21 septiembre 2021

Choncito se rebeló contra comandantes de la heroica gesta de Nueva Guinea

Politica

Granada, Nicaragua

Por Augusto Cermeño

7 Humberto SalazarNuevamente, el militante sandinista Humberto Salazar López (Choncito), sobreviviente de la gesta de Nueva Guinea, nos viene a relatar otro de sus recuerdos de esta acción heroica protagonizada por una columna de valientes héroes sandinistas.

Choncito recuerda que al momento en que los comandantes “Oscar Benavides, Iván Montenegro, Valle y el viejo Adolfo García Barberena. Yo les dije a ellos: mira ahí está la guardia y respondieron: ¡no! Hay que esperar, todavía no es tiempo de combatir. Aquí no es de combatir, le digo, aquí vamos a volar penca, porque si no somos muertos…”.

Recuerda que “yo me rebelé, porque teníamos que volar verga y por eso es que estoy platicando esta historia. Yo rompí fuego contra la guardia. Ya teníamos tomada una cordillera, de la colina de El Chacalín, en la “Colonia Somoza”, que ahora se llama Carlos Fonseca Amador. En menos de 20 minutos le hicimos más de 100 bajas a la EEBI (Escuela de Entrenamiento Básico de Infantería). Nosotros no tuvimos bajas”.

choncitoSi “le hicieron bajas a los cuatro comandantes (Oscar Benavides, Iván Montenegro, Adolfo García y Omar Calero). Yo rompí fuego porque yo tomé posición. Me quedé tendido en la colina, volando pija. Como tenía experiencia en el Frente Norte Carlos Fonseca Amador, no era muy fácil que me jodieran”.

De esta gesta recuerda a Julio Mejía, a “La Gallina”, “Garañón”, Ramón Aguilar, “Caza Moscas”, Chacalote Emilio Mena y yo. “Esa columna estuvimos desde el cuatro de mayo hasta el 17 de mayo”. Habla de “unos quince sobrevivientes”.

Dijo que entre los quince está el comandante Manuel Morales, Julio Mejía, dos gemelos de Diriamba y “El Yanqui”, de San Fernando, Ocotal.

alcaldia ngChoncito también combatió en la guerra de los 80, dando muestras de valor y convicción sandinista

Humberto Salazar López no descansó al triunfar la revolución sandinista contra la dictadura de Somoza, siguió en la montaña, pero esta vez luchando contra un ejército mercenario organizado por el imperio norteamericano, bajo la presidencia de Ronald Reagan: la contra.

Era una nueva modalidad de lucha, en la que el enemigo cambió el uniforme de la Guardia Nacional, derrotada el 19 de Julio de 1979, para vestir un nuevo uniforme, el de un ejército mercenario, entrenado, armado y uniformado con el presupuesto de los Estados Unidos de América.

Choncito se dispuso a partir de nuevo a la montaña y recuerda que en 1980 le dieron el grado de capitán, un grado que en general solo se lo daban a combatientes probados en la guerra Insurreccional, en acciones heroicas como el intento de formar un frente en Nueva Guinea, o acciones combativas en otros frentes de guerra.

1 Humberto Salazar LopezChoncito, este hombre humilde, campesino norteño, que hoy vemos en las calles de Granada vendiendo cloro y desinfectantes de piso, siendo muchas veces pasto para las burlas de quienes no saben ni han conocido lo que es la guerra o por gente que no conocen su trayectoria política y militar.

Choncito, luego de un tiempo alejado de los escenarios de guerra, lo llamaron los altos mandos del ejército, para que se dispusiera a marchar hacia San Andrés de Bocay, donde en se presumía un desembarco aéreo de las fuerzas mercenarias.

“Desmantelamos la pista, cuando participaba la contra ahí, murieron 96 contras y solo murió un compañero. Luego, el 83, en Jalapa, me emboscaron, un 19 de marzo (1982), cuando tenía 22 años. La contra tenía tomado más de 70 kilómetros y yo andaba los mapas de operaciones, yo les respondí y le hice como 20 bajas a la guardia”.

Esta acción “fue en un lugar que le dicen El Hisopo, delante de Ocotal, donde les hice como 20 bajas. Esto fue en el 83. Se regó la bola de que me habían matado. La gente decía mataron a Choncito. Yo respondí al ataque con una PKM de cinta y me volé al mero comandante de la contra, que estaba en un potrero. Era Pedro Antonio Ortiz, alias “El Suicida”, yo me lo eche”.

Choncito dice que “El Suicida” tenía como objetivo de tomarse “toda la Segovia, quería tomarse Ocotal y ya tenían tomado parte de Jalapa. El general Humberto Ortega me rindió el charro, ahí. Ahí se paró la guerra. Fue algo increíble, pegar al jefe contra…”.

Recuerda también que en el ochenta y cuatro andaba con el Batallón de Lucha Irregular (BLI) Santos López, “donde también le respondí a la contra y recuperamos más de 300 mochilas. Si no ha sido por nosotros, los contras entran a Ocotal, hasta el parque central”.

Según Choncito, la fuerza en la que andaba no iba en plan de combatir, en ese momento, pero la circunstancia se dio y decidieron evitar que la contra entrar a Ocotal. Los tomaron por la retaguardia y dominaron la situación.

También participó en las acciones de Capire, Banco Grande, Las Vegas, donde “nos tomamos 30 kilómetros y participamos 9 BLI. Ahí fue duro. Después participé en los operativos “Entre armas”, de San Andrés de Bocay y después en la operación “Dantos 88”.

Asegura que fue “el primerito, que operamos en la V Región, en el 84, cuando desbaratamos el comando Jorge Salazar y desturcamos otro grupo en La Piñuela, cuando andaba con el BLI Simón Bolívar. En el 85, cuando querían tomarse Estelí, ahí estábamos nosotros también. Son las más importantes operaciones que estuve yo”.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies