26 octubre 2021

Flagrante violación de Ley contra el ruido en plena calle Atravesada

Sucesos

Granada, Nicaragua

Por: Augusto Cermeño

IMG_20150410_151330Hay un foco de contaminación por ruido, en plena calle Atravesada. Es preocupante como las leyes, antes de aprobarse, pasan por todo proceso de discusión, análisis y aprobación por hombres y mujeres que realizan esa labor en el poder legislativo de Nicaragua, pero al final de todo esas leyes se hacen “para ser violadas” y violadas de manera reiterada, sin que autoridad alguna diga “esta boca es mía”.

Lo peor de todo es que el que violenta las leyes, muchas veces está relacionado hasta con poderes del Estado, incluyendo el mismo poder legislativo. La Alcaldía (con su Unidad Ambiental) no hace mucho por dar solución a estas cosas, ni el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARENA), que debería ser una institución vigilante, que dé seguimiento a estas cosas, sino ¿de qué sirve dicha institución?

La Ley Especial de Delitos Contra el Medio Ambiente y los Recursos Naturales, Ley Número 559, dice en su primer artículo: “Arto. 1. Objeto. La presente Ley tiene como objeto tipificar como delitos contra el medio ambiente y los recursos naturales, las acciones u omisiones que violen o alteren las disposiciones relativas a la conservación, protección, manejo, defensa y mejoramiento del ambiente y los recursos naturales, así como, el establecimiento de la responsabilidad civil por daños y perjuicios ocasionados por las personas naturales o jurídicas que resulten con responsabilidad comprobada”.

IMG_20150410_151240En el artículo 9 de la misma Ley 559, se lee: “Arto. 9. Contaminación por ruido. El que utilizando medios sonoros, electrónicos o acústicos de cualquier naturaleza, tales como altoparlantes, radios, equipos de sonido, alarmas, pitos, maquinarias industriales, plantas o equipos de cualquier naturaleza y propósitos, instrumentos musicales y micrófonos, entre otros, ya sea en la vía pública, en locales, en centros poblacionales residenciales o viviendas populares o de otro orden, cerca de hospitales clínicas, escuelas o colegios, oficinas públicas, entre otras; produzcan sonidos a mayores decibeles que los establecidos por la autoridad competente y de las normas y recomendaciones dictadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), y que causen daño a la salud o perturben la tranquilidad y descanso diurno y nocturno de los ciudadanos…”.

La misma Ley establece que los infractores serán sancionados “con multas equivalentes entre 5 mil a 20 mil córdobas después de dos llamados de atención por la autoridad competente en la Alcaldía Municipal respectiva, además de la suspensión, cancelación o clausura de las actividades que generen el ruido o malestar”.

Arto. 354 del Código Penal, similar el arto. 9 de la Ley 559, pero…

En el Libro Tercero de las Faltas, en el Código Penal vigente, en su artículo 534, Capítulo II (Perturbaciones del sosiego público) habla de “Perturbaciones por Ruido” y dice: “El que utilizando medios sonoros, electrónicos o acústicos de cualquier naturaleza, tales como altoparlantes, radios, equipos de sonido, alarmas, pitos, maquinarias industriales, plantas o equipos de cualquier naturaleza y propósitos, instrumentos musicales y micrófonos, entre otros, ya sea en la vía pública, en locales, en centros poblacionales residenciales o viviendas populares o de otro orden, cerca de hospitales clínicas, escuelas o colegios, oficinas públicas, entre otras; produzcan sonidos a mayores decibeles que los establecidos por la autoridad competente y de las normas y recomendaciones dictadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), y que causen daño a la salud o perturben la tranquilidad y descanso diurno y nocturno de los ciudadanos…”.

En este artículo se establecen las excepciones (similares a las del arto. 9 de la Ley 559) y las sanciones, así como los parámetros en cuando a los niveles de ruidos sancionables.

Escalas de intensidad de sonido

Para efectos de este artículo, “se considerarán las siguientes escalas de intensidad de sonidos”:

  1. Para dormitorios en las viviendas. 30 decibeles y como máximo 45 decibles a un metro de la fachada de las casas. Durante la noche no deben de exceder, el sonido exterior, de 45 decibeles, a un metro de las fachadas de las casas.
  2. En las escuelas y centros preescolares el nivel de sonido no debe exceder de los 35 decibeles de fondo, durante las clases.
  3. En los hospitales, durante la noche, no debe de exceder de los 40 decibeles y en el día, en interiores no más de 30 decibeles.
  4. En las ceremonias, festivales y eventos recreativos el sonido no debe ser de más de 110 decibles

El Código Penal define el decibel como “La unidad de medida en una escala logarítmica que sirve para expresar la intensidad del sonido”.

IMG_20150410_151443El viernes 10 de abril (2015) nos topamos en el edificio del Karawala un foco de ruido ensordecedor en la propia esquina del ya cerrado Teatro Karawala, un negocio, tipo supermercado y bar cervecero, que publicitaba sus ofertas bonachonas al público, usando altoparlantes a decibeles prohibidos, que sobrepasan los 110 definidos el Código Penal vigente.

Espere un buen rato, para ver que hacen las autoridades y resulta que nadie hizo nada, por lo que me fue del sitio y salude a las hermosas animadoras que ofrecían los productos a los ciudadanos que transitaban por el lugar.

El dueño del negocio tiene todo su derecho a realizar sus transacciones, siempre y cuando sean legales y respeten nuestras leyes. Ese negocio no estaba respetando la Ley. Será que en Nicaragua el ciudadano puede hacer caso omiso de las leyes, cuando lo quiera o lo desea y usarlas cuando le convengan, sin más afán que el de “proteger” sus “intereses” personales o familiares.

Es bonito ese principio jurídico y social definido por el prócer mejicano Benito Juárez: “El respeto al derecho ajeno es la paz”. En un país donde el derecho de los demás se aplasta de manera flagrante, sin que ninguna autoridad actúe, es un tanto peligroso y se puede caer en un círculo vicioso de “tomar la Ley por sus propias manos”, ante la ausencia de una autoridad que guarde la Ley y la haga respetar.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

1 comentario en «Flagrante violación de Ley contra el ruido en plena calle Atravesada»

Deja un comentario

Usamos Cookies