12 junio 2024

Felix Vega se volvió a montar en el caballo del poder, al reelegirse y ser juramentado ayer en Masaya: Es como los gatos, siempre cae parado y hasta con un padrino sandinista

Concejal Felix Vega Lacayo

Granada, Nicaragua
Sábado, 19 enero 2013
Augusto Cermeño
 
Concejal Felix Vega LacayoEl concejal del Partido Liberal Independiente (PLI), Félix Vega Lacayo, conocido popularmente como “Felito”, se volvió a montar en el caballo del poder, el que desde ya comienza a jinetear, lanzando algunas frases críticas al Gobierno sandinista, un tanto suavizadas por el momento político.
 
Félix ya no se va montar en un caballo manso y dócil, como el que le tocó con el ingeniero Eulogio Mejía Marenco, con quien se llevó de maravilla, con ventaja de seis concejales liberales, incluyendo al Alcalde, contra cuatro sandinistas que se redujeron a tres, al desertar la licenciada Margarita Molina.
 
Al concejal Vega Lacayo le tocó solo decir si a todo lo que proponía el clan liberal PLC-PLI, que encabezaron el doctor Otto Navas Gutiérrez y el mismo Alcalde Mejía Marenco. A este clan se sumo la licenciada Molina Tenorio, dándole una ventaja complaciente al edil Mejía y al jefe liberal Otto Navas.
 
Producto de esta situación surgió el problema de las placas blancas, que hasta ahora se estima hubo un redondeo de no menos medio millón de dólares que cayeron en manos particulares que hasta ahora no se pueden definir con certeza los nombres y apellidos, a falta de respaldo documental.
 
Como ya es ampliamente conocido, el asunto de las placas fue aprobado por los concejales liberales  en la sesión de “Poste Rojo”, donde el mismo concejal Vega voto a favor, pero después, estratégicamente, se retiro de un acto criticado como ilegal por los taxistas organizados en cooperativas, que lucharon durante casi cuatro años y al final sus derechos fueron restituido por la honorable Corte Suprema de Justicia y ejecutado el mandato por las autoridades de policía.
 
Félix la pasó bien en ese período donde él era parte del poder local oficialista y ahora le toca el otro lado de la acera, formando parte de una minoría opositora que la integran 3 concejales PLI (Rodrigo Monterrey Quadra, María Elisa Urbina Vivas y el mismo Vega).
 
A este grupo liberal se suma el del licenciado Otto Navas Gutiérrez, otrora poderoso Secretario y brazo derecho e izquierdo del Alcalde Eulogio Mejía Marenco. Con Navas van: Paulita Pérez, Wilmer Reyes, Karla Canales, Margarita Molina y el Alcalde, que se queda como concejal por derecho, al quedar su partido como segunda fuerza a nivel local.
 
Promete “trabajar honestamente como  servidor p­úblico”
 
El concejal reelecto del PLI Félix Vega Lacayo, promete trabajar como todo un servidor del pueblo, con honestidad y defender los intereses del pueblo, “sin colores políticos”, dijo.
 
Felito entra al ruedo edilicio con una dieta que oscila entre los 6 mil y 8 mil córdobas, tres veces menor de la que antes gozaba, en una administración hasta ahora fracasada, frustrada por la actuación permanente cuestionada que hundió al municipio en una deuda de 54 millones de córdobas, arcas vacías y trabajadores sin paga desde hace cuatro meses.
 
Félix hereda y recibe lo que heredó pensando que tiene la fórmula o una especie de “varita mágica” para solucionar los problemas “del pueblo”. Félix se muestra feliz, muy feliz de ganar otro período, pero no puede sentirse muy contento de lo que esta heredando y recibiendo: un verdadero desastre.
 
“Campaña del PLI fue muy pobre”, reconoció Felito
 
El concejal Félix Vega Lacayo reconoció que “la campaña del PLI fue muy pobre” dando como explicación a esta situación que estaban claros “a nivel nacional que la gente no tenía confianza en ir a votar…”. Aprovechó para descargar críticas contra el sistema electoral.
 
Félix, aunque ganó su escaño, dice que se le robaron el voto, poniendo el ejemplo de Ciudad Darío. Frente a problemas como el de las más de 120 concesiones de placas extendidas ilegalmente por la administración de su correligionario Eulogio Mejía Marenco, Félix sonó un tanto evasivo y resbaloso.
 
“Este servidor estaría dispuesto a que haya un estudio de factibilidad, para ver si arroja que necesita taxis o no la población granadina”, comentó Vega Lacayo. Vega es de la opinión de que se deben hacer este proceso como manda la Ley 524, Ley General de Transporte.
 
Vega se define como un servidor, y que no es la primera vez, ni la segunda, que es elegido para un cargo, ya que en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), en sus tiempos de estudiante, fue electo Presidente de Recinto Pedro Arauz Palacios.
 

El Secretario Departamental del PLI en Granada, dijo que ante esta nueva administración se encomienda a Dios y que si su voto es por la razón “yo voto por la razón, porque esto no se trata de actuar con el hígado”. 

Noticias de Interés

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies