 15:55, al precipitarse una ambulancia a un abismo en la comunidad de “El Ojo de Agua”, cuando realizaban un traslado de paciente con un bebé de 3 días.
 
“Los compañeros de turno le hicieron el llamado al Benemérito Cuerpo de Bomberos de Granada, al número 2552-4440. Los que expresaron que no podían porque el camión anda dejando un viaje de agua”, manifestó Ellis.
 
Presuntamente, según el denunciante, los Bomberos Beneméritos de Granada les desearon lo peor, “que ojala se mueran para que así nosotros (los Beneméritos de Granada) podamos apoderarnos de la Estación de Bomberos de Nandaime”.
 
Tal expresión aterrorizo a los bomberos nandaimeños. El presunto ataque sicológico alcanzó niveles espeluznantes, cuando, según el comandante Clanroy, “cuando el compañero Carlos Morán, el comandante Eebert Marenco Torres y el compañero Eebert Marenco Navas, dijeron sentir lástima por los daños que sufrió la ambulancia y porque no se murieron todos esos hijos de p…, para así recuperar el Cuerpo de Bomberos de Nandaime”.
 
Clanroy reconoce que fueron los bomberos de La Villa, en Granada, los que “llegaron de forma inmediata a auxiliar a los compañeros bomberos accidentados. Además, nos ayudaron a sacar la ambulancia de un lugar de difícil acceso”.
 
Denuncian los bomberos nandaimeños ante la Federación de Cuerpos de Bomberos de Nicaragua que han estado enfrentando “la persecución de los bomberos Beneméritos de Granada”.
 
Los bomberos de Nandaime, también denuncian en su carta actos de corrupción por parte del mando principal de los bomberos de Granada, incluyendo la veta de donaciones de material de reposición y hospitalario.
 
También demandan que la Federación de Bomberos de Nicaragua monte una auditoría a los beneméritos de Granada y que emita una nota “exigiendo la renuncia del comandante Eevert Marenco Torres”.
 
En uno de sus considerandos, los bomberos de Nandaime expresan en su carta, firmada por el comandante Clanroy Ellis: “La Federación de Cuerpos de Bomberos de Nicaragua debe de actuar ante todas las denuncias existentes contra esas tres personas y recopilar las pruebas, además expulsar de manera pública, ya que afectan la honra institucional y que va contra el lema: Disciplina, Honor, Abnegación
 
Las denuncias y peticiones de los bomberos de Nandaime, resultan bastante delicadas, lo que debería atraer a las autoridades pertinentes para aclarar esta situación en aseveraciones que hasta ameritan sanciones de orden penal a los presuntos implicados y Granada logre concentrar sus esfuerzos y fuerzas bomberiles en un solo cuerpo de bomberos con diferentes estaciones en la ciudad y resto de municipios.
 
Comandante Marenco niega y ataca a bomberos de La Villa
 
Comandante Evert Marenco TorresEl comandante Eevert Marenco Tórres, jefe de los Bomberos Beneméritos de Granada, al ser consultado por LA VERDAD, dijo que desde ningún punto amenaza con tomarse el cuartel de Nandaime, y que más bien les han apoyado para su formación como institución independiente.
 
“Lo único que hicimos fue prestarles una ambulancia, que nos habían donado a nosotros, para prestar servicio. Desgraciadamente supe que andaban bebiendo guaro en la ambulancia y que la chocaron”, declaró Marenco.
 
Negó que los bomberos de Nandaime les hayan pedido ayuda, y que “como la chocaron no quisieron reportar nada. Buscaron a otra gente para que los fueran auxiliar…”.
 
Sobre la petición a la Federación de Bomberos de Nicaragua, que aglutina a los beneméritos, el comandante Marenco dijo que cada Cuerpo de Bomberos “es una institución autónoma. Ninguna estación de bomberos de Nicaragua está por encima de las otras”.
 
Sobre la pérdida de donaciones, el jefe bomberil dijo que son objeto de campaña difamatoria. Arremetió contra los bomberos de La Villa, incluyendo al comandante Roberto Lanzas, en el sentido de que “se sustrajeron 10 mangueras de las que nos había donado Luis Urbina Noguera, las que estaban marcadas con el nombre del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Granada”.
 
En una rápida comunicación con el comandante Lanzas, éste aseguró que la versión es calumniosa y que podría proceder a demandar por injurias y calumnias a Marenco.
 
En tanto, el comandante Marenco, dijo que “por prudencia de la policía no han mandado a detener al comandante y a las personas que están involucradas en el robo de las mangueras de la estación de bomberos beneméritos. Las mandaron a robar desde La Villa”, dijo Marenco.
 
Aseguro que “hay denuncia en la policía y testigos que vieron sustraer los bienes de la institución”. Dijo que el benemérito ha sido víctima de calumnias y robos.
 
También negó que esté llevando adelante un plan de adueñarse legalmente, a su nombre, del viejo cuartel de bomberos de Granada. Dijo no tener necesidad de eso, que tiene propiedades, y que no vive de ningún recurso de la Estación de Bomberos de Granada. Incluso, dijo poner de su bolsa para gestiones como el traslado de un vehículo donado de Chinandega, para lo que puso dos mil córdobas.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies