29 febrero 2024

Cuchillo al cuello, varios delincuentes perpetraron robos en el sector de Santa Lucía y La Calzada

Granada, Nicaragua
Por: Marlene Urbina
 
José Francisco González Lacayo, de 18 años, es una de las tantas víctimas de los delincuentes que salen al paso de su víctima y cuchillo en mano los obligan a entregar todo lo que andan.
 
A José Francisco, un joven de 18 años, le tocó vivir la amarga experiencia a las 9 de la noche, cuando se dirigía a su casa en compañía de su amigo Sergio García, ambos montados en una bicicleta.
 
Relata José Francisco, que cuando pasaban al final de calle Santa Lucía, dos desconocidos lo interceptaron, uno le coloco un cuchillo en el cuello a José Francisco y el otro le colocó el arma blanca a Sergio, a quien le quitaron un celular y a José Francisco una cadena de plata martillada con un dije de cruz.
 
En tanto a Heriberto Sandoval Ramos, de 22 años, le salieron por la calle La Calzada, cuando el muchacho regresaba de un ba2utizo.
 
Eran las 3 de la mañana cuando Heriberto paso por la primera entrada de Los Mangos y lo interceptaron: un sujeto conocido como “Tapa Chiche”, Danny alias “El Memo” y el “Pelón”.
 
Estos antisociales se repartieron el “trabajo”, Tapa Chiche le coloco un cuchillo en el cuello y Danny le colocó otro cuchillo en el estomago mientras el Pelón lo registraba y le sacó su billetera con mil córdobas, carnet de la universidad, una cadena de acero y el celular. Al terminar, todos salieron corriendo.
 
Un hombre empeñó su celular para comprar un trago de guaro, ahora que quiere recuperarlo le dicen que lo han robado
 
En una mesa de tragos en el bar La Frontera, un hombre empeñó su celular en 60 córdobas para pagar unas copas más, pero ahora no le quieren entregar el teléfono.
 
Silvio Mora Urbina, de 45 años, es quien prestó el dinero sobre su celular valorado en 420 córdobas a Juan Carlos Roblero, según la denuncia en la policía nacional.
 
Ambos estaban ingiriendo licor y cuando se le acabó el dinero a Silvio, éste le prestó a Juan Carlos los 60 córdobas, pero ahora Juan Carlos le salió con el cuento de que se lo prestó a su hermano y que este había sido asaltado por delincuentes que lo despojaron del celular.
 
Ante esta situación, Silvio propuso que se lo repusieran aunque sea con otro teléfono más barato, pero no hubo respuesta. Días después, Silvio se encontró con su vecino Oswaldo Robleto, quien portaba el celular en cuestión, al preguntarle Silvio la procedencia del teléfono, Oswaldo contestó “me lo regalaron”. La policía investiga el asunto.

Noticias de Interés

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies