16 abril 2024

Contaminación acústica preocupa a concejal Margarita Molina y, más aún, la actitud de inspectores que “reciben coimas por no aplicar las debidas sanciones”

Concejal Margarita Molina


Granada, Nicaragua
Por: Augusto Cermeño
 
Concejal Margarita MolinaLa Concejal Margarita Molina, manifestó en la sesión del Concejo, el martes 1 de noviembre 2011, que le preocupa mucho la contaminación acústica en el ambiente granadino, sobre todo en la calle de El Comercio.
 
Molina, habló al Concejo de la Ordenanza 003-2009, en la que se acordó, hace 4 meses, la regulación de los ruidos en calles, casas o negocios nocturnos de Granada.
 
Habló de la contaminación acústica que produce la tienda “El Verdugo”, de la que se hizo una inspección. Habló de otros negocios que contaminan con ruido como: Mi Sonrisa, una venta de zapatos, y el Casino “Aladino”.
 
Reconoció que “la contaminación generada por “El Verdugo” ha disminuido”. Habló de las sanciones para funcionarios “que no cumplen con su responsabilidad”.
 
Molina dijo que la Ordenanza 003-2009, establece multas a personas jurídicas que producen ruido o contaminación acústica, grave, hasta por 25 mil córdobas.
 
Mencionó a dos personas, en la calle de El Comercio, que producto de la contaminación acústica han perdido el oído. Señaló a “Mi Sonrisa”, como el negocio que los sábados hace un ruido descomunal y “le valen los inspectores municipales”.
 
“Lamento decirlo, con toda la responsabilidad del mundo: Se maneja, en el corredor del comercio, que los inspectores reciben coimas, por no aplicar las debidas sanciones”, denunció Margarita Molina.
 
Margarita solicitó al Concejo se multara con 25 mil córdobas, en base a la Ley, a “Mi Sonrisa” y al Casino “Aladino”, por generar mucho ruido, sobre todo el 28 de octubre.

 

Noticias de Interés

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies