22 septiembre 2021

Bebe muere asfixiado por presión en cordón umbilical: Diputada Martínez donó caja mortuoria y el padre del niño decidió poner denuncia ante la policía


Granada, Nicaragua
Sábado 28 Septiembre 2013
Augusto Cermeño
 
Un bebé no pudo ver la luz de este mundo, porque al nacer perece asfixiado por el cordón umbilical, producto de un mal parto, ya que la madre hizo mucho esfuerzo por dar a luz a la criatura, de modo que el cordón, debido a las contracciones, lo asfixió, según explicaron los familiares y amigos de la joven madre.
 
La jovencita Francis Martínez Centeno, de 17 años, fue internada en el Hospital Amistad Japón Nicaragua, cuando daba los síntomas de parto, y estando en el centro asistencia se dio la tragedia.
 
Francis fue movida por sus familiares, desde la comunidad de Kauloa, el miércoles 25 de septiembre (2013) por la tarde. El incidente se dio en horas de la mañana del jueves 26 de septiembre.
 
El doctor Meza, explicó a los familiares que el bebe nació vivo pero ya con problemas de la asfixia severa producida por las contracciones de la madre adolescente, según nos explicó la Señora Alicia Aguirre, vecina del sector de Kauloa.
 
El ataúd para la criatura fallecida fue donado por la diputada María Auxiliadora Martínez Corrales, luego de que Alicia realizara la gestión.
 
Con toda y las explicaciones dadas por el doctor Meza a los familiares, el padre del bebe, Jesús Alberto Sáenz Sánchez, de 19 años de edad, puso denuncia ante las autoridades de policía, debido a que observaron que la criatura presenta una herida en el rostro. Los restos del muchachito fueron trasladados al Instituto Médico Legal para determinar causas de muerte, según informó Alicia.
 
Cuando deciden operar de cesárea: Todos los quirófanos ocupados, lo que abonó a la fatalidad
 
Una fuente médica de todo crédito del Hospital Amistad Japón Nicaragua, informó a LAVERDAD que al momento de que los médicos deciden operar de ces­­área a la adolescente, se encontraron que todos los quirófanos estaban ocupados y debieron esperar media hora, lo que resultó en el desenlace fatal: el niño murió asfixiado debido a que su cabecita presionaba el cordón umbilical.
 
La fuente nos narró todos los esfuerzos médicos que se hicieron por salvar a la criatura, que la joven primeriza, que al ingresar al centro asistencia tenía 37 semanas de gestación, según última regla y 40 semanas, según ultra sonido.
 
“Ella llega con dolores de parto, con un centímetro de dilatación. Los médicos la hubieran mandado de regreso a casa, si hubiera llegado de la ciudad de Granada, pero como era de Kauloa, la ingresan al servicio ARO, para embarazadas. En la mañana tiene de de dos a tres centímetros de dilatación y el bebe esta bien”, manifestó nuestra fuente.
 
Luego, según nuestro informante, a las 10 de la mañana, tiene 4 centímetros de dilatación y en ese momento rompe fuente y se viene el cordón antes que la cabeza del bebé. Como solo tiene 4 centímetros y no diez que es lo normal para un parto natural, la cabecita del bebe presiona el cordón umbilical y de esta forma esta cortando el flujo sanguíneo y el oxigeno a la criatura.
 
El médico actúa, adoptando la medida de introducir su mano en la cavidad vaginal para que la cabecita del bebé no siga presionando el cordón umbilical, el cordón de la vida de la criatura.
 
De inmediato lo llevan a quirófano y para desventura de la criatura que esta luchando por venir al mundo, los quirófanos del hospital están ocupados y deben esperar hasta 30 minutos. Cuando la jovencita es operada de cesárea, sacan al bebé y ya es demasiado tarde.
 
Luego le hacen maniobras para reanimarlo, pero también resulta infructuoso. “Realmente el trabajo de los médicos no es lastimar a nadie, todo lo contrario, es protegerlo, traerlo a la vida, ayudarlo a vivir”, comentó nuestra fuente.
 
La misma fuente nos dijo que el doctor Noé Campos Carcache, médico forense, llegó al hospital y “quedó claro que murió por asfixia, debido a la presión en el cordón umbilical”. 
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies