26 octubre 2021

Breve historia de Iglesia y Convento de San Francisco: el primero fundado con Granada

Arte y Cultura

Granada, Nicaragua

Sábado 14 Marzo 2015

Augusto Cermeño

100_5467
Templo y Convento de San Francisco, en Granada

Con este trabajo queremos llamar un poco el interés de nuestros parroquianos de Granada, de “esa aldea señorial” que el historiador, escritor y poeta Jorge Eduardo Arellano aclama con tanto cariño, al escribir sobre su ciudad natal.

Por la Gran Sultana aparecen muchos visitantes nacionales y extranjeros que se muestran maravillados de lo que tenemos, pero los que vivimos aquí, aunque estamos tan cerca, parece que no vemos en Granada, esa belleza que todos los turistas ven y le damos un mal trato, muchas veces despreciativo, ordinario y falto de mucha cultura, de clara ignorancia del valor de lo que tenemos.

Ya hemos visto derrumbarse edificios valiosos, como el del Hospital San Juan de Dios, una verdadera joya arquitectónica colonial que no solo fue dejada en el olvido, si cuido, sin mantenimiento, sino que fue hasta objeto de saqueo brutal e indiscriminado de gente oportunista y mentecata, acostumbrada a tomar lo ajeno, sin que el hacer daño al patrimonio le cause algún rubor.

Algunas administraciones edilicias que han pasado por el Palacio Municipal, no valoraron lo que tuvieron en sus manos, no se dieron por Granada, se dieron por ellos mismos y hasta se convirtieron en cabecillas de saqueadores del patrimonio de la ciudad y de la nación.

Hasta ahora, Granada no ha tenido un real jefe de comuna, capaz de poner en orden las cosas, sino que tratan, sobre todo, preservar el voto de las mayorías en las siguientes elecciones. Hay muchos ejemplos, pero el más elocuente y gráfico ejemplo es el parque Central Colón, fundado para el cuarto centenario del descubrimiento de América. Un parque muy bonito ha sido convertido en un pinche y vulgar mercado, en las narices de alcaldes ignorantes y politiquerías.

Es un parque donde, por las noches, deambulan antisociales, drogos y borrachos. Intentamos decirles que cambiemos de actitud y nos preocupemos más por ver Granada hacia adentro y tratarla con cariño, cuidarla.

Don Pío Bolaños nos da algunas lecciones

100_5468Sobre el templo y Convento de San Francisco, Don Pío Bolaños, en sus Obras, dice que es “el único edificio conventual conservado en la ciudad de Granada, hasta la fecha, pues el Convento de La Merced, que existió durante los primeros años de la colonia, fue destruido a principios del siglo XIX”.

Agrega Bolaños, que San Francisco es “el primer edificio religioso construido al fundarse la ciudad en 1524…”.

El historiador granadino, citando al Capitán González de Oviedo, “afirmó este historiador en sus décadas que, Hernández de Córdoba al fundar Granada en 1524: Levantó allí un suntuoso templo, dedicado a San Francisco y, por lo tanto, es dicho edificio el primero, levantado en la ciudad y conservado en el mismo sitio donde fue primeramente construido con paredes de madera y techo de paja”.

Agrega esta cita tomada por Bolaños al Capitán González de Oviedo: “Como fuera incendiados por los piratas que atacaron Granada en el siglo XVII, el templo se reconstruyó, ya de manera sólida y de estilo románico español, de sólida fábrica y sobrio, como se edificaban los otros edificios religiosos en América”.

100_5474El mismo historiador González de Oviedo, escribió: “Años más tarde ha sufrido, en parte, nuevas reconstrucciones, debido, en primer término, a los varios incendios que ha sufrido la ciudad durante las invasiones piráticas del siglo XVII y, después en 1856 que Granada fue totalmente incendiada…”.

El historiador habla de las paredes del templo, construidas de cal y canto “como las del Convento, emplazado sobre una eminencia y reforzado por altos muros de piedra. El primero de estos protege el lado sur del edificio a lo largo de la manzana y mide una vara de espesor y doce de altura. En la esquina del mismo y donde nace el muro principal, hay otros muros de forma triangular que se internan en el atrio de la iglesia”.

Una fortaleza militar

Además, según González de Oviedo, citado por Bolaños: “Toda la construcción indica que el templo fue destinado tanto para servicios religiosos como para servir de fortaleza militar. Así mismo, los muros sirven de protección a toda la manzana donde se levanta iglesia y el Convento, contra las lluvias torrenciales y las grandes inundaciones que en épocas lluviosas sufre la ciudad, y, sirven, todavía hoy para fortaleza militar…”.

Según Bolaños, la fecha de construcción del primer plano del edificio de San Francisco y la del Convento, “no ha sido posible obtenerla. El primero levantado por el Capitán Francisco Hernández de Córdoba, al fundar la ciudad, “era de techo pajizo y al construirlo nuevamente, después del primer incendio en el siglo XVI, se levantaron sus paredes de cal y canto y se entejó, cambiándose los horcones de madera con paredes de piedra de Posintepe. Esta misma transformación se llevó a cabo en el Convento”.

Después del incendio de 1856, el portón de la iglesia fue reformado “y en esta forma se encuentra actualmente. Los datos anteriores nos los proporcionó uno de los pocos vecinos de la ciudad, ya nonagenario y único vecino que recuerda estas cosas. Me refiero al doctor Manuel Pasos Arana…”.

El templo más humilde de Granada

IMG_5545
Altar mayor de San Francisco, en la actualidad (marzo 2015)

Según Bolaños, San Francisco “es el templo más humilde de Granada: su arquitectura, la actual, es simple y sencilla y su interior de pobre ornamentación, consta de una sola nave y la cúpula del presbiterio está montada sobre gruesas paredes de cal y canto y el interior, sostenida por pilastras labradas de madera”. En la actualidad, luego de la restauración financiada por Suecia y otros paises europeos, algunos detalles interiores han cambiado, sobre todo en el altar mayor.

La descripción dada por Bolaños, en su época, finales del XIX e inicios del XX, dice que el templo: “No tiene coro, pero sí un artístico púlpito de madera labrada, apoyado a uno de los pilares que sostienen la nave”.

IMG_5549Recuerda Bolaños: “Allá por el año 1880, cuando nosotros lo conocimos, tenía muy pocas imágenes. La principal de ellas, fuera del Crucifijo de tamaño natural colocada en el altar mayor, era la del Apóstol San Pedro. Esta imagen fue obsequiada al templo por don Lucas Quirós, vecino de la ciudad y de origen costarricense”.

“Se decía que en aquella época, que el donante, señor Quirós, había descubierto una valiosa mina de oro en el departamento de Chontales, el propio día de San Pedro y en acción de gracias por el hallazgo, mandó traer del exterior la imagen y la regaló a la iglesia de San Francisco”, relata Bolaños.

Campo Santo del barrio, donde descansan los restos del poeta Iribarren

En San Francisco, revela Bolaños que en la parte trasera del campanario hay un pequeño patio, donde se ubica el Campo Santo donde se sepultaban los restos de las personas que vivían en el barrio. Según Bolaños: “Casi todas las tumbas del pequeño cementerio de San Francisco, están cubiertas de losas de mármol, algunas ostentan cruces de madera o de hierro y otras, cercadas con barandas de hierro”.

IMG_5551
Tumba del poeta Juan Yribarren,

En este humilde Campo Santo yacen los restos mortales “del único poeta que tuvo Granada durante la guerra nacional. Se llamaba don Juan Iribarren. Don Juan fue hijo natural del célebre guerrillero, también de origen español, Bernabé Somoza, fusilado en Rivas el año 1849, después de haber fracasado en una revuelta jefeada por el mismo Somoza”.

Una idea de la antigüedad de la iglesia y Convento de San Francisco, nos la proporciona Bolaños cuando nos habla de que este edificio fue utilizado varias veces como fortaleza militar y dice conocer que “por los historiadores, que Pedrarias Dávila, primer Gobernador de Nicaragua, mantuvo preso a Hernando de Soto el año 1526, en una de las celdas del primitivo convento, lo cual nos indica haber sido este edificio algo así como una fortaleza militar, cabalmente, por el lugar alto en que se construyó”.

Esto nos lleva a concluir que San Francisco es tan antiguo como Granada y sería importante que se logre complementar el Aniversario de la ciudad con el aniversario de San Francisco.

El Viacrucis de San Francisco

En el templo de San Francisco se celebraban tres solemnes fiestas religiosas: la del 4 de octubre, Día de San Francisco; la del Viacrucis, durante la Cuaresma y la Procesión del Santo Entierro, el Viernes Santo, “seguida después de la ceremonia conocida en la ciudad como la Hora de las tinieblas de San Francisco”.

Todos los viernes de Cuaresma, a eso de las 4 de la tarde, la imagen de Jesús Nazareno, de la iglesia, “se llevaba en procesión desde aquí hasta la iglesia de Guadalupe. El viacrucis de San Francisco de aquel tiempo presentaba una especie de encanto sobrenatural para la chiquillería que la presenciaba; y así mismo, una sencilla y reverente manifestación del pueblo granadino, el cual mostraba en esas tardes, el fervor y la sinceridad de sus creencias religiosas heredadas de sus antepasados”, relata Bolaños.

La imagen de Jesús con la cruz a cuestas, llevada en andas, “se adornaba con sartas de flores llamadas en la ciudad borriquitas, el blanco nítido del y a estas flores aludió el poeta granadino Adán Vivas en su poesía sobre Este viacrucis”.

Bolaños recuerda que “en cada una de las 14 estaciones (ahora 15), cuando se rezaban las preces rituales, la concurrencia se arrodillaba sobre el suelo de la calle cubierto de pétalos de rosas y de maíz y trigo tostados, formando una especie de vistosa alfombra tendida a lo largo de la calle y la humilde orquesta, deja oír, suavemente, las notas del Miserere”.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies