27 noviembre 2021

Así se sintió el huracán Irma en su paso por Cuba

Internacional

2017-09-10T002604Z_2066177087_RC1C83CE67D0_RTRMADP_3_STORM-IRMEl paso de la violenta tormenta por la isla dejó torres de telecomunicaciones derrumbadas, árboles caídos, casas inundadas y viviendas con techos desprendidos. Un millón de personas se encuentran refugiadas en albergues, mientras las autoridades esperan más inundaciones en el litoral de La Habana al filo de la noche

9 de septiembre de 2017

El poderoso huracán Irma azotó Cuba el sábado con vientos ensordecedores y una lluvia incesante, acompañados de marejadas que empujaron el agua del mar tierra adentro e inundaron casas en su avance rumbo a Florida.

El ojo de Irma tocó tierra el viernes por la noche en los cayos del norte de Cubadesplazándose por puntos cercanos a la costa del litoral con dirección hacia el noroeste.

Testigos dijeron que en la ciudad de Caibarien se derrumbó el museo provincial al tiempo que volaban farolas, postes de luz y tejas de cubiertas de casas. El agua ingresó unos 500 metros mar adentro.

huracan-irma-cuba-1920-1Por todo el centro del país se reportaban torres de telecomunicaciones en el suelo, árboles derribados sobre los caminos, viviendas destruidas, toneladas de escombros y amasijos de madera, inundaciones con olas de hasta seis metros y ráfagas de viento de 256 kilómetros por hora.

La infraestructura turística -la principal fuente de ingresos del país- de la costa norte, entre la más visitada por viajeros, sufrió afectaciones importantes pero aún no cuantificadas. Incluso el pedraplén (camino sobre una cimentación de piedras) que une a la isla de Cuba con los Cayos del Rey quedó destruido.

Una termoeléctrica en Camagüey se estropeó y no podrá volver a arrancar, y el polo turístico de Santa Lucía estaba «devastado», reconocieron testigos.

La provincia de Las Tunas quedó desconectada del sistema energético nacional.

Más de un millón de personas estaban en albergues -incluidas cuevas a cargo de las fuerzas armadas- o casas de vecinos o amigos.

Mientras, en el litoral occidental, incluida La Habana, la capital y la ciudad más poblada de Cuba, muchas personas abandonaban sus hogares en las barriadas limítrofes al Malecón en autobuses azules, y hasta algunas tapiaban con bloques y cemento las puertas de sus hogares a la espera del paso de Irma.

Unos 10.000 vecinos del Malecón fueron evacuados ya que se esperaban olas de nueve metros de alto. En la capital muchos barrios ya no tienen energía eléctrica.

No se reportaban muertes en Cuba, pero a su paso por el Caribe desde el jueves Irma dejó al menos 19 víctimas fatales.

Las autoridades esperan más inundaciones en el litoral de La Habana al filo de la noche, que incluye la posibilidad de olas de hasta nueve metros (29 pies) tras el paso del huracán.

 

 

Noticias de Interés

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Usamos Cookies