26 octubre 2021

El agua es escasa en muchos países de la tierra y en Granada la desperdiciamos: Millones mueren de sed y hasta conflictos bélicos entre grandes potencias han surgido por el agua

Panoramicas del Lago Cocibolca y frondosos arboles de chilamate


Granada, Nicaragua
Por: Augusto Cermeño
 
Panoramicas del Lago Cocibolca y frondosos arboles de chilamateLos granadinos tenemos tan abundantes fuentes subterráneas y superficiales de agua que la desperdiciamos y la Empresa Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ENACAL) parece no inmutarse, dejando que el agua corra, fluya sobre las cunetas y las calles sin control alguno. Es un pecado, porque en el mundo millones mueren de sed y hasta estallan guerras por el agua.
 
En algunos barrios como Los Tanques, muy a menudo se ven granes fugas de agua que pasan semanas lanzando agua potable a las cunetas, en un desperdicio irracional del vital liquido.
 
Es el caso de la señora Blanca Sequeira, quien tiene frente a su casa una fuga por reventadura e un tubo de abastecimiento domiciliar que debe ser reparado por las cuadrillas de ENACAL, pero pasaron los días y la fuga persiste, recorriendo más de siete cuadras, desde Los Tanques hasta caer en la Avenida Arellano. Un amigo nos llamó para advertirnos del problema, pensando que eran aguas negras tratadas químicamente con sulfato de cobre.
 
Blanca Sequeira, vecina de Los Tanques, origen de fuga de aguaEn muchos lugares de la tierra, este recurso vale oro, vale tanto y más que un barril de petróleo en los países árabes, donde el agua es parte del sueño de la patria morisca. Igual situación de escases y necesidad del vital liquido padecen sitios muy secos en diferentes regiones de la tierra.
 
Pero en nuestra Granada nicaragüense hay mucha agua, con un lago de agua dulce de más de 8 mil kilómetros cuadrados de extensión, uno de los 20 lagos más grandes del mundo. Tenemos lagunas, tenemos ríos caudalosos, tenemos quebradas y cascadas, cricket, en fin hay agua por todos lados y mucho la desperdiciamos.
 
Mueren millón y medio de niños por falta de agua potable
 
Según la UNICEF, en México, el 13% de habitantes de zonas rurales no tiene acceso al vital líquido. La Organización Mundial de la Salud (OMS), dice que el 39% de la población global carece de drenajes.
 
En el periódico La Jornada, el periodista Ángeles Cruz Martínez, dice que por falta de acceso e agua potable y e servicios de saneamiento cada ano muere un millón y medio de menores de 5 anos en el planeta, refiriéndose a una advertencia de la OMS.
 
El cumplimiento de la meta del milenio, de garantizar en 2015 las fuentes de abastecimiento de agua potable, a la que tienen acceso, el 87% e personas, alrededor de mil millones quedaran excluidas de las mejoras en servicios de saneamiento.
 
El 10 de noviembre 2011, en Oaxaca, en 6 mil 107 comunidades rurales, de menos de 100 habitantes, son las más castigadas en abasto de agua entubada, debido a su dispersión y lejanía de las fuentes de abastecimientos y en ocasiones por conflictos políticos o agrarios.
 
Países enteros migran por el agua que los granadinos desperdiciamos
 
El 22 de julio 2011, se reportó la dramática situación de Somalia, donde la población muere de hambre y de sed. Según Naciones Unidas, cada mes, alrededor de 100 mil personas de Somalia, Yibuti, Etiopía y Eritrea, abandona sus país y se instalan en los campamentos de refugiaos en su vecina Kenia, que llega a reunir hasta 12 millones de sedientos seres humanos.
 
De todas las cifras, según la ONU, la más dramática es la que tiene que ver con la niñez, ha aumentado un 30% la población de menores de cinco anos que mueren por malnutrición y sed.
 
Cada minuto mueren 4 niños por falta de agua
 
Revisando los sitios que informan sobre la escasez de agua en el blog personal de Alejandro Pando (Panduro) del 29 de marzo del 2010, nos dice que cada minuto mueren 4 niños por falta de agua potable.
 
Todo parece indicar que la guerra por el dominio de este preciado elemento ya comenzó. Millones de personas mueren al día por enfermedades provocadas por la falta de agua potable, saneamiento adecuado e higiene. Millones de hombres mujeres y niños tienen que recorrer kilómetros cada día para poder recoger un jarro de agua potable.
 
A pesar de que el agua está reconocida como un derecho humano fundamental, numerosos países carecen de ella, sobre todo porque el agua se ha convertido también, desgraciadamente, en un problema político, lo que hace que el problema se agave aún más.
 
La provisión de agua dulce está disminuyendo a nivel mundial. Una personas de cada 5 ya no tiene acceso al agua potable. Casi una de cada 3 no disponen de medios de saneamiento adecuados.
 
Guerra por el agua
 
La guerra por obtener el agua que los granadinos desperdiciamos se puede localizar en muchos países del mundo y particularmente en África. En un artículo publicado en el sitio denominado Observador Global.com, en febrero 2011, se revelan espeluznantes datos sobre el presente y futuro de un ser humano que muere de sed, particularmente en África.
 
En este lado del mundo, los caudalosos ríos comienzan a perder fuerza por la evaporación provocada por el aumento de la temperatura del planeta. Además la presencia de tres importantes desiertos, como el Sahara, Kalahari, Namib, que se expanden, produce que las zonas fértiles y las reservas de agua potable disminuyan.
 
La potencia de las usinas hidroeléctricas, la capacidad de riego para las cosechas, la utilización en la ganadería y el uso humano como recurso primario y vital se ven afectados seriamente por la evaporación y por la contaminación derivada de la actividad industrial.
 
El aumento poblacional y la sequía vuelven al agua en un recurso cada vez más importante para el diseño de las políticas gubernamentales de la mayoría de los países africanos, que el pasado ya experimentó trascendentes roces por el reparto e caudales hídricos.
 
El Banco Mundial asegura que un ser humano necesita entre 100 y 200 litros diario de agua, para beber y para la higiene. Pero, esto solo es una parte de la necesidad humana, dado que se utiliza para generación de energía, la agricultura y la industria, lo que lleva la cifra a unos mil metros cúbicos por persona, por año.
 
Lo contradictorio en África, respecto al agua, es que la lluvia que cae podría abastecer de agua potable a 13 mil millones de personas, casi el doble de la población mundial actual. Pero los africanos mueren de sed por las actividades industriales, los residuos tóxicos, la evaporación, la transmisión de enfermedades como el cólera en arroyos inseguros y la pérdida del caudal de los ríos.
 
Las Naciones Unidas está recomendando la recolección de agua de lluvia en todo el continente africano, que solucionaría, en gran parte, la escasez, dado que África aun conserva su potencial, principalmente por el caudal del río Congo y por la humead de la región tropical.
 
Conflictos históricos por el agua
 
El agua, desde el siglo XIX, cuando en 1885 Ahmadi El Mahai masacró al general Charles Gordon en Jartum, la capital del Sudán, que se encuentra estratégicamente ubicada en la confluencia de dos ramas del río Nilo, Gran Bretaña movilizó sus tropas desde Egipto por el temor a que un bloqueo del caudal paralizara la actividad agrícola egipcia.
 
Luego, en 1898 vino la disputa entre Londres y Paris por Fachoda, otro punto estratégico en el Nilo, casi desata una guerra entre ambas potencias colonizadoras, que aún no habían terminado de ocupar el repartido territorio africano. Más cercano a nuestros días, en el 2000, Zimbabwe manipuló el caudal de la represa de Kariba sobre el río Zambeze, lo que casi provoca una guerra con Monzambique.
 
También logramos conocer en el sitio aludido, que se han dado conflictos por el agua, entre Namibia y Botswana. Recientemente, en Nicaragua, se conoce el histórico y actual conflicto nicaragüense y costarricense por el río San Juan.
 
Con todo esto, los granadinos, nuestras instituciones y organizaciones sociales, ONG, ligadas a la defensa el agua como un derecho humano desperdiciamos ese liquido vital por el que se dan granes conflictos entre países y mueren millones de seres humanos por la ausencia de tal elemento en sus territorios.
 
Cuidemos el agua, protejámosla, no la desperdiciemos. Ya estamos en los apocalípticos días en que un litro de agua vale más que un litro de leche, incluso en nuestro país, convirtiéndose en un negocio redondo de los especuladores.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies