20 septiembre 2021

Condenan a buseros por homicidio imprudente

Nacional

339341c844c92ae2ab2e3c1a71c28ec4Abraham José Martínez Soto —conductor del bus que el pasado 28 de febrero impactó contra una mototaxi en el municipio de Mateare, provocando la muerte de un hombre y una mujer embarazada— y Danny Moisés Vicente Ramírez —chofer de la ruta 164 de Managua que ese mismo día se estrelló contra un contenedor de basura y causó la muerte de una pasajera— fueron condenados ayer a tres años y medio y nueve años de cárcel, respectivamente.

En el primer caso, las víctimas mortales fueron el conductor de la mototaxi, Rigoberto Guerrero Mendieta, de 58 años, y Luisa Bonilla Bermúdez, de 21, quien tenía cuatro meses de embarazo. Producto del accidente un menor de dos años de edad, hijo de Bonilla Bermúdez, resultó con lesiones graves y se encuentra bajo tratamiento psicológico.

Después de que el conductor del bus que cubre la ruta La Paz Centro-Managua se declarara culpable, el judicial emitió su fallo de culpabilidad y ahí mismo se procedió al debate de pena.

El Ministerio Público solicitó la pena máxima por el delito de homicidio imprudente y lesiones graves, que es de cuatro años; mientras que la defensa solicitó dos años de cárcel. Sin embargo, Pablo Avendaño, juez Único Local Penal de Mateare, impuso la pena de tres años y medio, lo que provocó la inconformidad de familiares de las víctimas.

Johana Bermúdez, mamá de la joven fallecida, manifestó su inconformidad «porque están dando solo tres años y medio y en el caso hay tres muertos: el conductor de la mototaxi, mi hija y el bebé que mi hija estaba esperando».

El judicial explicó que en el caso de la mujer embarazada “no se tomó en cuenta al bebé porque era no nacido”.

Por su parte, María Jesús Matamoros, esposa del fallecido Rigoberto Guerrero Mendieta, dijo no estar de acuerdo con la decisión del judicial. «Lo que pedimos es la pena máxima», exclamó la viuda. Se conoció que la defensa de las víctimas apelará la decisión del juez.

Ruta 164

Donaldo Alfaro, juez Séptimo Local Penal de Managua, dictó la sentencia de nueve años contra Danny Vicente Ramírez, conductor de la ruta 164.

En la resolución condenatoria notificada ayer, el juez Alfaro sentenció al acusado a cuatro años de prisión por homicidio imprudente en perjuicio de Ana Fabiola Vargas Tapia.

También  impuso cinco años más de cárcel por las lesiones causadas a Esaú Ezequiel Téllez, Rosa Mena Sánchez y el adolescente Héctor Daniel Sandino.

Tanto Fabiola Vargas como los tres lesionados, viajaban como pasajeros en el autobús que conducía Danny Vicente Ramírez a  exceso de velocidad la noche del pasado 28 de febrero y que terminó estrellándose contra un contenedor de basura en la autopista El Dorado.

Aunque en el accidente se contabilizaron 15 lesionados, la Fiscalía solo acusó por tres.

La sentencia impuesta por el judicial deberá cumplirse en el Sistema Penitenciario de Tipitapa hasta el 3 de marzo de 2026.

¿Ideas suicidas?

Brenda Rosales, abogada defensora de Danny Vicente Ramírez, anunció que apelará la sentencia condenatoria por considerarla “desproporcionada”, agregando que el judicial no tomó en cuenta los atenuantes que ella invocó a favor de su representado.

Rosales también dijo que el juez no consideró como atenuante el “daño psicológico” que sufre su representado por el hecho de estar en prisión, algo que ella considera “pena natural”.

En declaraciones a los periodistas después de conocida la sentencia, la abogada defensora reveló que su representado  está muy deprimido e incluso le ha manifestado la intención de suicidarse. A raíz de esto, la defensa pidió que se le realice una valoración psiquiátrica al condenado y, de ser necesario, que se le someta a un tratamiento.

En la audiencia preliminar realizada el viernes de la semana pasada, la Fiscalía presentó todas las pruebas que sustentan la acusación, entre ellas un video tomado por un ciudadano que conducía en el sector del accidente al momento del mismo y que muestra que el bus irrespetó la luz roja del semáforo y se movilizaba a una velocidad considerable.

El acusado tenía seis años de trabajar como conductor de buses y siete meses de laborar en la cooperativa de la ruta 164. El pasado 10 de marzo Danny Vicente Ramírez se declaró culpable, dijo estar arrepentido y pidió perdón a los familiares de las víctimas.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies