13 abril 2024

El Jueves Santo y el Triduo Pascual: Origen y significado

Fuente: Calendarr, Perù

Jueves 28 de marzo 2024

El Jueves Santo es una conmemoración cristiana que inicia el Triduo Pascual. Esto consiste en tres días en los que se recuerda la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret, el Mesías.

Esta celebración no tiene una fecha fija dentro del calendario de días festivos. Anualmente, se realiza entre los meses de marzo y abril, su celebración depende de la primera luna llena ocurrida después del equinoccio primaveral en el hemisferio norte.

En 2024, el Jueves Santo coincide con el 28 de marzo.

Significado del Jueves Santo

El Jueves Santo significa el final de la Cuaresma cristiana y el inicio del Triduo Pascual, este se extiende hasta el Sábado Santo.

La conmemoración recuerda los episodios evangélicos protagonizados por Jesucristo donde se narran la pasión, muerte y posterior resurrección del hijo de Dios.

Qué se celebra el Jueves Santo

El Jueves Santo es una celebración cristiana que conmemora varios eventos significativos ocurridos en la última semana de la vida de Jesucristo antes de su crucifixión.

Para la Iglesia católica, durante el Jueves Santo se instituye el sacramento de la eucaristía, es decir, la consagración del pan, en el cuerpo de Cristo, y del vino, en su sangre.

Místicamente, esto recuerda el sacrificio de Jesús en la cruz para la salvación de la humanidad. Además, este día también se celebra la institución del orden sacerdotal.

Qué pasó el Jueves Santo

En la Biblia, según los evangelios de San Lucas, San Juan, San Marcos y San Mateo, se narran cuatro eventos importantes ocurridos este día:

La última cena de Jesús con sus apóstoles;

El lavatorio de los pies;

La oración en el huerto de Getsemaní;

El arresto de Jesús.

La última cena

En la noche del Jueves Santo, Jesús celebró la última cena con sus apóstoles. Durante esta cena, instituyó la Eucaristía al compartir pan y vino con ellos, simbolizando su cuerpo y su sangre.

Lavatorio de pies

En la cena de Pascua, Jesús se reúne con sus discípulos, siguiendo la tradición judía y santifica el pan y el vino, como muestra de la expiación que hará como salvador de la humanidad.

Posteriormente, Jesús se levanta de la cena, quitando su manto, toma un lebrillo donde pone agua y comienza a lavar los pies de sus discípulos en señal de humildad y servicio. Con este gesto, deja la enseñanza de amor, ayuda y hospitalidad de unos hacia otros.

Jesús oró largamente para pedirle a Dios padre el poder soportar el suplicio al que sería sometido.

Luego Jesús se retiró de los aposentos, seguido de sus discípulos. Recorrieron el camino hacia el Monte de los Olivos y se dirigieron a una finca llamada Getsemaní.

Jesús, presintiendo su muerte, exclama a Dios: “Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya” (Lucas 22:39-46).

Arresto de Jesús y traición de Judas

Al terminar de orar, Jesús se reunió con sus discípulos y se dirigieron a una granja, allí encontraron a Judas Iscariote, acompañado de un destacamento de soldados y guardias armados.

Judas se acercó a Jesús y, mediante un beso, lo entregó para que fuese arrestado (Marcos 14:43-50). Con estos acontecimientos, se inicia la Pasión de Cristo.

Esto supone la segunda alianza entre Dios (el Padre de la humanidad) y los hombres, salvándoles de los pecados cometidos en la Tierra mediante el sacrificio de su cuerpo.

Noticias de Interés

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies