19 mayo 2024

Carcache Franco se recupera de secuelas propias de la diabetes. Le envía un mensaje a los periodistas jóvenes: “No se enfermen porque es duro estar en un hospital donde los médicos solo piensan en darte de alta”


Granada, Nicaragua
Domingo 10 febrero 2013
Augusto Cermeño
 
El lunes 4 de febrero visitamos al veterano periodista de radio, el legendario Francisco Carcache Franco, con quien conversamos un poco después de luchar contra la férrea oposición de guardas armados que se oponen a las visitas, sobre todo si son periodistas que llevan sus herramientas de trabajo a ese centro asistencial.
 
Intentamos hacer lo que siempre hemos hecho en los hospitales, hablar con la Dirección para que se nos permitiera a una delegación del Colegio de Periodistas de Nicaragua, filial Granada, ir a visitar al colega enfermo, hacerle una entrevista y algunas fotos para publicarlas. A esta visita no pudo asistir por motivos de ultima hora, la Tesorera del CPN capitulo Granada, licenciada Estrella Maltez.
 
La verdad es que en LAS NOTICIAS y LAVERDAD, no somos “casa de herrero cuchillo de palo”, usamos nuestros medios, que es nuestra única fortaleza, después de Dios, para ver por los nuestros, para ver todos los periodistas que pasan tantas angustias en un país donde el Gobierno nos trata con menosprecio y poco sentimiento humano.
 
En la Dirección del Hospital Amistad Japón Nicaragua, al pedir permiso para entrar a ver a Francisco Carcache Franco, nos dijeron que el permiso debíamos ir a buscarlo al SILAIS, donde la licenciada Nora Orozco. Lo que nos pareció inaudito y extremadamente burocrático y hasta cuartelaria, porque están haciendo de instituciones humanitarias como el hospital, una fortaleza inaccesible, donde los usuarios se quejan de pésima atención, de malacrianza de los médicos y de apurar las altas de los pacientes. Por eso muchos ciudadanos son empujados por los médicos a irse a su casa.
 
Incluso, el mismo Carcache Franco se quejó del apuro de un par de médicos que le vienen diciendo desde hace días que ya esta bien y que se debe ir. “Pero como me voy a ir si estoy mal”, les dice, casi implorando, que por favor no le dieran de alta porque no esta bien y lo vimos bastante mal. Aunque a pesar de sus graves dolencias, que pasa desde hace 15 días, no deja de mantener un alto grado de buen humor, como buen granadino.
 
Vigilantes armados de escopetas de grueso calibre en el portón de ingreso a las salas: Uno de los jefes dijo que estaba en el lugar “por equivocación”
 
Nos pareció un tanto extraño y grosero, el hecho de que los uniformados que resguardan el portón de ingreso a las salas estén armados de escopetas de grueso calibre, en poses nada amistosas, que nos hacen recordar días tristes en la historia de Nicaragua.
 
Preguntamos a un jefe de los uniformados, el que nos prohibió entrar con cámara, sobre el por qué las escopetas y nos respondió que estaba armado por equivocación, porque no acostumbran resguardar portones armados. La verdad es que es muy peligroso, que en un hospital los guardas este armados, ya que un accidente podría resultar fatal.
 
Le dijimos al jefe uniformado, que daba la impresión que estaba en alguna ergástula de esas de vieja data, donde cuidan reos de alta peligrosidad o cuidad al hijo de algún dictador o al dictador mismo. Muy feo ese espectáculo que dieron. Eso nos hizo pensar el por qué no querían cámaras.
 
Los vigilantes hasta registraron el bolso de la periodista y abogada Marlene Urbina, en una total falta de respeto al gremio de los periodistas. Esto hace evidente una persecución enfermiza contra los periodistas que ojala se corrija a tiempo, porque así comenzó Somoza y después los asesinaba y los hacía desaparecer.
 
Mucho ojo y mucho cuidado, no se equivoquen, no podemos soportar tantas humillaciones,  todo tiene sus límites.
 
Doctora Logo, muy gentilmente nos llamó y nos ofreció disculpas por incidente con vigilantes y medidas arbitrarias contra la libertad de expresión
 
La doctora Yelba Logo, directora del Hospital Amistad Japón Nicaragua, nos realizó una llamada en la que de manera muy gentil, muy amable, como ella siempre se ha caracterizado, nos ofreció disculpas por el incidente con guardas de seguridad del centro asistencial.
 
Dijo que en ningún momento han querido que nos sintamos mal, todo lo contrario, porque desde hace años, en realidad, no habíamos tenido nada de qué quejarnos del Hospital Amistad Japón Nicaragua, porque tanto Logo como otros directores nos han brindado apoyo para realizar nuestra labor periodística.
 
Dijo que tenemos las puertas abiertas, lo cual agradecemos, porque, la verdad, siempre las hemos tenido y fue hasta al lunes que nos enfrentamos a la actuación de guardas que nos trataron mal, aparentemente siguiendo órdenes de la directora del SILAIS, Nora Orozco, quien ha dado órdenes de no permitir periodistas dentro del Hospital. Y que si queríamos entrar debíamos tener el permiso de Nora.
 
La doctora Logo dijo que la dirección del Hospital hará una revisión del caso “para tomar las medidas correspondientes. Ya sabes que podes venir el día que vos querrás y que esta Dirección siempre te atenderá con mucho gusto”.
 
También recibimos un correo electrónico de la licenciada Nora Orozco, poniéndose a la orden para cualquier aclaración o problema.

Noticias de Interés

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies