16 abril 2024

El caos se apodera de la ciudad libia de Bengasi

El caos se apodera de la ciudad libia de Bengasi


Domingo 200211, 6:54 PM
Fuerzas de seguridad en la ciudad libia de Bengasi causaron la muerte de decenas de personas mientras intentaban aplastar una revuelta contra el líder Muamar Gadafi, en el más letal de los numerosos levantamientos que sacuden al mundo árabe.
 
El caos se apodera de la ciudad libia de Bengasi
Testigos dijeron que Bengasi estaba en un estado de caos, con edificios del Gobierno saqueados y tropas y policías que se vieron obligados a replegarse a un complejo fortificado, desde donde disparan a los manifestantes.
 
Un grupo activista dijo que los violentos enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad había dejado al menos 173 muertos en cuatro días.
 
En el reino de Bahréin, miles de manifestantes opositores al Gobierno acamparon el sábado por la noche en la Plaza de la Perla. Pero tras varios días de violencia en la isla gobernada por una monarquía suní la atmósfera parecía ser más conciliadora, con negociaciones que se realizarían el domingo entre la oposición y el príncipe heredero.
 
Durante el fin de semana también se registraron disturbios en Yemen, Marruecos, Omán, Kuwait, Argelia y Yibuti, mientras la gente salía a las calles demandando un cambio político y económico.
 
En Arabia Saudí las autoridades detuvieron a activistas que intentaban formar el primer partido político del reino.
 
El clamor por reformas en toda la región de enorme importancia estratégica para Occidente y fuente de gran parte del petróleo del mundo comenzó en diciembre en Túnez.
 
El derrocamiento del presidente Zine al-Abidine Ben Ali inspiró después a los egipcios a rebelarse en contra del gobernante Hosni Mubarak, que se vio forzado a renunciar el 11 de febrero.
 
Los tumultos han desafiado a los líderes regionales de países apoyados por Occidente. Aunque cada nación tiene su dinámica propia, desde la religión hasta el tribalismo, todos parecen unidos por la frustración ante la crisis económica y la falta de libertades políticas.
 
MATANZA EN BENGASI
 
En Libia, Gadafi respondió con una represión feroz a los mayores desafíos a su Gobierno de cuatro décadas. El grupo con sede en Nueva York Human Rights Watch dijo que las fuerzas de seguridad mataron a tiros al menos a 173 personas en cuatro días de protestas, en un recuento basado en entrevistas con testigos y funcionarios de hospitales.
 
"Estamos en medio de una masacre", dijo un testigo a Reuters.
 
La situación era confusa, dado que el Gobierno libio ha restringido el acceso de los medios y bloqueó algunos servicios de comunicación, incluyendo Internet.
 
Sin embargo, los manifestantes parecían haberse tomado el control de la mayor parte de Bengasi y las fuerzas de seguridad se replegaron a un complejo fortificado en el centro de la ciudad, desde donde francotiradores disparan a las personas.
 
"Ahora la única presencia militar en Bengasi está confinada en el Complejo del Centro de Comando de la ciudad. El resto de la ciudad ha sido liberada", dijo un testigo la noche del sábado.
 
"Miles y miles de personas se han reunido frente al tribunal de Bengasi. Todas las oficinas (del Gobierno local) y estaciones de policía en la ciudad han sido incendiadas", sostuvo.
 
Bengasi y sus alrededores han sido el foco de los disturbios libios. Pero artículos en sitios de redes sociales, que no pudieron ser verificados, se referían a enfrentamientos menores en la capital Trípoli y tiroteos durante la noche en Nalut, en el oeste del país.
 
Sin embargo, analistas y expertos en Libia dijeron que era poco probable que se produjera una revuelta nacional al estilo de Egipto.
Tradicionalmente Gadafi tiene menos apoyo en el este que en el resto del país, donde es respetado por muchos pese a la falta de una democracia. Además, la riqueza petrolera de Libia le permite ser generoso para aliviar problemas sociales.
 
PRÍNCIPE Y MANIFESTANTES
 
En Bahréin, el príncipe heredero, el jeque Salman bin Hamad al-Jalifa, quien está surgiendo como una figura líder entre la elite gobernante, tomó medidas conciliatorias después de días de disturbios que dejaron seis muertos.
 
"Todos los partidos políticos merecen una voz en la mesa", dijo a la cadena CNN el príncipe heredero Salman, antes de negociaciones con la oposición.
 
"Creo que hay mucha ira, mucha tristeza (…) Lo sentimos mucho y esto es una tragedia terrible para nuestra nación", dijo el príncipe, quien es considerado un reformista.
 
Está creciendo la especulación de que el primer ministro, el jeque Jalifa bin Salman al-Jalifa, será reemplazado por el príncipe heredero, quien por ahora se ha alejado de las figuras del tribunal que buscan una mayor represión de las protestas.
 
Por órdenes del príncipe de Bahréin, las tropas y vehículos blindados se retiraron el sábado de la Plaza de la Perla, la cual fue sitiada el jueves después de que policía anti-disturbios lanzara una mortal redada nocturna contra los manifestantes.
 
La gente se apresuró a retomar el control de la plaza el domingo, desde donde presionan en favor de las demandas de la oposición por la renuncia del Gobierno y para que se realicen negociaciones sobre una nueva Constitución.
 
Disparos y detenciones en el noveno día de protestas en Yemen
 
Sábado 190211, 14.52
El líder del secesionista Movimiento del Sur de Yemen fue detenido en Adén y se produjeron disparos en una manifestación en Sanaa el domingo en el noveno día de revueltas en el empobrecido país árabe africano.
 
Disparos y detenciones en el noveno día de protestas en Yemen
Miles de personas también protagonizaron sentadas en las ciudades de Ibb y Taiz, exigiendo la salida del presidente Ali Abdula Saleh, que renovó su oferta de diálogo a los partidos de la oposición.
 
Saleh, un aliado de EEUU contra la rama de Al Qaeda con sede en Yemen, ha retenido el poder durante 32 años en el estado de la Península Arábiga que se enfrenta a un creciente desempleo, a una descendente producción de crudo y de las reservas de agua, así como a protestas crónicas en las provincias del norte y del sur.
 
Hasan Baum fue detenido en la sureña ciudad portuario por "un grupo militar armado" en un hospital donde estaba recibiendo tratamiento y fue trasladado a un destino desconocido, dijo su hijo más joven Fadi Hasan Baum a Reuters.
 
Baum también fue detenido el pasado noviembre, acusado de planear manifestaciones ilegales.
 
La seguridad en Adén se reforzó el domingo con tanques y vehículos armados en las calles principales de la ciudad.
 
En la capital, mientras unos 50 partidarios del Gobierno intentaban romper una manifestación fuera de la Universidad de Sanna de más de 1.000 personas.
 
Un partidario de Saleh disparó con un rifle de asalto pero no hubo reportes de víctimas y los seguidores progubernamentales se dispersaron poco después, mientras los manifestantes continuaron su protestas con cánticos de "¡Fuera Ali!".
 
Ambos bandos se enfrentaron el sábado en la universidad – en el primer uso de armas de fuego por parte de los manifestantes del que se tiene constancia. Varios manifestantes resultaron heridos en esos choques y cinco personas, incluidas varias chicas jóvenes, resultaron heridas en la ciudad Sheij Ozman, aparentemente por balas perdidas.
 
Cinco soldados también fueron heridos el sábado por la noche en Jormaksar y Sheij Ozman cuando los manifestantes se enfrentaron con las fuerzas de seguridad, dijeron el domingo un funcionario local y testigos.

PROTESTAS Y SENTADAS
 
En la sureña ciudad de Ibb, alrededor de 1.000 manifestantes protagonizaron una sentada en la Plaza de la Libertad ondeando pancartas en las que se leía "Fuera" y "El pueblo quiere la caída del régimen", dijeron testigos.
 
En Taiz, miles de personas continuaron una sentada por noveno día. Doce organizaciones de derechos humanos en Yemen exigieron el cese y procesamiento de fuerzas de seguridad en Adén, Sanaa y Taiz por su papel en los ataques contra manifestantes, según un comunicado al que tuvo acceso Reuters.
 
Saleh renovó el domingo su oferta a los partidos de la oposición para continuar con el diálogo de paz y culpó de las protestas de los últimos días, en las que murieron cinco personas, a "elementos de fuera del sistema y la ley".
 
"El diálogo es la mejor manera. No al sabotaje. No al bloqueo de carreteras", dijo a líderes tribales, militares y civiles en Sanaa.
El sábado atribuyó a "una agenda extranjera" y a una "conspiración contra Yemen, su seguridad y estabilidad" la serie de protestas contra la pobreza, el desempleo y la corrupción que ha ganado impulso desde los levantamientos populares en Túnez y Egipto.
 
Las protestas se han extendido por Yemen en el último mes. Saleh también se enfrenta a una revuelta separatista en el sur y está intentando mantener una frágil tregua con los rebeldes musulmanes chiíes del norte.
 
Protestas en Marruecos para pedir límites al poder del rey
 
Sábado 190211, 11.54
RABAT (Reuters)- Al menos 2.000 personas se congregaron el domingo en una plaza de la capital de Marruecos para exigir que el rey Mohamed ceda parte de sus poderes a un nuevo gobierno electo, y que haya más independencia del poder judicial.
 
Algunos de los manifestantes llevaban banderas de Túnez y Egipto, en un reconocimiento de los levantamientos populares de esos dos países.
 
Policía uniformada se mantuvo a distancia de la protesta, en el área Bab El Ahad de Rabat, aunque había agentes de paisano mezclados con la multitud con libretas.
 
Analistas dicen que Marruecos, con un monarquía reformista que es bastante respetada, y una economía creciente, es uno de los países árabes menos probables a sucumbir en la oleada de protestas que recorren la región.
 
Entre los eslóganes que se coreaban en una protesta pasada por la lluvia se incluía: "El pueblo rechaza una constitución hecha para esclavos" y "El pueblo quiere el fin de la autocracia".
 
"Esta es una protesta pacífica para impulsar la reforma constitucional, restaurar la dignidad y acabar con los sobornos y la malversación de los fondos públicos", dijo Mustafa Muchtati del grupo Baraka (Suficiente), uno de los organizadores de la protesta.
 
Las protestas callejeras, iniciadas por el Movimiento 20 de Febrero para el Cambio, han atraído a 19.000 seguidores en Facebook, tras las revueltas en Egipto y Túnez. El movimiento también llama a que el rey saque a la coalición de Gobierno y disuelva el parlamento.
 
Las revoluciones, especialmente en vecino Túnez, han puesto el tema de una reforma constitucional de nuevo en la agenda tras la represión que siguió a atentados suicidas de 2003 y el surgimiento de un partido político liderado por un ex funcionario de seguridad cercano al rey.
 
En la víspera de la protesta, un movimiento juvenil marroquí dijo que se retiraba debido a desacuerdos con grupos islámicos e izquierdistas.
 
Pero Bin Saeed-Jebli, un portavoz de los organizadores, dijo que "se espera que miles se unan a las protestas en las principales ciudades", incluyendo Marrakech, el más importante destino turístico del país. La policía en la capital Rabat ha pedido a los ciudadanos que no estacionen sus automóviles en las avenidas por posibles daños.
 
Marruecos es oficialmente una monarquía constitucional con un parlamento elegido. Pero la constitución autoriza al rey a disolver el parlamento, a imponer un estado de emergencia y tiene una voz clave en los nombramientos del Gobierno, incluido el del primer ministro.
 
Nunca desde su consagración en 1999 el rol del rey Mohamed ha estado bajo tanto escrutinio. La participación en las protestas y las consignas que se canten serán seguidas de cerca para medir la popularidad de un monarca que rehúye las entrevistas y las ruedas de prensa.

Noticias de Interés

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies