21 octubre 2020

En una balanza, en el hospital INSS, pesan más las cosas buenas, pero es importante corregir algunas cosas

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Departamental

Granada, Nicaragua

Por: Augusto Cermeño

22 Septiembre 200

Si metemos las cosas buenas y las cosas malas que se hacen en el Hospital del INSS en Granada, las cosas buenas pesan más que las malas pero se deben superar algunos malas acciones y procedimientos de una parte del personal que atiende en eses centro asistencial que es dirigido con bastante acierto y gran esfuerzo por la licenciada Heredia Molina.

Heredia lucha sin descanso por dar una atención eficiente a los usuarios y/o pacientes que pagan su seguro social o por los que cotizaron muchos años, acumulando más de 1500 semanas de cuotas al INSS.

Si hay alguien a quien debemos reconocer su labor, su esfuerzo, y le ponen mucho peso a la balanza, es la licenciada Molina y los médicos generales y especialistas que se encargan de dar una atención muy humana y consecuente con la realidad que estamos viviendo en el país.

Hay grupos de enfermeras que hacen muy bien su labor, pero hay algunas funcionarias, como las de la sección de archivo que no solo atienden mal a la gente sino que su trata es poco humana y ve a los pacientes con desdén y provocan muchos atrasos.

El martes 22 de septiembre, estuvimos en nuestra cita mensual con el médico general, para ver algunas dolencias y emitiera las recetas que mes a mes lo hacen estos galenos y el paciente posteriormente pasa por farmacia, donde ha superado mucho el “no hay”, “venga tal día”, exponiendo a los pacientes al riesgo de ser contagiado por el  COVID-19, pero esto se ha superado enormemente, dejando claro que esta situación se daba por la falta de abastecimiento de fármacos recetados normalmente por los médicos.

Por otro lado, el sistema de atención en la Farmacia del INSS es muy eficiente, humano y diligente, mereciendo nuestro reconocimiento a su extraordinaria labor.

Pero debemos ver los casos de algunas enfermeras que hacen sentir muy mal a los pacientes, llegando a decir que “aquí viene uno a curarse, y no es gratis, esa atención, de algunas enfermeras nos hace pensar que uno solo viene a morir. No hay un trato humano y respetuoso por los que justifican su empleo”.

Estas pequeñas cosas no logran hacernos pensar que, generalmente, hay maltrato, son algunos casos que hacen exclamar al paciente, que llega a sentirse totalmente indefenso.

Conversamos un poco con la licenciada Molina, quien nos atendió de la mejor manera, dando inmediata respuestas a nuestras inquietudes, que no son solamente de quien suscribe estas líneas sino de otros que también compartes la misma opinión.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies