25 febrero 2024

Bomberos de luto: entregó su alma al Creador el legendario comandante Henry Campos Ruiz. Se fue con todos los honores de un héroe, de un maestro apaga fuegos

Honores al heroe bomberil Henry campos al salir de la capilla de Ma. auxiliadora


Granada, Nicaragua
Sábado 13 abril 2013
Augusto Cermeño
 
Honores al heroe bomberil Henry campos al salir de la capilla de Ma. auxiliadoraEl comandante Henry Campos Ruiz, legendario bombero granadino, entregó su alma al Creador y marchó al lado de nuestro redentor Jesús, contando con los honores propios de un héroe, de un maestro, de un estratega bomberil.
 
Campos Ruiz falleció la madrugada del domingo 7 de abril (2013), vencido por un cáncer de próstata, contra el que luchó por buen tiempo, además de mantener un contacto cercano con la institución bomberil, a la que estuvo ligado por más de 45 años.
 
Ante la dolorosa pérdida del gremio de los apaga fuegos de la región y a nivel nacional, no se hicieron esperar fuertes delegaciones de bomberos de Carazo, Rivas, Granada, Masaya, Nindirí y Managua.
 
La ciudad de Granada, fue estremecida por el ulular de las sirenas, la alarma bomberil que anunció al pueblo de Granada la fatalidad ocurrida en el gremio de los apaga fuegos.
 
Se fue uno de los grandes “un maestro” como dijo el oficial de bomberos, ya retirado, Nicolás Dedemadys, al tomar la palabra frente al altar de la capilla de María Auxiliadora, donde se ofició misa de cuerpo presente al comandante Campos.
 
Los restos mortales del comandante Campos salieron de la casa de habitación de la familia Campos Dedemadys, en calle El Caimito, para dirigirse, en marcha ceremonial hacia los Bomberos Beneméritos, institución en la que participó como fundador.
 
El jefe histórico jefe bomberil fue brevemente velado en la estación de Bomberos Beneméritos para luego enrumbarse hacia la capilla de María Auxiliadora, donde se le ofició misa de cuerpo presente, entre las 3 y las 4 de la tarde del 7 de abril.
 
Bomberos muy tristes por la partida de Campos Ruiz
 
El comandante de bomberos de Masaya, Armando Viera Traña, dijo que el comandante Campos fue del Instituto de Prevención de Incendios, “una gran persona, un buen compañero, un amigo que visitaba los cuarteles de bomberos…”.
 
“Hemos tenido una perdida enorme”, valoró el comandante Viera. Para el comandante Roberto Lanzas, la pérdida del comandante Campos Ruiz “es una gran pérdida para nosotros, a nivel nacional. El era nuestro maestro, nuestro guía”.
 
Consideró a Campos como “un ejemplo para todos nosotros. Hoy es un día de mucho pesar, de mucha tristeza, de mucho luto para el bomberísmo a nivel nacional”.
 
Roberto recuerda que Campos Ruiz estuvo muchos años como comandante del benemérito cuerpo de bomberos de Granada, en la época de los 70. Además, dio que el comandante Campos escribió el libro de bomberotecnia y se le considera como “la inspiración de los bomberos de Nicaragua”, según Lanzas, Jefe de los Bomberos de Granada, estacionados en Villa Sandino.
 
Campos representó “la época de gloria y grandeza de los bomberos”, dijo el comandante Marenco Torres
 
Familia Campos DedemadysEl comandante Hebert Marenco Torres, Jefe de los Bomberos Beneméritos de Granada, se refirió al comandante Campos como un representante “de la época de gloria y grandeza de los bomberos de Nicaragua y Centroamérica”.
 
Habló de los años de gloria, en los 70. Muy emocionado, el comandante Marenco Torres grito ¡comandante Henry Campos Ruiz! Presente! Y un hasta siempre comandante.
 
En tanto, el comandante Ramos, Jefe de los bomberos de Carazo, habló de quienes se entregan a una misión de salvar vidas y propiedades.
 
Por su lado, don Nicolás “Colacho” Dedemadys, consideró que el comandante Henry Campos Ruiz “es una honra para Nicaragua entera, para la Patria. Este hombre entregó su vida por el cuerpo de bomberos de Nicaragua. Es un hombre, creo, irremplazable, porque aquí la mayoría de nosotros somos alumnos de él”.
 
Para Dedemadys, Campos Ruiz fue quien le enseñó a amar el Cuerpo de Bomberos de Granada, a ser disciplinado, a tener honra, honor, gloria y poder. Henry Campos Ruiz, tú no has muerto, sigues en el corazón de todos aquellos que fuimos tus discípulos…”.
 
Dirigiéndose a los restos del legendario maestro bomberil, Colacho le dijo que “allá te esta esperando el bombero de bomberos que es Jesús, porque le vas ayudar a apagar las llamas del incendio que nos esta torturando aquí en Nicaragua”.
 
Recordó que el comandante Campos fue doctor bombero en la Universidad de Houston, “que es donde salen los mejores bomberos de los Estados Unidos”. Dijo sentirse orgulloso de haber sido cuñado del comandante Campos.
 
Entre el ulular de las sirenas, salieron los restos del comandante Campos de la Capilla de María auxiliadora hacia el campo santo granadino. Su familia, sus hijos Miriam, Henry y Metacsa; su viuda, doña Miriam Dedemadys, lo vieron partir hacia el descanso eterno y lo acompañaron hasta su última morada.
 
El joven Henry Campos Dedemadys valoró que las enseñanzas más importantes que le enseñó su padre, “es servir a la comunidad, a darlo todo sin esperar nada a cambio, a servir a la gente en momentos de calamidades, en momentos de desastres. Mi papá me enseñó a amar el Cuerpo de Bomberos, por lo tanto me enseñó a amar a Dios”.

Noticias de Interés

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies