18 septiembre 2021

“Choncito” recuerda “como si fuera hoy” cuando las columnas guerrilleras avanzaban en Nueva Guinea, en una gesta heroica sandinista que terminó en una masacre

El egendario Choncito, Humberto Salazar

 


El egendario Choncito, Humberto Salazar 
* Llovió fuego genocida por cielo y tierra
* De 150 solo 11 guerrilleros sobrevivieron
* 8 combatientes aún viven para contarlo

Granada, Nicaragua
Por: Augusto Cermeño
 
El 27 de abril de 1979, unos 150 guerrilleros sandinistas se internaron en las agrestes montañas del la región sur oriental de Nicaragua, particularmente a zona de Nueva Guinea, donde la dictadura somocista tenía una base social poderosa, con los colonos, originarios de occidente, que habían recibido tierras en esa región bajo regulación del Instituto Agrario Nacional (IAN).
 
Los colonos habían recibido los favores del dictador de turno, general Anastasio Somoza Debayle, quien les dio todo el apoyo para instalarse y botar montañas con el propósito de crear áreas cultivables y para el desarrollo ganadero.
 
Los colonos eran, en alguna forma, usados para limpiar y crear fincas muy bonitas, de las que se iban posesionando los altos jefes de la Guardia Nacional. La mayoría de los colonos eran jurados somocistas que vieron en la incursión guerrillera un peligro que había que enfrentar.
 
Fue así que se dieron todas las condiciones para que la Guardia Nacional, el ejército privado del dictador Somoza, para montar una emboscada contra los insurgentes que se proponían abrir un nuevo frente.
 
“Choncito”, nos trajo al recuerdo esos días duros y, como siempre, habla de los valientes y “los que se corrieron al ruido de los caites”. Uno de los personajes históricos propios de esta gesta libertaria es el comandante Oscar Benavides, quien cayó en la emboscada, que todos los estudiosos de estos hechos coinciden en que fue una masacre.
 
Otros destacados jefes guerrilleros fueron Iván Montenegro y Adolfo García, quienes junto con Benavides formaban la jefatura principal de la acción.
 
El combate de “El Chacalin”
 
Los heroicos combatientes, desconocían el terreno que pisaban, lo que pagaron muy caro, ya que sin volar un tiro, sin tableteo de ametralladoras, se contaron bajas por enfermedad, debido al alto grado de humedad, pantanos, mosquitos, todo tipo de alimañas y los escasos aprovisionamientos de comida.
 
No podían confiar en una población afin al somocismo que los veía con desconfianza y no faltaba quien no les deseara lo peor, incuso envenenarlos. Era un lugar realmente inhóspito.
 
El 5 de mayo llegaron a la comunidad de “El Chacalín” donde la guardia los estaba esperando, los rodearon y les dispararon a mansalva, masacrando a la mayor parte de las columnas guerrilleras.
 
Choncito, jura que al momento de la sorpresa nefasta, lo que hizo es poner en guardia a todo su personal, unos 65 hombres, y “volar v… duro con una Browning, junto con Julio Mejía, el original Chacalote de la guerrilla”.
 
“Choncito” tiene una visión bastante negativa de la participación del ahora concejal Emilio Mena, también conocido por el seudónimo “Chacalote” o “Cachalote”. Humberto Salazar López, el famoso “Choncito” subestima la acción, el asalto al Palacio Nacional, del 22 de agosto de 1978, casi un año antes de la gesta de Nueva Guinea. En esta acción heroica, participó Emilio Mena, algo que nadie le puede negar.
 
Cuando se dio el asalto, eran tiempos difíciles, cuando el país, debido a las acciones guerrilleras y la consecuente represión desatada por las hordas somocistas, se debatía en un estado de inseguridad, de persecuciones, cárcel, tortura y muerte.
 
Hasta el periodismo nacional, debido a la inseguridad, a esa situación inestable y peligrosa, debió crear una forma de hacer periodismos ocultándose a los que perseguían y mataban la libertad de expresión. Esta forma de hacer periodismo militante se le llamó: periodismo de catacumbas.
 
Nueva Guinea: una  estrategia que permitió avance de las tropas insurgentes en otros frentes
 
“Choncito”, al explicar el por qué de la acción de Nueva Guinea, dijo que el fondo de esta gesta, que pretendía abrir un nuevo frente, estuvo relacionada con una estrategia guerrillera de llamar la atención del ejército de Somoza, la Guardia Nacional (GN), sobre un objetivo militar que Somoza priorizó y buscó como aplastar, pero a costa de debilitar la defensa de posiciones muy importantes en las ciudades más importantes del país.
 
Según “Choncito”, a Nueva Guinea se movió el grueso de la GN y su Fuerza Aérea Nacional (FAN). “Somoza pensaba que éramos 5 mil hombres y éramos apenas 155”, reveló Salazar López.
 
Para el ex mayor del Ejercito de Nicaragua, “fue la columna Jacinto Hernández, en Nueva Guinea, la que hizo la democracia en el país”. “Choncito” recuerda a combatientes como “La Gallina”, “Tijuana”, “Antolin” y “El Gato Peña”.
 
De los 155 guerrilleros solo quedaron 11 después de la masacre. De los sobrevivientes, ya murieron: Julio Mejía, de azúcar; Manuel Morales, murió en accidente de tránsito; Miguel Reyes (Tijuana), fue muerto por el suegro y a uno que le decían “El Yanqui” lo mató la contra en 1982.
 
Están vivos: Román Aguilar, “Garañón”; Bayardo Obregón, de Masaya; Manuel Mairena, de Somoto; Carlos Bello, de Rivas, conocido como “Caza Moscas” y Emilio Mena, “Cachalote”.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

1 comentario en «“Choncito” recuerda “como si fuera hoy” cuando las columnas guerrilleras avanzaban en Nueva Guinea, en una gesta heroica sandinista que terminó en una masacre»

  1. Compañero tuve el privilegio de prepararme con la columna ya que seria uno de sus integrantes pero de último el comandante Ivan Montenegro me ordenó me quedara pero por honor a la verdad fueron mas los compañeros los sobrevivientes mas de treinta compañeros por mencionar algunos el nafre, los dos chacalote, Emert Lang, el secre, el gato peña, mustfa, jossy, rasp coco, bily es norte americano, lobo es aleman. Olson pelon, gallina, choncito, cocle, cobra. Vargas o vargita, el garañon, chicha helada, camaron. Tiguana. Y otros ahora no los recuerdo saludos.

    Responder

Deja un comentario

Usamos Cookies