15 abril 2021

Carlos recordó heroísmo de Julio Buitrago, ante ferocidad de la Guardia Nacional

Política

Granada, Nicaragua

Augusto Cermeño

IMG_8228La memoria histórica revolucionaria del comandante Carlos Fonseca Amador, mantuvo en su “disco duro” la gesta de Julio Buitrago Urroz y del poeta guerrillero Leonel Rugama, narrando para todos los nicaragüenses, para nuestra juventud, de lo que era capaz hacer un hombre dispuesto a todo, dispuesto a morir por una patria libre de la bota dictatorial del somocismo.

Carlos narra con gran pasión y mucha precisión, un caso que consideró ejemplo de la actuación despiadada y bestial de los guardias somocistas, los que “descubierta la casa donde se ocultaba el sandinista Julio Buitrago Urroz, la Guardia Nacional lanza más de 200 hombres armados, apoyados con tanques y aviones. Julio Buitrago, se queda y resiste durante dos horas, hasta disparar el último cartucho, hasta que es reducida a escombros, la casa atacada. Eso sucedió el 15 de julio de 1969”.

Este mismo día, “se produce un ataque parecido contra tres compañeros que son descubiertos en una casa ubicada en el barrio Santo Domingo, de Managua. Un ataque de grandes proporciones es lanzado contra la casa, donde esta Leonel Rugama y dos compañeros más, el 15 de enero de 1970, en el barrio El Redentor, de Managua”.

“El 3 de abril de 1970, solamente faltan otros tanques, para que se produzcan otro ataque idéntico, contra la guerrillera Mildred y el obrero Enrique Lorente, en la Ermita, en la ciudad de León. Recordemos el asesinato del sandinista David Teja, agarrado a culatazos, hasta saltarle los ojos, por el mayor Oscar Morales, ayudante del jefe de Gobierno, Anastacio Somoza hijo, siendo arrojado el cadáver, al cráter del volcán Santiago”, denunció el comandante en Jefe de la Revolución.

Llama a recordar a “las decenas de campesinos en el norte de Nicaragua, inclusive, arrojándolo desde los aires, por helicóptero. Recordemos los tormentos cometidos a los campesinos, en los campos de concentración de la Montaña, así como a prisioneros, en las mazmorras de la ciudad y las violaciones a las jóvenes universitarias militantes: esa es la Guardia Nacional”.

Carlos llamó “perversos demagogos” a los herederos del sistema, “a quienes algún día, el pueblo de Nicaragua llamará a cuentas. Este mensaje lo dirigimos a todos los nicaragüenses, tanto a los que padecen dentro del territorio nicaraguense, como a los que integran la Nicaragua errante, que peregrinan por los caminos de América…”.

“Nicaragüenses errantes, caminemos hacia el combate…”, insto el comandante Carlos Fonseca Amador.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies